GP de Japón

Una pelea amenazada por la lluvia

Marc Márquez. / Foto: Rafa Marrodán / Photocall3000 | Vídeo: Eva Frías / Photocall3000

La climatología será un factor clave en una carrera en la que Márquez tratará de ampliar la distancia que le separa de Dovizioso y Viñales

BORJA GONZÁLEZCircuito de Motegi (Japón)

«Tenemos tres domingos seguidos de carreras que serán muy importantes para los tres que nos jugamos el título». Andrea Dovizioso mira a Marc Márquez 16 puntos por debajo de la clasificación general de MotoGP. Una diferencia mínima con 100 puntos en juego, una ventaja con algo de más peso si se estudia el recorrido del piloto español en los últimos seis grandes premios: victorias en Alemania y República Checa, segundo en Austria, un cero por rotura de motor en Inglaterra, y ganador en San Marino y Aragón, las dos últimas carreras disputadas. «Creo que el campeonato está todavía muy abierto, no tanto como antes de Aragón, pero lo suficientemente abierto casi como para empezar aquí desde cero. Estas tres carreras son una gran oportunidad para luchar por el título. Es más o menos fácil cambiar la situación de una carrera a otra y estamos concentrados para dar el máximo en cada una de ellas. Todos tendremos en mente atacar, pero todavía quedan muchos puntos en juego y todo puede pasar. Estoy muy feliz por estar en condiciones de pelear el título en este momento», reconoció el italiano, que a sus 31 años está ante la gran oportunidad de su carrera.

Más información

«Motegi es un buen circuito para nosotros y especialmente para mí, porque tiene varias frenadas muy fuertes. Creo que podemos ser muy competitivos frenando con el nuevo carenado y también acelerando, porque en las rectas nuestro motor es muy fuerte». Ese apunte de Dovizioso sobre las opciones de la Ducati, ganadora cuatro veces en Japón -tres con Loris Capirossi y una con Casey Stoner-, lo remató con la duda que genera la climatología. Y es que se espera lluvia sobre Motegi a lo largo de todo el fin de semana, eso sí, con el domingo con el día con mejor pronóstico.

«Si en seco lo tenemos difícil, imagina en mojado, aún más.», confesó Viñales, el tercero en liza, y que mostró muchas dudas acerca de sus opciones con la pista mojada, visto sus antecedentes con Yamaha. «Viendo los resultados en agua este año dudo mucho que nos ayude que llueva. Nos iría mejor que todo el fin de semana fuese en seco y poder disfrutar la carrera. La moto no acaba de encontrarse en agua, sobre todo el agarre de la goma trasera, es muy, muy difícil. En Misano me costó mucho, parecía que rodase sobre hielo. Aquí normalmente el grip es bueno en agua, así que a ver si podemos mejorar». Una situación difícil en un momento clave -contando con que el de Roses (Gerona) fue el dominador de los entrenamientos invernales en Australia, Malasia y Valencia, próximos destinos del Mundial- frente a dos rivales con las cosas más claras sobre la pista mojada. «Todo está muy apretado pero hasta ahora en todas las condiciones me he podido defender, se te puede dar mejor o peor, pero sí podemos estar entre los cuatro primeros en cualquier condición».

La primera opción de Mir

Pese a que MotoGP llega a Japón en una situación única, con tres candidatos al título y un buen puñado de pilotos que se pueden entrometer en esta pelea -en Aragón el 'top ocho' quedó separado por menos de ocho segundos mientras que los 15 primeros terminaron en 26 segundos, la diferencia más pequeña de la historia de la clase reina-, fue Joan Mir el que acaparó gran parte del protagonismo en la jornada previa al arranque de la acción en pista. Y es que el mallorquín afronta este fin de semana su primera opción de cerrar el Mundial de Moto3, con un colchón amplísimo de puntos sobre el segundo, Romano Fenati, que no ha demostrado en este 2017 la solidez como para que pueda temer una remontada. «Se han visto algunas carreras en grupo en las que a veces, por ser el más rápido, no quiere decir que tengas que ganar y esto lo está gestionando muy bien. El tiempo dirá, pero todo apunta a que será un gran piloto», señaló Márquez. «Tiene muchos puntos de ventaja. Si en esta carrera tiene que hacer cuarto o quinto, no pasa nada. Al final tiene que salir tranquilo, intentar ganar la carrera y dar el máximo como lo está haciendo durante toda la temporada. Sería absurdo ponerse ahora nervioso cuando durante todo el año lo ha tenido tan controlado», añadió Viñales, otro campeón en la categoría pequeña. Con hasta diez combinaciones matemáticas distintas, la clave será una más básica para Mir: sumar cinco puntos más que Fenati daría otro título más al laureadísimo motociclismo español.

Fotos

Vídeos