Laver Cup

Federer amarra el título europeo

Rafa Nadal abraza a Roger Federer tras la victoria decisiva del suiizo en la Copa Laver. /Reuters
Rafa Nadal abraza a Roger Federer tras la victoria decisiva del suiizo en la Copa Laver. / Reuters

El equipo de Borg supera al de McEnroe y se hace con la primera Laver Cup de la historia

MANUEL SÁNCHEZ

La primera edición de la Laver Cup ha llegado a su fin con la previsible victoria del equipo europeo. El conjunto liderado por Rafa Nadal y Roger Federer se hizo con la copa en la jornada final en un ambiente de fiesta y show.

Los chicos de Björn Borg amarraron el título en el último partido del día, tras caer en el dobles que abrió la jornada. Berdych y Cilic cedieron ante Isner y Sock (7-6 y 7-6) y abrieron las esperanzas del equipo de McEnroe. No obstante, el sueño duró lo que tardaron en saltar a la pista las mejores raquetas europeas.

Alexander Zverev consiguió su segunda victoria del torneo al derrotar a Sam Querrey (6-4 y 6-4) y puso la primera piedra en el camino de Europa hacia el título. El joven alemán calmó los ánimos del resto del mundo, y lo confirmó con sus declaraciones. «Cuando sabes que Nadal y Federer juegan después, ¿Cómo no vas a tener confianza?», afirmó.

Tras la victoria de Zverev, Nadal no fue el que cerró el torneo. El balear cayó ante uno de los jugadores que peor se adaptan a su estilo de juego, ya que el estadounidense John Isner le arrebató el triunfo por 7-5 y 7-6. El sacador americano que ya le puso en apuros hace unos años en un Roland Garros al ganarle dos sets, solo cedió el saque en una ocasión y dio emoción a la, a priori, fiesta de grupo de Borg.

Vino Federer y cerró

El espectáculo promovido por Roger Federer y su equipo para honrar a uno de los mejores tenistas del Siglo XX (Rod Laver) consiguió su objetivo y cerró el torneo con una victoria del suizo.

Pero no fue fácil. El de Basilea perdió el primer set con puntos muy defensivos en las bolas de «break» y con un bagaje muy pobre (1 de 8 en pelotas de rotura) y tuvo que esperar al «super tie break» para conseguir los tres puntos definitivos que dieron el triunfo a Europa sobre el resto del mundo (15-9).

La victoria del equipo de Borg en la Laver Cup no reparte puntos para el circuito ATP, pero pone en entredicho y duda sobre la veracidad e importancia de otras competiciones como la Copa Davis.

La capacidad de la competición en Praga de atraer a las mayores estrellas del circuito ha asemejado su formato a, por ejemplo, la Ryder Cup de golf, aunque lo que perdure este torneo, impulsado por Federer, es una duda que se resolverá en el futuro.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos