El Circuito vota en plena guerra

Imagen de archivo de una jornada de entrenamientos en el Circuito de Cartagena./Antonio Gil / AGM
Imagen de archivo de una jornada de entrenamientos en el Circuito de Cartagena. / Antonio Gil / AGM

Martínez Castejón y Manuel Nicolás pelean este sábado por la presidencia en un ambiente de tensión y reproches cruzados

Francisco J. Moya
FRANCISCO J. MOYACartagena

José Miguel Martínez Castejón, presidente del Circuito de Velocidad de Cartagena desde el año 2005, tendrá este sábado por vez primera competencia a la hora de ser reelegido como máximo responsable de la sociedad que gestiona una de las instalaciones deportivas más importantes de toda la Región. Se presenta también Manuel Nicolás, dueño de la empresa Cabisuar. Y el ambiente es casi bélico. Las posturas están muy enconadas y en este proceso electoral todo se ha enturbiado muchísimo.

«El principal problema del señor Manuel Nicolás es que ha asistido a una o dos Asambleas Generales en 23 años. Si hubiera ido, habría sabido que la situación fue crítica hace unos años y así se informó en la Asamblea. Es sospechoso que en las elecciones del año 2014 cuando estábamos totalmente en quiebra, nadie apareciera a 'salvar nuestro circuito' y ahora, cuando el señor Nicolás ha visto que el Circuito era viable y no era necesaria aportación económica como hemos tenido que hacer el actual Consejo de Administración, se presenta como el salvador del Circuito. Es poco serio y poco ético, por decirlo suavemente», se queja Martínez Castejón.

Candidatos
José Miguel Martínez Castejón, que se presenta a la reelección; y Manuel Nicolás, dueño de la empresa Cabisuar.
Votaciones
Este sábado, a las 17.00 horas en el Circuito de Velocidad de Cartagena.
Socios con derecho a voto
295.

Lorenzo Pividal, mano derecha de Manuel Nicolás y hombre fuerte de la candidatura alternativa, denuncia que «esta gestión ha sido calamitosa y hay puntos muy oscuros en las formas de Martínez Castejón y Juan José Ríos, director del circuito. Ríos y el consejero delegado del circuito, Arturo Cifuentes, han montado una sociedad paralela, que se llama Global Business Motosport, que es una empresa que está facturando por el uso de las instalaciones del circuito, no entrando esos ingresos finalmente en las cuentas de nuestra sociedad. Igualmente ha ocurrido con Club Motor Cartagena, que también ha recibido dinero por el alquiler del circuito y está gestionada por un consejero del mismo. En estos años se han desviado los ingresos del circuito a otras personalidades jurídicas formadas por miembros del consejo de administración de Martínez Castejón, sin que los socios estuviéramos informados», afirma Pividal.

Martínez Castejón, por su parte, responde que «todo son falacias de gente desesperada por entrar a gestionar el circuito, justo ahora que hemos salido de la crisis y es viable. Están intoxicando y están muy mal informados. No era necesario llegar a este punto y lo triste es que en 2014, cuando necesitábamos ayuda, nadie se arrimó al circuito. De los 295 accionistas, solo 10 o 12 han aparecido por allí en los últimos años», asegura el hombre que este sábado buscará ser reelegido.

«Nos engañan»

En la candidatura de Manuel Nicolás explican que «en el ejercicio 2016, la cuenta de resultados arrojó unas pérdidas de 54.056 euros, con un importe neto de la cifra de negocios de 796.929 euros, siendo el salario del director del circuito, Juan José Ríos, de 58.899 euros.Y en el ejercicio 2015, la cuenta de resultados arrojó unas pérdidas de 188.585 euros. Es más que evidente que con estas pérdidas de los dos últimos ejercicios no puede haberse pagado nada de la deuda, contrariamente a lo que afirma el actual presidente», esgrime Nicolás.

«Ni han pagado nada a Hacienda ni se ha registrado un aumento de la facturación del 22%, como dicen ellos. Sí hay un 3% de aumento de facturación. Los números cantan por sí solos, pero ellos nos engañan una y otra vez», dice Pividal, quien estaría en la gestión diaria del circuito si sale ganadora la candidatura de Manuel Nicolás. En su opinión, hay seis puntos que inhabilitan a los actuales dirigentes de la sociedad para continuar en el cargo. Son, según Pividal, «sus maniobras de obstrucción en la última junta, su opacidad a la hora de facilitar documentos, las continuadas pérdidas económicas del circuito en la última década, las deudas no recogidas y ocultadas a los accionistas, la demora en el pago a Cajamurcia y Cabisuar y, por último, la relación de Juan José Ríos con Global Business Motorsport».

Martínez Castejón insiste en que «ya solo se deben algo más de 100.000 euros a Hacienda y 12.000 a la Seguridad Social». Y cuenta que «tras la Asamblea del 16 de septiembre, reuní a tres empresarios del motor de Cartagena y al señor Manuel Nicolás y les expresé que no tenía ninguna intención de seguir como presidente. Pero fueron ellos, incluido Manuel Nicolás, los que me pidieron que siguiera junto al director Juan José Ríos».

El empresario afincado en San Javier, que opta a la reelección, dice que «tengo el apoyo del INFO, de AVALAM, de Murcia Turística, del Gobierno regional y de los ayuntamientos de Cartagena y San Javier. El señor Nicolás tiene la contabilidad de este año, en el que vamos a superar los mejores años que hemos tenido. Y sabe que el circuito está prácticamente lleno este invierno. Lo sabe, pero prefiere rodearse de personas que solo saben 'calentar la calle'. El circuito no debe caer en manos de un equipo oportunista con excesivos intereses particulares y que quiere coger la dirección con todo tipo de acusaciones y falsedades», apunta Martínez Castejón.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos