«Las motos me han costado mucho dinero»

El piloto lorquino Juanfran Guevara./Paco Alonso / AGM
El piloto lorquino Juanfran Guevara. / Paco Alonso / AGM
Juanfran Guevara. Piloto

«Me voy, pero no me gustaría desligarme del todo de este mundo, puedo dedicarme a entrenar, por ejemplo»

JUAN A. CALVOMURCIA

En poco más de dos años dos pilotos de élite del motociclismo murciano han optado por cambiar de modalidad o abandonar su deporte. Se trata de la ceheginera Ana Carrasco, que ha cambiado de cilindrada y ha pasado de correr el Mundial de Moto3 a correr en Superbike, y del lorquino Juanfran Guevara (19 de agosto de 1995) que acaba de anunciar que deja el Mundial de motociclismo para dedicarse a otros proyectos relacionados con la moto, pero ya sin participar en la competición.

Con la noticia de su retirada aún fresca, el piloto lorquino explica a 'La Verdad' las razones que se esconden tras el «motivos personales y económicos» que adujo en su comunicado de retirada:

-Tras cinco años corriendo en el Mundial de motociclismo, creo que ha llegado el momento de decir adiós. Aunque debo aclarar que eso no quiere decir que me olvide de las motos para siempre. Quiero seguir relacionado con ellas pero de otra manera.

«No hay patrocinadores, ni públicos ni privados, y mi economía no está para seguir soportando estos dispendios»«Hace tiempo que la idea de retirarme me rondaba por la cabeza; me preguntaba si merecía la pena tanto esfuerzo»

-¿Cómo?

-Pues entrenando a algún piloto murciano que quiera seguir mis pasos, promocionando carreras, apadrinando algún piloto... No sé, algo así. Aún es pronto para decidirme por mi futuro, lo que sí es seguro es que no volveré a correr.

-Hablaba también de motivos económicos. ¿Le han costado mucho dinero estos cinco años en el Mundial de motos?

-Por supuesto, me ha costado dinero. A mí y a mi familia. No me he parado a pensar nunca cuánto ha sido, pero ha sido bastante, eso seguro. Mi economía no está para seguir soportando esos dispendios mucho más tiempo.

-Cinco años corriendo en el Mundial, un tercer puesto en un gran premio (en Mugello, Italia) y muchos puntos jalonan su participación en el Mundial de su categoría. Pese a todo, se va.

-Hace tiempo que la idea me venía rondando por la cabeza. Me preguntaba si merecía la pena tanto sacrificio deportivo y económico.

-Para tan poca ayuda, ¿no?

-Efectivamente. No hay patrocinadores, ni públicos ni privados, que te ayuden y te echen una mano. Todo lo tienes que soportar tú. Y llega un momento en que no merece la pena.

-¿No lo va a echar de menos?

-Me imagino que sí, pero tendré que acostumbrarme. Hay que tener en cuenta que las motos han sido toda mi vida desde bien jovencito y sí, me dará mucha pena. Por eso quiero seguir ligado a este mundo aunque sea de otra forma, no dejarlo del todo. Pero, correr, seguro que no. He corrido más de 200 carreras en toda mi vida. Y eso no se puede olvidar de un plumazo.

-Y su familia, ¿qué dice?

-Me ha apoyado en todo momento. No han influido en mi decisión. Me la han dejado a mí.

-En estos cinco años de carreras, ¿qué le ha faltado?

-Me voy con la espinita clavada de no haber ganado algún gran premio. He sido campeón de España y de Europa, pero no lo he podido ser del mundo. Esa es la espina que llevo clavada. Pero, en fin, habrá que comenzar a pensar en mi nueva vida y dejar atrás la competición.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos