Baloncesto

El UCAM, un club trampolín

Ovie Soko, en un partido de esta temporada./edu botella / agm
Ovie Soko, en un partido de esta temporada. / edu botella / agm

El equipo universitario se confirma, campaña a campaña, como un equipo del que sus entrenadores y jugadores salen revalorizados

EMILIO SÁNCHEZ-BOLEAMurcia

El difícil equilibrio en que se mueve cada verano un club modesto. Que los miembros de su plantilla terminen una temporada en Murcia con un valor de mercado superior a aquel con el que llegaron es una muestra de que algo se está haciendo bien en club, desde el parqué hasta las oficinas. Pero al mismo tiempo, es un caballo de batalla con el que lidiar cada año, con el riesgo a tener incluso que rearmar una plantilla desmantelada por, paradojas del deporte, haberlo hecho demasiado bien.

Es lo que le toca a Alejandro Gómez una vez terminada una temporada sin 'playoff' pero con 'Final Four', una de la que la gran mayoría de los jugadores que la han terminado parece aspirar a cotas mayores. La excepción, un Faverani que es el gran borrón de una temporada en la que su equipo ha disputado 54 partidos oficiales para solo 44 minutos de participación, por la espiral de lesiones y molestias que ha sufrido.

Precisamente Faverani es el jugador más rentable de la historia del club, que en el pasado se embolsó 450.000 euros por sus traspasos a Valencia en 2011 y a Barcelona en 2017. Ejemplos de esta revalorización en el actual ciclo que vive el club hay muchos en los últimos años: Campazzo volvió al Real Madrid como un base de primer nivel europeo, Baron obtuvo el pasado verano un lucrativo contrato en Turquía, Wood coqueteó con los Warriors para quedarse a las puertas de una NBA que sí alcanzó Neto en 2015 como el primer jugador del UCAM en ir directamente a la mejor liga del mundo, y Lima pasó de estar con un pie de vuelta en Brasil cuando firmó por el UCAM a volver este año con permiso del Real Madrid que es propietario de sus derechos, pasando por clubes con solera europea como el Zalgiris o el Besiktas, llenándose los bolsillos en China y moviéndose en la órbita de la NBA.

EL último post de Soko en Instagram suena a despedida: «Gracias por la oportunidad»

La reputación de Antelo

Y, sin necesidad de salir, no cabe lugar a la duda en cómo ha mejorado a lo largo de los años la reputación de hombres como Antelo o Rojas. También de Benite, que pese a su irregular temporada ha demostrado en estos tres años su validez para el baloncesto europeo. O Kloof, que aunque ha sufrido en la dirección ha ofrecido por momentos soluciones que solo un base de su físico puede dar.

Faverani es el gran borrón de una temporada en la que solo ha jugado 44 minutos en 54 partidos oficiales

En estas, el UCAM se encuentra otro verano en las mismas. Ovie Soko, por edad y condiciones físicas, parece optar a unas cotas deportivas y económicas inalcanzables para el UCAM después de una temporada entendida como un punto de inflexión en su carrera, y su último 'post' de Instagram suena a despedida: «Gracias por la oportunidad». No solo él termina contrato después de una campaña superando las expectativas. Hannah, que llegó algo rebotado, ha hecho a sus 30 años su mejor temporada como profesional, ganando el 'MVP' de la Liga Endesa en enero.

En el puesto de pívot, más de lo mismo. Es difícil imaginar tanto a Tumba como Delía compartiendo una posición en la que han faltado puntos. El congoleño queda libre y sobre el argentino tiene opción el club. Ambos han pasado por diferentes picos de forma durante la temporada, pero ya sea por especialidad o por posibilidades de futuro, tanto Tumba como Delía aspiran a un club de la misma entidad, como mínimo, el día que su etapa en Murcia acabe.

Un verano más, Alejandro Gómez tiene trabajo por delante. Pero también una reputación como mejor complemento a un nuevamente ajustado presupuesto.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos