Baloncesto | Champions League

El UCAM deberá buscar la heroica en Tenerife

El UCAM deberá buscar la heroica en Tenerife
Guillermo Carrión/ AGM

Los murcianos tendrán que ganar el próximo miércoles en La Laguna por al menos seis puntos para pasar a cuartos

EMILIO SÁNCHEZ-BOLEAMurcia

No hacían falta alicientes, pero nunca están de más. Primera eliminatoria histórica europea para el UCAM, contra el vigente campeón y con Fotis Katsikaris, el entrenador que llevó al club murciano a Europa, en el banquillo rival. Y con el trofeo de campeones de la Champions como testigo de excepción, de visita en Murcia en plena evaluación de la FIBA del Palacio como posible sede de una hipotética 'Final Four'.

66 UCAM Murcia

Hannah (7), Oleson (3), Rojas (7), Soko (6) y Lima (3) –quinteto titular- Urtasun (4), Antelo (10), Benite (11), Kloof (6), Martínez, Faverani y Delía (9).

71 Iberostar Tenerife

San Miguel (6), Borg (0), Ponitka (8), Abromaitis (13) y Tobey (10) –quinteto titular- Niang, Bassas (12), Vázquez (3), Allen (2), Beirán (11), White (3) y Vasileiadis (3).

Parciales:
14-15, 22-23 (36-38), 14-18 (50-56) y 16-15 (66-71).
Árbitros:
Tomas Jasevicius, Lorenzo Baldini y Gentian Cici. Eliminado: Tobey.
Incidencias:
Palacio de los Deportes de Murcia, 6.958 espectadores. Partido de ida de la eliminatoria de octavos de final de la Champions League.

Como no podía ser de otra forma ante tal escenario, los nervios estaban a flor de piel. Es una de las citas más importantes de la historia del club murciano, también para los visitantes tinerfeños, por mucho que sean los vigentes campeones. Y con el corazón dictando los impulsos del jugador por delante de la cabeza, el porcentaje de acierto de unos y otros no podía sino ser mejorable. Pero con un Palacio registrando la mejor entrada de la temporada en la Champions y una contagiosa pasión sobre el parqué, el partido no era ni mucho menos aburrido, con multitud de jugadas de bravura en una cruenta pelea por el rebote en la que Sadiel Rojas despertaba más de una exclamación de admiración. Los hombres de Katsikaris probablemente se vieran sobrepasados por el exceso de intensidad murciano, pero con la entrada de un inspirado a Beirán se pasaba del 12-4 al 14-15 con que terminaba el primer cuarto.

Clevin Hannah se retiró lesionado del partido recién iniciada la segunda parte en lo que parece una rotura de fibras

Beirán y Rojas mantienen un pique que se continúa a cada enfrentamiento entre ambos, que se dedicaban varias miradas en un intercambio de jugadas en el segundo cuarto, que con la primera aparición positiva en la pista de Antelo esta temporada volvía a dar ventaja a los murcianos, que Hannah ponía en 34-28 a dos minutos del descanso, pero que sin él en pista era remontada en un parcial final de 2-10 (36-38), y es que con o sin su base titular en pista, el UCAM era uno u otro: +9 con Hannah, -13 con Kloof. Nadie en todo el partido había supuesto un mejor balance para su equipo, ni peor.

La vuelta se jugará el próximo miércoles en el Santiago Martín de Tenerife, a las 20:30 horas

Hannah cae lesionado

Y al poco de empezar el descanso, malas noticias. Hannah recibía un golpe que le obligaba a abandonar la cancha para no volver. El Iberostar había empezado mejor la segunda parte, y aunque Kloof sacaba provecho de su potencia física –cinco puntos y un gran tapón en estos minutos-, los aurinegros tomaban la primera ventaja de diez puntos tras triple de San Miguel (41-51) contestado por un parcial de 7-0 de orgullo del UCAM, otra vez con Antelo aportando en positivo (48-51, minuto 28). Pero si bien Kloof protagonizaba jugadas individuales, los hombres de Katsikaris movían mejor el balón, entrando al último periodo con seis de ventaja (50-56).

Benite lo intenta

En el UCAM aún había guerra que dar, y aunque le falte acierto, a Benite le sobra personalidad y orgullo, pese a que llevara sin jugar desde el primer cuarto por tres faltas. Un triple suyo impedía al equipo canario estirar una nueva ventaja de dos dígitos, pero esta no tardaba en volver, tocando una máxima de +11 tras un mate de Tobey que sentenciaba el partido (56-67, minuto 37). Pero en una eliminatoria a doble partido no cuenta ganar o perder, sino meter el mayor número de puntos posibles. Después de que Delía y Soko –desaparecido tras su gran inicio de partido- lo intentaran con más corazón que atino, recortar la diferencia de en torno a diez puntos que llevaba tiempo establecida parecía difícil, pero los jugadores de Katsikaris fallarían algunas canastas sencillas al final y Benite surgiría para, primero tras jugada de pizarra en la salida del tiempo muerto, y después por pura raza, anotar dos importantes triples para convertir la obligada hazaña del miércoles que viene en lo más asequible posible en caso de llegar con opciones de victoria. Jugados los primeros cuarenta minutos de esta eliminatoria de ochenta, queda por saber si lo que parece una rotura de fibras de Hannah no pasa a mayores.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos