A base de triples y una buena defensa

Brad Oleson con un rival encima.
Brad Oleson con un rival encima. / ACBPHOTO

El UCAM resuelve un partido que se le puso cuesta arriba, anulando al Burgos en el último cuarto

EMILIO SÁNCHEZ-BOLEA

El UCAM confirmó las buenas sensaciones del estreno, esta vez con el premio de la victoria ante un San Pablo que dominó en el rebote (44 por 34 del UCAM), pero que no tenía plan B, dado que los murcianos encontraron soluciones defensivas en los primeros treinta minutos de dominio burgalés.

Hasta entonces, y obligados por las bajas en la batería de pívots, los hombres de Ibon Navarro tuvieron que atacar desde fuera, con un Oleson que comenzaba el partido igual que terminó el anterior, metiendo sus tres primeros triples en un periodo inicial favorable al UCAM (22-16), que dio de nuevo protagonismo al temporero Juan Toscano, titular, en ocasiones con más corazón que cabeza al querar demostrar sus cualidades.

UCAM (71)
Kloof (5), Oleson (23), Toscano (4), Soko (4) y Olaizola (3) -quinteto inicial- Martín (4), Benite (14), Martínez, Mendiola (8), Mutic y Lukovic (6).
San Pablo Burgos (69)
Schreiner (5), Barrera (9), Martínez (6), Thompson (8) y Huskic (8) -cinco inicial- Fisher (11), Vega (6), Sáiz (5), Gailius (2), Dos Anjos (4) y López (5).
Parciales
22-18, 14-23 (36-41), 20-19 (56-60) y 15-9 (71-69).
Árbitros
José María Martín-Bertrán, Alejo López y Eva Areste. Eliminados: Mendiola y Benite por dos faltas antideportivas.
Incidencias
Plaza de Toros de Moralzarzal, 2.000 espectadores. Circuito Movistar.

Terminado el primer cuarto, parecían irse con él las buenas maneras ofensivas, ya que tanto Martín, primero, como Kloof, después, se vieron superados por el experimentado Corey Fisher, que encontraba opciones más sencillas para los suyos, disparados gracias a las segundas oportunidades del rebote, esterilizando así los puntos de un Benite más entonado que el viernes (36-41, descanso).

Oleson anotó siete triples, superando su récord ACB, logrado en abril de 2012 frente al equipo murciano

No fue casualidad lo del debut. Ante la batalla perdida de pelearse en la pintura, Oleson volvía a afinar la puntería, yéndose hasta los siete triples en el tercer cuarto para mantener a raya a un Burgos que sumaba mucho desde cerca del aro... hasta que apareció Sergio Mendiola. Presente en minutos de importancia, el canterano de 2,13 metros echó el cierre a la zona -el Burgos solo anotó una canasta en juego en el último cuarto-, compensando a un UCAM que tuvo ganado el partido a falta de minuto y medio pero que dejó al Burgos acercarse y darle el último balón, aunque Soko defendió bien a López para anotar el primer triunfo de una pretemporada en la que Ibon Navarro está demostrando capacidad de adaptación al medio, a tenor de las bajas (71-69).

Fotos

Vídeos