BALONCESTO

Un 'coco' para meter el dedo en la llaga

Hannah celebra un punto con el UCAM./Javier Carrión / AGM
Hannah celebra un punto con el UCAM. / Javier Carrión / AGM

El UCAM recibe en su peor momento a un Mónaco que es el único invicto de la Champions

EMILIO SÁNCHEZ-BOLEAMURCIA

No parece el Mónaco el rival más adecuado para el UCAM en estos momentos. Después de perder seis de los últimos siete partidos, con serios problemas para cerrar encuentros en los que ha dispuesto de oportunidades para llevarse la victoria, el equipo de Ibon Navarro recibe al único invicto de esta temporada en la Champions League, un rodillo que ha anotado 86,6 puntos de media en los cinco partidos, choques que cuenta por victorias y obtenidas por un margen medio de 23 puntos, siendo su triunfo más ajustado por 15 tantos sobre el EWE la pasada jornada, el único equipo capaz de impedir que el UCAM fuera competitivo esta temporada.

Difícil para el UCAM, más aún con una enfermería de la que Urtasun no saldrá en al menos tres semanas y a la que Faverani ha vuelto después de sentir dolores en una rodilla que le impidió jugar en Burgos. Además, a la vista de su discreta participación, aún dista del estado de forma que necesita. Sin embargo, su condición de jugador formado localmente le hará con toda probabilidad ser parte de una convocatoria que sufre de más problemas que nunca. Con la condición foránea de Oleson, la lesión de Urtasun y el 'camuflaje' de Faverani, dos de los jugadores extranjeros deberán hacer sitio a los canteranos Mutic y Martínez, que hasta ahora solo han figurado en el acta, y que junto a Martín y Olaizola completarán los cinco cupos necesarios. Contando con que estos últimos son los jugadores menos utilizados por Ibon Navarro, el entrenador universitario contará con apenas siete jugadores de garantías para hacer frente al mejor equipo de la Champions.

86,6
puntos de media ha anotado el Mónaco en sus cinco encuentros hasta el momento de la competición europea.
23
puntos de diferencia es la media en los triunfos del equipo monegasco este curso.

Un rival más inoportuno que nunca sobre el papel pero que, al mismo tiempo, puede ser el mejor acicate. Si el UCAM consigue agarrarse a su capacidad para competir en los encuentros, la misma que le ha permitido llegar con opciones al tramo final de todos ellos, salvo en el partido ante el EWE Baskets y, quizás, el del Unicaja en la primera jornada de la Liga Endesa, podría tener opciones. Sobre todo, si cambia su gestión de los minutos finales, lo que podría permitirle sumar un triunfo ante un rival de tanto nombre como el Mónaco. Con estos condicionantes, el partido podría ser el revulsivo que anda buscando un equipo que ha cambiado su cara desde la victoria en Barcelona. A diferencia de aquella racha que le permitió encadenar cuatro partidos ganados en octubre, jugar los finales apretados está siendo un escenario desfavorable para los murcianos, que encajaron 35 puntos en los últimos diez minutos ante el Karsiyaka y 31 en la pista del Burgos.

Dos ex de la ACB

El cambio de cara no será fácil. Zvezdan Mitrovic, entrenador del Mónaco, ha sabido adaptar la incorporación de ocho caras nuevas a su equipo para conservar la filosofía de juego que le llevó a la semifinal de la pasada edición de la Champions. Dos de quienes continúan de aquella plantilla son dos conocidos de la Liga Endesa, uno es Sergii Gladyr, quien al principio de su carrera jugó tres temporadas en el Manresa y una en el Fuenlabrada, antes de encontrar la estabilidad en Francia. El otro es Amara Sy, un alero muy físico que pasó sin pena ni gloria como refuerzo de mitad de temporada del último CB Murcia que descendió a LEB en 2010, pero que hoy es capitán de un Mónaco que se ha reforzado con jugadores como los americanos Gerald Robinson y Chris Evans o el pívot bosnio Elmedin Kikanovic, tres de los cuatro hombres que acaban con dobles dígitos de anotación, junto al propio Sy.

Con un ataque muy abierto, la ocupación de esquinas de los monegascos puede resultar un serio problema si el UCAM sigue cometiendo errores de ayudas defensivas largas desde el lado fuerte, como tampoco deberá descuidar las espaldas contra un equipo que encuentra muchas puertas atrás. Es un rival que sabe castigar con canastas rápidas y es frecuente verle correr en conjunto multitud de contragolpes. No en vano, anota casi 90 puntos por noche.

El Mónaco es un club que respira salud. Hace solo dos años en la segunda división francesa, el club del Principado ganó el año pasado 30 de los 34 partidos de la liga regular antes de ser sorprendido por el Lyon-Villeurbanne en primera ronda del 'playoff' y es el campeón de las dos últimas Leaders Cups, un torneo que emula la Copa del Rey. Actualmente marcha segundo de la liga francesa con seis victorias en nueve partidos, y llegará a Murcia después de caer en casa frente a un Estrasburgo de mitad de tabla.

Fotos

Vídeos