Baloncesto | UCAM

Inmejorable manera de terminar el año

Inmejorable manera de terminar el año

El UCAM ahoga a un Baskonia al que no dejó anotar en los últimos cinco minutos del partido

EMILIO SÁNCHEZ-BOLEAMurcia

No se puede terminar el año mejor. Una fiesta por todo lo alto. Eso fue la mañana del día de Nochevieja en el Palacio de los Deportes murciano, que comenzó la jornada homenajeando a Sadiel Rojas por su récord de jugador extranjero con más partidos en la historia del UCAM en la Liga Endesa, continuó con las doce uvas de la suerte de Golosinas Fini en el descanso y terminó con una victoria de autoridad, sometiendo a un Baskonia sobre el que fue más fuerte mentalmente y asfixió en el tramo final de partido, permitiéndole sumar únicamente un irrelevante mate de Shengelia a escasos segundos de la conclusión después de no permitir canasta en juego alguna durante los últimos cinco minutos del partido.

Y es que cuando el Baskonia te visita, tienes que dar por sentado que va a ser un partido muy exigente físicamente. Ibon Navarro aceptó las condiciones y buscando llegar hasta abajo en sus primeras acciones fue como ganó protagonismo un Ovie Soko muy activo, autor de tres de las primeras cinco canastas de su equipo en un choque muy atractivo con Toko Shengelia, pero era el inglés quien encontraba más ayuda de su equipo (11-6, minuto 5). El despliegue físico con que habían empezado ambos equipos iba tornando de velocidad vertical de órdago a un juego más estático, donde los espacios con que incidir hasta el aro eran cada vez más reducidos, y el UCAM era forzado a buscar sus puntos desde fuera o al límite de la posesión, como encontraba Kloof, mientras el equipo de Pedro Martínez ganaba en comodidad en un terreno de partido más táctico (17-16, final del primer cuarto).

El partido no cambiaría de modo de juego con la entrada del segundo cuarto, y aunque el Baskonia parecía coger el ritmo tras remontar y el UCAM esperar dos minutos para encestar su primera canasta, esta vez los tiros liberados eran más atinados, con un quinteto más anotador sobre la pista y en el que Lukovic volvía a dar la talla con buenos minutos suyos y del equipo, destacando una secuencia que empezaba con tapón del serbio sobre Diop, seguía con triple de Urtasun en transición y se cerraba con otro tapón de Benite sobre su compatriota Huertas (25-20, minuto 14).

Eran unos momentos de juego en que el UCAM estaba logrando dominar al transatlántico del Baskonia, pero los árbitros, posiblemente condicionados por un Pedro Martínez especialmente exigente desde el mismo comienzo de partido, metían de nuevo al equipo vitoriano en pista en un segundo cuarto donde caían sobre Kloof y Rojas dos técnicas bastante discutibles por supuesta simulación. Pero el UCAM sabe competir contra los más grandes. Y este era uno de esos días, y Hannah volvía a pista para protagonizar algunos de sus minutos de dibujos animados que tan bien sientan al equipo cuando está atascado, y con ocho puntos seguidos daba a su equipo su momentánea máxima ventaja (37-27, minuto 18), aunque el UCAM no volvería a sumar más canastas antes del descanso y el Baskonia recortaba tímidamente (38-32).

Tras el descanso, en el que el Palacio de los Deportes se tomó en comunidad las doce uvas de la suerte con que despedir 2017 y dar la bienvenida a 2018, las sensaciones positivas continuaban, pero no por mucho tiempo. El UCAM tardaría cinco minutos en anotar su primera canasta del tercer cuarto y había visto cómo el Baskonia le empataba con un parcial de 0-8, que sin embargo no iba a más (40-40, minuto 24).

Marko Lukovic hizo su mejor partido como jugador del UCAM con 13 puntos, 5 rebotes y 14 de valoración

El equipo de Ibon Navarro lo pasaba mal, pero antes de verse superado en el marcador contaba con la suerte de recibir algunas faltas personales, como una en el intento de triple de Brad Oleson, para recobrar aire y continuar el partido ahora con un guion de toma y daca en el que unos excelentes minutos de Lukovic ayudaban a que su equipo tomara más de una posesión de ventaja, pese a que el Baskonia terminaba el tercer cuarto sumando de tres en tres (56-53).

El ‘brate’ se entona

‘Brate’ es una palabra serbocroata que se ha extendido de una manera muy amistosa por el circuito del baloncesto. Significa hermano en español, y es como se suele llamar cariñosamente a los jugadores balcánicos en el círculo íntimo del vestuario. Lukovic es un jugador que necesita apoyo para salir del bache en el que ha comenzado una temporada en la que se estaba poniendo en dura su nivel para la Liga Endesa, y del que ya empieza a sacar cabeza. Hoy confirmó la línea ascendente demostrada en los últimos encuentros.

78 UCAM Murcia

Hannah (14), Oleson (6), Rojas (7), Soko (12) y Tumba (4) –quinteto titular- Urtasun (6), Martín, Benite (7), Kloof (9), Olaizola, Delía (0) y Lukovic (13).

67 Baskonia

Granger (6), Janning (7), Timma (7), Shengelia (17) y Voigtmann (11) –quinteto titular- Huertas (7), Beaubois, Diop (5), Poirier (4), Martínez, Jones (0) y Garino (3).

Parciales
17-16, 21-16 (38-32), 18-21 (56-53) y 21-14 (78-67)
Árbitros
Juan Carlos García-González, Óscar Perea y Arnau Padrós. Eliminados: Kevin Tumba y Vincent Poirier.
Incidencias
Palacio de los Deportes de Murcia, 5.839 espectadores. 14ª jornada de la Liga Endesa.

Abriría el tercer cuarto con un triple, pero además, pocas jugadas después, iría con todo dispuesto a machacar delante de Ilimane Diop, de 2,12 metros. No lo lograría, pero sí recibiría la falta de un jugador al que desafiaba con la mirada mientras el Palacio coreaba por primera vez su nombre. Dos tiros libres dentro y el UCAM otra vez con una renta muy buena para llevarse el partido (64-55, minuto 33).

El Baskonia desconecta

El juego colectivo de Pedro Martínez se diluía como un azucarillo en el baño que le estaba dando el UCAM en la apertura del último acto. Marcelinho Huertas, un jugador todo fantasía y talento individual, se echaba a los suyos a la espalda para intentar volver a meterse en un partido que se había puesto muy cuesta arriba, pero el UCAM echó el cerrojo al aro. Literalmente. Y es que después de un tapón ilegal de Tumba a Diop, el Baskonia dejaría de anotar canasta en juego (68-61, minuto 35).

Seguramente pagando en este tramo final el esfuerzo físico de su partido de Euroliga del viernes por la noche ante el CSKA de Moscú, el UCAM olió la sangre y fue a morder. Benite volvería a poner más de diez puntos de ventaja con un triple a seis minutos del final (72-61), pero la ventaja máxima del equipo de Ibon Navarro no haría sino extenderse en unos últimos minutos donde se pudo ver a Ovie Soko superando por músculo a un jugador tan fuerte y de tantos galones como Shengelia, culminando la fiesta con un mate a dos manos que se llevaba la celebración más sonora de un Palacio entregado a la fiesta de fin de año de su equipo (78-65). Ya con apenas segundos por jugarse, el propio Shengelia anotaría la única canasta de su equipo en los últimos cinco minutos.

El UCAM dejó sin anotar a un Baskonia agotado físicamente en los últimos cinco minutos del partido, estirando sus máximas ventajas

Victoria de mucho mérito para un UCAM que aún puede soñar con una Copa que no se ve tan lejos como hace unas semanas, con el disparado optimismo de una afición murciana que no abandonó en su totalidad las gradas hasta recibir de vuelta en el parqué a Sadiel Rojas, gran ídolo en el día en que se convertía en el extranjero con más partidos en la historia del club en la Liga Endesa.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos