El UCAM tira de casta para seguir soñando con la Copa

El UCAM tira de casta para seguir soñando con la Copa
Edu Botella / AGM

Los murcianos remontan un déficit de 12 puntos a tantos minutos para el final para seguir soñando con una Copa del Rey no tan imposible

EMILIO SÁNCHEZ-BOLEA

El UCAM de Ibon Navarro tiene carácter. El carácter es indispensable para alcanzar cualquier reto en esta vida, pero no basta solo con ello. Hace falta algo más. Y el UCAM demostró tenerlo. Porque para remontar doce puntos a falta de doce minutos para el final a un equipo del nivel del Gran Canaria, quien llevaba seis victorias seguidas en el Palacio de los Deportes, no basta solo con desearlo. Benite abrió la lata de la remontada, Kloof y Soko el músculo, Hannah dio el golpe de gracia y la grada el factor ambiente para hacer del Palacio de los Deportes una fiesta al tiempo que el Andorra perdía en pista del Estudiantes, adelantando así el UCAM al equipo del Principado en la clasificación.

84 UCAM Murcia

Hannah (13), Oleson (10), Rojas (1), Soko (19) y Tumba (7) –quinteto titular- Urtasun (2), Martín (0), Benite (16), Kloof (13), Olaizola, Delía (2) y Lukovic (1).

78 Herbalife Gran Canaria

Mekel (16), Eriksson (10), Rabaseda (4), Báez (8) y Balvin (4) –quinteto titular- Oliver, Brussino (9), Seeley (12), Pasecniks (7), Paulí (5), Aguilar (3) y Fischer.

Parciales:
20-19, 15-21 (35-40), 19-20 (54-60) y 30-18 (84-78).
Árbitros:
Daniel Hierrezuelo, Rafael Serrano y Martín Caballero. Eliminados: Kloof y Rojas.
Incidencias:
Palacio de los Deportes de Murcia, 5.468 espectadores. 16ª jornada de la Liga Endesa.

Parecía tener que llegar la presión de no poder fallar por un billete para la Copa para que, paradójicamente, desapareciera la presión de empezar los partidos en el Palacio de los Deportes, resuelta contra el Baskonia y confirmada contra el Gran Canaria, pues, aunque de comienzo algo lento para ambos equipos, fue el UCAM quien empezó a soltarse, con Soko aceptando el baile con Baéz y, sobre todo, con la entrada de un Benite al que se le veía muy cómodo en la pista, poniendo con su primer triple ya un 12-5 en el marcador pasados seis minutos en lo que era un parcial de 10-0, con una defensa de nota sobre todo en el interior, circunstancia que dio alas a Mekel para resolver por su cuenta y remontar con ahora un parcial de 0-8 favorable a los visitantes, dando paso a una tendencia más de intercambio de golpes para cerrar el primer cuarto (20-19).

Costaba también de nuevo mover el marcado al inicio del segundo periodo, y aunque el UCAM seguía moviéndose a una o dos posesiones de distancia, la irrupción del gigante de siete pies Anzejs Pasecniks, con seis puntos seguidos debajo de la canasta, espoleaba a un conjunto amarillo que cerró de golpe la puerta a su aro, aunque encontrando el UCAM posiciones libres desde fuera para paliar su mal juego y seguir arriba (33-31, minuto 17). Era una solución esporádica, no perdurable en el tiempo, y sin volver a anotar una canasta en juego, los últimos minutos antes del descanso dieron el protagonismo al tan prometedor como elegante alero argentino Nico Brussino, que debutó hoy en la Liga Endesa después de su paso por la NBA, para dar cinco puntos de ventaja a su nuevo equipo llegado el intermedio (35-40).

Los de Ibon Navarro estaban ante una de esas ocasiones en las que, aunque el rival de enfrente es más grande, no se puede fallar para seguir peleando por el sueño de la Copa, dado el escaso margen. Y teniendo en sus filas a uno de los jugadores más en forma de la Liga Endesa, Clevin Hannah, no estaba terminando de encontrar a un jugador marcado muy de cerca por el Gran Canaria, que no dudaba en hacer falta al base a cada mínima ventaja que pudiera obtener y así generarle incomodidad. Solo había tirado dos veces a canasta, pero su equipo no veía de lejos al potente conjunto canario.

El UCAM remontó 12 puntos de desventaja cuando restaban 12 minutos para el final del partido (46-58)

La reanudación volvía con mucho más ritmo que el inicio de sus cuartos anteriores, uno que le favorecía mucho más al equipo de Luis Casimiro, en el que aunque su base Gal Mekel era duda, este se lucía en unos minutos en que encontraba cualquier resquicio de la defensa murciana y además robaba un balón para anotar un contraataque que, seguido de un triple de Brussino, daban al Gran Canaria su máxima ventaja (44-56, minuto 27), repetida poco después.

Benite vuelve a ser la referencia

Al igual que la semana pasada en Fuenlabrada, cuando en un momento del partido similar al que nos ocupa, la consigna del UCAM en ataque era busca darle el balón al bueno. Y ese es Vitor Benite. Porque en cuanto talento y clase individual para fabricarse sus propios tiros cuando los sistemas no funcionan, pocos superan al paulista. A partir del 46-58, suyos fueron nueve de los catorce siguientes puntos del UCAM, los que daban con el 60-60 ya entrado el último cuarto, un empate que pudo haber sido remontada total de haber acertado Lukovic con el segundo de los tiros libres que obtuvo por una antideportiva de Aguilar, que sacó el codo directo a su estómago en un ataque sin necesidad alguna.

Cuatro minutos después de estar doce puntos abajo, en Murcia había un partido nuevo. Y con el partido caldeado, en Gran Canaria recurren a su jugador de mayor sangre fría, el sueco Marcus Eriksson, una muñeca de seda para volver a poner una ventaja respetable a cuenta del tiempo restante (60-65, minuto 34) ante un UCAM que había empezado el último cuarto con Alberto Martín de base, aunque su buen impacto de entrada estaba quedando en más voluntad que resultado sin el apoyo de Kloof en la dirección. Alberto se sentó, pero su intensidad siguió en la pista, en ocasiones tal vez excesiva, como las dos faltas que le pitaban a Rojas por pegarse más de la cuenta y ser eliminado a siete minutos del final (66-69).

Los bases rematan

Ibon Navarro no tardaría en devolver a pista a Charlon Kloof, quien hoy estaba dando la talla en los momentos de respiro a Hannah, para coincidir con este en unos últimos minutos de infarto en el Palacio, que después de unas cuantas series impolutas de tiros libres y 71-73 en el marcador daba con la jugada del partido y puede que de la jornada, cuando Kloof capturó en el aire un balón que no había entrado y con las mismas depositarlo con virulencia en la canasta en un espectacular mate a dos manos que encendía a la grada. Un tiempo muerto después repetiría acción, con menos espectacularidad, pero igual pericia para atrapar de nuevo un rebote ofensivo que diera con dos puntos más y su equipo delante por primera vez desde hacía 22 minutos de juego (75-73) a menos de dos del final.

Como pasara poco antes, Eriksson surgía para enfriar los ánimos de un equipo que iba a más, y que estando arriba en el marcador ya festejaba los dos fallos de Balvin en el tiro libre, hasta que el rebote caía en manos rivales y el escolta anotaba un triple con el que poner a su equipo por delante a minuto y medio del final (75-76).

Hannah respondería rápido con una bomba a mitad de penetración y, después de una buena defensa, tomaba la arriesgada decisión de detenerse en el triple recién llegado al ataque estático y, con el defensor muy pegado a él, levantarse para tirar. Podía parecer una decisión suicida, pero en vez de matar, daba vida al UCAM, que con cinco puntos seguidos suyos estaba dos posesiones por delante a 1:16 del final (80-76), respondido por dos tiros libres de Mekel a los que seguían el tiempo muerto de Ibon Navarro a 58 segundos de la conclusión (80-78).

Al mismo tiempo que el UCAM ganaba, el Andorra perdía; Unicaja e Iberostar juegan esta tarde

El balón logró llegar a Soko donde es capaz de hacer daño, cerca de la canasta, y aunque no pudo hacer el facial que intentaba sobre Aguilar, sí acertó con sus dos tiros con 41 segundos en el reloj. El Gran Canaria intentaría anotar rápido sin éxito, pero capturaba hasta tres rebotes en ataque seguidos, dando el último de ellos con una fuera de fondo que los árbitros daban a su favor en un principio pero decidían revisar. La repetición televisiva decía que no, que el balón era más rojo que el pimiento, y con Soko anotando de nuevo desde la línea de tiros libres a que era enviado para parar el tiempo, la victoria estaba ya en Murcia (84-78).

Con la derrota de Andorra se da además el primero de los resultados favorables en los intereses coperos del UCAM, que estará muy pendiente de lo que hagan esta tarde el Unicaja en Barcelona y el Iberostar Tenerife ante el Baskonia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos