¿Defender o hacer falta en la última jugada?

E. SÁNCHEZ-BOLEAMURCIA

Dentro del orgullo de haber merecido la Copa es inevitable acordarse de finales perdidos en la última acción, como los dos partidos ante el Obradoiro, el de Fuenlabrada y el del Real Madrid. A todos ellos llegó el UCAM a la última jugada defendiendo y decidió no hacer falta. «No creo que haya nada escrito», teoriza Navarro desde el empirismo. «La experiencia me ha demostrado que hay decisiones incorrectas que salen bien y correctas que salen mal». Al UCAM parece que le toca lo segundo, pero «en baloncesto tenemos la mala costumbre de juzgar las decisiones según el resultado». Fuenlabrada y Obradoiro aciertan con su último tiro, «pero son dos buenas defensas». Mandar al tiro libre a Popovic o Thomas obligaría a anotar para empatar o ganar, y en el UCAM «tenemos mucha confianza en nuestro trabajo detrás y no tenemos ese jugador al que darle el balón y decirle: mete canasta». En el caso de Madrid, el UCAM ganaba por tres puntos. «Soy el primero que se tira de los pelos, pero si Soko tiene controlado a Doncic en la subida, ¿por qué hacer falta? Sabíamos lo que iban a hacer, pero el balón da en el hombro a Sadiel y llega a Thompkins. Pueden pasar tantas cosas...».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos