150 piragüistas en un cauce bajo mínimos

Preparados para la salida de una de las pruebas./Sebastián Spin
Preparados para la salida de una de las pruebas. / Sebastián Spin

El Mar Menor, campeón el año pasado, no acudió a una cita complicada por el poco caudal del río Segura

MAÑUEDOCIEZA

Entre claros y nubes se celebró en Cieza la 33 edición del ascenso y descenso del Segura. El agua dura, muy dura, los timones rozando fondo por el poco caudal del río, pero la pericia de organizadores, árbitros y deportistas hizo que se desarrollara con seguridad la regata Gran Premio Floración de Cieza.

En esta edición participaron catorce clubes y 150 piragüistas de las diferentes categorías y localidades del territorio nacional, aunque en este caso, se cumplieron los rumores del abandono de la liga y su no participación de la Escuela Piragüismo Mar Menor, campeón de la edición del año pasado.

uK1 masculino
Rudi Hortelano, del club Thader Kayak de Cieza
uC1 masculino
Bruno Herrero, del Club Helios de Zaragoza.
uC1 femenino
Laura Olaya, del club Escuela Piragüismo Aranjuez.
uK1 femenino
María del Carmen Hueva, del Club Murcia Remo.
uPor clubes
1º. Blanca Club. 2º. Asociación Pinatarense. 3º.Cuenca con Carácter.

En hombres sénior K1 5.000 metros se impuso en solitario el palista del Club Thader Kayak de la localidad anfitriona Rudi Hortelano. El C1 lo lideró el aragonés Bruno Herrero, del Club Helios.

En las pruebas femeninas, que se disputaron sobre 2.000 metros en canoa, se impuso Laura Olaya, del club Escuela Piragüismo Aranjuez, y en el kayak individual la victoria fue para María del Carmen Hueva, del Club Murcia Remo.

Por clubes se impuso el Blanca Club, seguido de la Asociación Pinatarense. El tercer escalón del podio lo ocupó el equipo del club Cuenca con Carácter.

Los recorridos

El recorrido corto tuvo la salida en las instalaciones del Thader Kayak hasta la ciaboga situada a 500 metros. La meta estuvo ubicada en el puente de madera.

La salida del recorrido largo se hizo desde las instalaciones del Thader Kayak en agua, río arriba hasta la ciaboga situada a unos 500 metros. La ciaboga se dejaría a la derecha.

A la entrega de premios acudieron, entre otros, el exalcalde de Cieza Antonio Tamayo y el máximo medallista olímpico español con cinco preseas, el canoísta gallego David Cal. La organización confía en que las aguas vuelvan a su cauce en futuras ediciones y «podamos disfrutar de los piragüistas de todos los clubes murcianos».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos