El noveno asalto

Los participantes posan con sus dorsales, en una zona portuaria muy animada./Antonio Gil / AGM
Los participantes posan con sus dorsales, en una zona portuaria muy animada. / Antonio Gil / AGM

La Ruta de las Fortalezas centra hoy la atención con 3.800 corredores para un trayecto de 53 kilómetros. La salida está situada en los Héroes de Cavite, y la llegada, en la Escuela de Infantería de Marina, en una prueba cada vez con más prestigio

MAITE FERNÁNDEZCARTAGENA

Cada punto del recorrido tiene su atractivo y sus dificultades particulares, al igual que cada uno de los participantes tiene sus partes favoritas en una carrera no apta para todos los públicos. De hecho, muchos ni siquiera correrán porque su competencia hoy será contra el reloj en los cortes, pero sobre todo con sus metas personales. Cada uno tiene su motivación para lanzarse a recorrer el trayecto desde bien temprano. Hasta 3.800 historias diferentes que se mezclarán con el intenso esfuerzo de la organización y de los voluntarios para que la jornada reina del deporte se celebre y acabe sin incidencias y con el disfrute absoluto de haber cumplido un año más, y serán ya nueve, con un evento distinto a casi todos los del calendario.

Casi cuatro mil corredores que esta noche pasada habrán seguido los trucos de expertos y los consejos de los profesionales para intentar superar la línea de meta antes de que el reloj marque las ocho de la tarde. Se han cuidado para llegar bien y dejarán todo esfuerzo en conseguir alcanzar la gloria de terminar. Entre todos ellos, 1613 cartageneros, más de mil del resto de la Región, y quienes han querido venir de fuera para competir en una prueba muy dura, pero que resulta tan atractiva que ha dejado mucha gente sin dorsal. Hay que recordar que se hizo un sorteo entre los más de ocho mil inscritos.

Hoy los despertadores han sonado pronto, porque a las 8.05 horas llegaba la cita que tanto habían esperado y trabajado, porque los montes han estado más llenos que nunca en estos últimos meses. La climatología debe acompañar en un recorrido, que ya tiene suficientes dificultades.

Más de un millar de personas velarán por la seguridad y la salud de los participantes

El itinerario

La prueba volverá a ser de 53 kilómetros. El itinerario de la carrera absoluta, que arranca a las 8.05 horas, saldrá de la Plaza Héroes de Cavite y seguirá hacia el Castillo de los Moros. Tras el primer avituallamiento situado en Vista Alegre, se acomete la batería de Sierra Gorda y posteriormente el monte Calvario, ya en el kilómetro 16 de la prueba.

Alberto Plazas ganó el pasado año cubriendo el recorrido en 4 horas y 16 minutos

San Julián será la siguiente dificultad y tras el paso por Cala Cortina, la carrera discurrirá por el centro de Cartagena para pasar por la batería de Fajardo, el Castillo de Galeras y Navantia.

El paso por la Atalaya, cuyo descenso volverá a abordarse por el antiguo trayecto será ya en el kilómetro 49 y ya el objetivo de la Escuela de Infantería de Marina Albacete y Fuster está en el horizonte más cercano acompañando al cansancio y a los nervios de los aspirantes.

El recorrido tendrá un desnivel positivo de 2.050 metros.

Habrá también una prueba juvenil. Este año ha abierto sus puertas a corredores, que con edad de participar en la prueba reina, no se atreven con el recorrido íntegro por su enorme exigencia.

Por encima del ámbito deportivo, está el festivo y es que a lo largo del recorrido cuentan los participantes con sus familiares, que sobre todo les apoyan en la salida y en la línea de meta, en la que incluso los pequeños acompañan a sus progenitores para cruzar la parte final.

La Escuela de Infantería de Marina es un hervidero de gente que disfruta, mientras espera a sus héroes particulares que además van perfectamente atendidos en la jornada con más de mil personas que velan por su salud y su seguridad.

Los más rápidos cada año sorprenden con sus tiempos. La marca del pasado año es de Alberto Plazas, que cruzó la línea de meta tras 4 horas y 16 minutos. También es cierto que con las variaciones de recorrido no es comparable el tiempo de cada una de las ediciones celebradas. Hoy otros tantos buscan poner su nombre en lo más alto.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos