Tenis | Roland Garros

Nadal marca su territorio ante Bautista

Rafa Nadal celebra un punto. /Reuters
Rafa Nadal celebra un punto. / Reuters

El balear avanza a cuartos de final al vencer al castellonense en tres sets y se enfrentará a Carreño, verdugo de Raonic

MANUEL SÁNCHEZ

Jugarle de tú a tú a Rafa Nadal suele ser un signo de autodestrucción. Largos peloteos, intercambios, intentar chocar de frente con una pared. No a martillazos, como lo intentan muchos, sino desgastando poquito a poco. Es lo que intentó Roberto Bautista, y no le salió bien. El balear derrotó este domingo al castellonense por 6-1, 6-2, y 6-2 en una hora y 53 minutos para alcanzar los cuartos de final de Roland Garros.

Más información

Y es que a Nadal los rivales españoles y su estilo de juego le sientan de maravilla. No en vano acumula un registro de 122 victorias y 21 derrotas ante compatriotas. Números que en tierra se van hasta las 82 victorias y siete derrotas, y en Roland Garros a las 13 victorias y ninguna derrota. La escuela española, conocida por el gusto por los intercambios largos y el juego de fondo, se adapta de manera perfecta al que es el rey.

Bautista tenía delante un imposible, pero se lanzó a la aventura con sus mejores armas, es decir, una derecha plana bestial y un revés que quizá este domingo no estuvo a su mejor nivel. El castellonense jugó bien, tiró largo y buscó las líneas, pero siempre necesitó de un golpe más para acabar con Nadal, y en ese último tiro es donde el balear resucita. Tras dos juegos, Nadal ya tenía el ‘break’. El público se temía otro espectáculo como contra Basilashvili, y no estaba dispuesto a quedarse sin tenis en hora y media. Bautista peleó y demostró estar mejor al resto que con su propio servicio. Recuperó la rotura y dejó claro a Nadal que no había venido de paseo. Ninguno estaba fino al saque. Nadal ponía pocos primeros en pista y Bautista sufría horrores con el segundo saque. Excepto en el primer y en el último juego del set, en todos hubo puntos de rotura. Bautista aprovechó una de tres oportunidades, y Nadal tres de seis. El balear, más resolutivo en los momentos clave y con la mentalidad ganada desde el minuto uno. Se puso 6-1 arriba y todo indicaba que llegaría otra paliza.

Y eso que Bautista jugó bien, pero necesitaba de cuatro, cinco o seis líneas seguidas para tumbar a Nadal, que siempre encontraba la manera para escapar. Ni el hecho de jugar en la segunda pista por importancia del torneo, la Suzanne Lenglen, más rápida que la central, ayudó a que Bautista encontrase la solución en el segundo set. Nadal rompió en el tercer juego y, tras varios saques sostenidos en blanco, dio una estocada más para apuntarse a la postre el set por 6-2.

Bautista tiró de orgullo para aguantar en el tercer set, al menos durante los tres primeros juegos. Salvó tres bolas de rotura en el primer juego y se ilusionó con la posibilidad de disputar, por qué no, un tercer set. El castellonense dispuso de una bola de ‘break’ en el cuarto juego y a partir de ahí Nadal no dio opción a más. El balear la salvó, quebró el saque de Bautista en dos ocasiones y mantuvo el suyo también, para acabar con casi el triple de golpes ganadores que Bautista (32 por 13). Le aplicó Nadal otro 6-2 a Bautista, quien tiene en los octavos de final su barrera en los ‘Grand Slam’. Ha alcanzado esta ronda en Australia, Estados Unidos, Wimbledon y en Roland Garros, sin nunca superarla. Por su parte, Nadal firma su undécima presencia en cuartos de final de su torneo favorito. En el camino hacia el título ya sólo restan tres paradas.

Carreño sorprende a Raonic

En cuartos Nadal se enfrentará a Pablo Carreño, cabeza de serie número 20, que sorprendió al quinto favorito, el canadiense Milos Raonic, en un durísimo partido a cinco sets en el que el asturiano se impuso por 4-6, 7-6 (7-2), 6-7 (6-8), 6-4 y 8-6.

Carreño jugará su primer partido de cuartos de un 'Grand Slam'. Para batir a Raonic necesitó siete puntos de partido, para cerrar el duelo en cuatro horas y 17 minutos.

Raonic, cuartofinalista en 2014, logró 25 saques directos y 92 golpes ganadores, pero sucumbió ante el juego de fondo del español.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos