«Hemos creído en todo momento en lo que queríamos hacer»

Ibon Navarro da instrucciones desde la banda en un partido de esta temporada./EFE
Ibon Navarro da instrucciones desde la banda en un partido de esta temporada. / EFE

El UCAM perdió una ventaja de 16 puntos, pero «nuestro mérito fue llegar a los últimos minutos metidos en el partido»

EMILIO SÁNCHEZ-BOLEA

Aunque guste de ser autocrítico en las ruedas de prensa posteriores a los partidos, ayer Ibon Navarro tenía motivos para estar contento. De las 18 derrotas anteriores del UCAM en el Palau él no había sido partícipe de ninguna, tampoco había ganado como primer entrenador en la cancha azulgrana, ni con el Baskonia ni con el Manresa, pero «han sido los jugadores quienes han hecho el esfuerzo mental para ganar aquí».

Una victoria que vale como cualquier otra, pero que al mismo tiempo no es simplemente una más, porque no todos los equipos son capaces de ganar en la pista de uno de equipos mejor armados de Europa. «El Barcelona ha sabido castigar aquellas cosas que les hemos dejado, y aun así el equipo ha logrado tener paciencia para hacer todo aquello que queríamos, lo cual no es nada fácil, porque hay que tener la mentalidad fría y mucho carácter para jugar aquí».

Unas lagunas, de las pocas que tuvo el UCAM ayer, que casi le cuestan la victoria después de haber ido ganando por 16 puntos en el último cuarto y permitir al cuadro local colocarse a solo uno a treinta segundos del final, después de varios ataques sin encontrar lanzamientos cómodos y perder balones clave. «Nos ha faltado templanza en ese último minuto de partido», reconocía Ibon Navarro, pero ganar en Barcelona no es algo como para pedir algo más que el triunfo, por lo que «nos vamos contentos por la victoria, pero sabiendo que aún tenemos mucho que hacer».

«Han sido los jugadores quienes han hecho el esfuerzo mental para ganar en el Palau» «Tienes que rozar la perfección para tener opciones contra un equipo como el Barça»

Anotando su última canasta en juego con aún cuatro minutos de partido por delante, el UCAM certificó su éxito desde el tiro libre, una de sus asignaturas pendientes esta temporada pero que ayer quedó en un aceptable 77% de acierto, tirando hasta 22 tiros libres más que el F.C. Barcelona (27/35), y anotando ocho de los diez últimos. Esta diferencia entre lanzamientos, Navarro la atribuyó básicamente a la intensidad defensiva del equipo de Sito Alonso, que en el tramo final del encuentro trató de parar el reloj cada vez que pudo para que el UCAM consumiera pocos segundos en ataque, objetivo que logró y de lo que Navarro se lamentó porque «tuvimos muchos problemas para subir el balón incluso poniendo cinco pequeños en pista, no supimos hacer el campo grande y jugar situaciones de uno contra uno».

La diferencia de experiencia en situaciones críticas entre ambos equipos es reconocida por el entrenador del UCAM, quien notó en su equipo «cierta falta de empaque, pero si somos inteligentes aprenderemos aun habiendo ganado». Un último minuto dramático que sin embargo no impidió la victoria del UCAM, que había llegado a tener 16 puntos de ventaja gracias a «mantener el ritmo durante todo el partido y seguir creyendo en todo momento en lo que queríamos hacer».

Una demostración de carácter, otra más, del equipo de Ibon Navarro, que después de las dos derrotas seguidas contra el Valencia y el Dinamo Sassari ha demostrado saber mantener su buen juego. «Tienes que rozar la perfección para tener opciones contra un equipo como este».

Una camiseta y una placa para Oleson

Después de cinco temporadas vistiendo los colores del Barcelona, Brad Oleson retornaba por primera vez al Palau como jugador visitante. El de Alaska llegó este verano a Murcia después de ganar tres títulos y alcanzar ocho finales más como jugador azulgrana, pero sobre todo después de dejar una impronta personal más allá de lo baloncestístico que le han llevado a ser uno de los jugadores más respetados de la Liga Endesa por compañeros, rivales y árbitros. Así, antes del partido recibió de manos de Juan Carlos Navarro una camiseta y placa conmemorativas. Aunque no resultara su mejor partido, para Oleson el resultado fue el mismo de todos sus Barça-UCAM: victoria.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos