Guerra abierta en el Circuito

Imagen de la recta de meta en una competición en el Circuito de Cartagena. / Antonio Gil / AGM

Un grupo liderado por el expiloto Manuel Hernández denuncia la «nefasta gestión» del presidente Martínez Castejón y quiere arrebatarle el poder el 4 de noviembre

Francisco J. Moya
FRANCISCO J. MOYACartagena

Terremoto en el Circuito de Velocidad de Cartagena, una sociedad anónima creada en 1990 y que está al borde del colapso financiero por la axfisia de los bancos y la falta de inversores, tanto públicos como privados. Así, un grupo de accionistas liderado por el expiloto cartagenero Manuel Hernández Nicolás ha denunciado «la nefasta gestión» del presidente del consejo de administración en funciones, José Miguel Martínez Castejón, en el cargo desde 2005, y ha anunciado que se va a presentar a las elecciones que se celebrarán el próximo 4 de noviembre. Castejón dimitió en septiembre para poder presentarse también y optar a la reelección. Hay 355 accionistas con derecho a voto y el plazo para presentar candidaturas acaba el próximo lunes.

Según el grupo de Hernández, tanto Martínez Castejón como Juan José Ríos, director del trazado, han ocultado a los socios los datos económicos reales durante muchos años y ha sido ahora, al descubrir que los bancos no están cobrando nada de la deuda generada en la última década, cuando han pedido información, se han «echado las manos a la cabeza», se han unido para quitarles el poder y se ha formado un grupo de trabajo para llevar a cabo un nuevo modelo de gestión en el Circuito de Cartagena a partir del próximo mes de noviembre.

2,5
La deuda global del Circuito de Cartagena es de 2,5 millones de euros y la sociedad está al borde del colapso financiero.

«Este circuito se creó en 1990 gracias a una idea de Manuel Hernández Nicolás, que acababa de ser campeón de España, y de Luis Ruipérez, entonces concejal. Hubo 300 personas que se hicieron socios poniendo medio millón de pesetas. Y en 2005, llegado un momento de cambios, se confió en José Miguel Martínez Castejón para que modernizara la gestión del circuito. Lleva doce años y el problema es que se ha creído que es suyo y los datos económicos son ruinosos. Todo el mundo gana dinero con el Circuito menos el propio Circuito. Es algo esperpéntico», cuenta un portavoz del grupo de Hernández que prefiere quedar en el anonimato. En la noche del lunes hubo una reunión para analizar toda la información económica que han sido capaces de recabar.

Por su parte, Martínez Castejón tacha de «alucinante» las críticas «salvajes» que está recibiendo. «Hemos dicho por activa y por pasiva que la crisis económica nos afectó muchísimo y dejó el Circuito al borde de la quiebra. Hemos peleado mucho y ahora que por fin estamos levantando cabeza, nos llegan con esta historia. No lo entendemos. Si pides una nota simple te sale que la deuda es de 2,5 millones, pero no está actualizada. Hemos pagado 500.000 euros de deuda con los beneficios de los dos últimos años, hemos conseguido por fin que la Comunidad Autónoma nos dé una subvención y estamos muy cerca de firmar un acuerdo de viabilidad con los bancos. La gestión está ahí y todo el mundo la puede ver. Este año hemos aumentado la facturación en un 22% y somos el circuito con el nivel de ocupación más alto de España. La deuda está ahora en 1,1 y estamos trabajando mucho para seguir reduciéndola. Necesitamos 300.000 euros ahora y luego 100.000 euros anuales. Y estamos buscando ayudas públicas y privadas», explica Martínez Castejón.

Recuerda que el Circuito de Cartagena no «ha recibido ni un céntimo del Ayuntamiento con Pilar Barreiro ni tampoco nos ha ayudado nunca el Gobierno regional. En Albacete tienen una subvención de 900.000 euros. En Aragón reciben 4 millones. Y en Montmeló, 36. Nosotros estamos pidiendo 300.000 euros para salir de esta situación», confiesa el presidente en funciones.

Fotos

Vídeos