«No cerramos el último cuarto de la mejor manera»

Ibon Navarro habla con uno de los árbitros durante el choque de ayer./FIBA
Ibon Navarro habla con uno de los árbitros durante el choque de ayer. / FIBA

Ibon Navarro prefiere no achacar la derrota a los colegiados: «Controlamos el rebote, pero tuvimos ocho pérdidas de balón»

SÁNCHEZ-BOLEAATENAS

Que el UCAM llegó a estar muerto en varias fases del partido es una realidad. Pareció diluirse pronto, con 15 puntos de ventaja del AEK en un segundo cuarto en que el OAKA estaba haciendo valer su poderío, pero el UCAM siempre volvió. También en el último cuarto, cuando a un minuto del final eran seis los puntos de diferencia, pero los universitarios supieron llegar con vida a la desembocadura. Así pues, Ibon Navarro, entrenador del UCAM, tuvo fácil su arranque de intervención. «Quiero felicitar al AEK, pero especialmente a mis jugadores, por el corazón y el alma que han demostrado, primero para remontar 15 puntos y después para tener opciones incluso de empatar el partido al final». En ese final, Rojas pudo ser objeto de falta de James, que no le dejó avanzar metros con el balón en su poder, y tiró con él encima. «Tenéis muchas cámaras, así que podréis ver esa jugada repetida», se dirigió el entrenador universitario a los periodistas.

Pero el único problema del UCAM no fueron decisiones arbitrales, también cayó por su propio juego, pues el equipo languideció en algunos tramos. «Controlamos el rebote, pero tuvimos ocho pérdidas en la primera parte, y la manera que tuvimos de cerrar tanto el primer como el último cuarto no fue la mejor», comentó el entrenador con sinceridad.

Apagones esporádicos

Este detalle que rescató Ibon Navarro es importante, pues después de ir venciendo 11-17 en el primer cuarto, un parcial de 7-0 daba los primeros diez minutos al AEK (18-17). Pero no solo el primer cuarto, también el mando del partido, pues las sensaciones no hicieron más que ir hacia arriba para los aurinegros y hacia abajo para los murcianos, hundidos hasta un 26-5 en el plazo de diez minutos que dio con la máxima ventaja ateniense (37-22, minuto 16).

Eso sí, el UCAM sacó la casta y eso lo mantuvo vivo hasta el último suspiro. Sin embargo, al final «tampoco tomamos las mejores decisiones en ataque». De esta forma, aunque el equipo llegó con opciones al final para empatar, esto se dio debido a las malas decisiones del AEK que cerca estuvieron de costarle el partido. El UCAM pudo aprovechar mejor sus opciones, pero no fue así por algunas faltas en ataque, un fallo en el tiro libre y una pérdida que pudieron haber supuesto algo más.

«El AEK Atenas fue mejor que nosotros y mereció pasar»

El capitán del UCAM, Vitor Benite, habló tras el encuentro contra los griegos y, dentro de la pena por la derrota, quiso dar valor al esfuerzo de su equipo. «Ha sido un partido muy difícil para nosotros, teniendo que remontar hasta quince puntos de desventaja», empezó diciendo Benite, queriendo barrer la posibilidad de cualquier pregunta relacionada con el arbitraje contra el que, sin embargo, cargó Alejandro Gómez. «Hay muchas cámaras para ver cualquier jugada», dijo el capitán, que fue diplomático y no atribuyó la derrota a los colegiados diciendo que «fueron mejores que nosotros y se merecieron pasar».

La responsabilidad de la plantilla es aparcar la tristeza de no jugar la final para afrontar con garantías emocionales el partido por el tercer puesto, que se disputará mañana, ya que «no es lo mismo ser tercero que acabar cuarto», acabó el capitán.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos