LIGA ENDESA

Cinco derrotas sobre la bocina del UCAM

Ibon Navarro./EFE
Ibon Navarro. / EFE

«Ahora toca levantarnos. Esperemos que la suerte cambie algún día», explica Navarro tras la derrota en Galicia

EFEMURCIA

El UCAM Murcia ha perdido ya 5 partidos de la Liga Endesa de baloncesto en el último instante y, de haber ganado esos encuentros, sería el segundo clasificado y estaría a un solo triunfo del líder Real Madrid. «Esperemos que la suerte cambie algún día. Toca levantarse, como hemos hecho otras veces, tras recibir un golpe así», dijo su entrenador, Ibon Navarro.

El conjunto murciano cayó el sábado 70-68 en la pista del Monbus Obradoiro con una suspensión de Matt Thomas ante la firme defensa de Brad Oleson en el último segundo de la prórroga. Esta situación se ha convertido en habitual en la presente temporada. El sábado, el UCAM desaprovechó una ocasión para haber ganado en los 40 minutos y luego en el tiempo extra se vio condenado a perder de la forma más cruel, sin opción de nada más. Precisamente el Obradoiro ya ganó en Murcia en el último segundo, entonces con un mate de David Navarro.

El equipo, que en la liga doméstica lleva dos derrotas seguidas y tres en la europea de campeones, ha pasado a ser el undécimo clasificado en la ACB, ahora con 10 victorias y 10 derrotas, y se ha visto rebasado en la tabla por el propio Obradoiro.

Una de las derrotas postreras del UCAM fue en la pista del Real Madrid, donde cayó en la prórroga 87-85 con un triple convertido por Trey Thompkins a falta de cuatro segundos para el final. De forma parecida venció el Valencia Basket en Murcia, 91-93 y con una canasta de Bojan Dubljevic a dos segundos de la conclusión. Igualmente por dos puntos y esta vez con un enceste en el último segundo de Marko Popovic perdió el equipo murciano en Fuenlabrada (88-86).

Así que se puede decir que llueve sobre mojado y así lo manifestó Navarro: «Jugamos un partido con un nivel defensivo muy alto y en el que pequeños detalles decidieron, como que Thomas anotara pese a la buena defensa que le hizo Oleson. Nosotros nos agarramos y competimos hasta el final, aunque no nos sonrió la suerte y esperamos que esto algún día cambie», señaló el técnico vitoriano, quien mira al frente. «Nos toca levantarnos, como hemos hecho otras veces en las que nos llevamos un golpe así», manifestó.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos