Melón con sabor a gol

Miguel Ángel Jiménez, dueño de Jimbo Fresh, posa en la sede de su empresa, situada en La Puebla. / Antonio Gil / AGM

El dueño de Jimbo Fresh redobla su apuesta por el fútbol sala de Roldán, por el patrocinio del FC Cartagena y por el apoyo al ultrafondista Andrés Lledó. «Ayudamos en todo lo que podemos al deporte de la comarca», explica

FRANCISCO J.MOYA

Son agricultores de éxito. Los hermanos Jiménez Bosque (Miguel Ángel y Sergio) fundaron hace siete años Jimbo Fresh, con sedes repartidas entre La Puebla (Cartagena), La Unión y Mazarrón y han conseguido situar en un tiempo récord a su empresa en el 'Top 20' regional, con innovadores procesos de producción y comercialización de melón. Son la 17ª compañía más importante de la Región y la 80ª del país en el sector de la agricultura. Facturan 70 millones de euros al año y el 95% de su venta está en el extranjero. «Nuestro concepto es radicalmente distinto al de toda la vida. Hacemos melones distintos y trabajamos de un modo diferente al que siempre se ha utilizado en el Campo de Cartagena. Ahí radica la clave de un éxito que ha llegado muy rápido», explica para empezar el dueño de la empresa, Miguel Ángel Jiménez Bosque (Cartagena, 1974). Jimbo Fresh podría no invertir ni un solo céntimo en publicidad. No necesita promocionar sus melones porque sus consumidores están a miles de kilómetros de la Región de Murcia. Pero en los últimos años los hermanos Jiménez Bosque se han convertido en unos de los grandes mecenas del deporte cartagenero.

Están volcados con el Jimbee Roldán, que ya está entre los mejores equipos de fútbol sala femenino del país. «El proyecto de Roldán viene de la mano de un agricultor que es un compañero de viaje y un amigo. Yo no sabía lo que era el fútbol sala femenino y ahora que lo conozco y lo disfruto estoy encantado. Es muy gratificante y estoy muy motivado e implicado. Es un proyecto que impulsamos desde el corazón y no desde la razón. No hay retorno publicitario, pero nos encanta que Roldán tenga un equipo en la élite del deporte femenino. El club es nuestro porque somos el único patrocinador y lo dirigimos. Lo de Roldán es un equipo de élite y, a la vez, es una escuela de fútbol sala que va escalando pasos», cuenta Jiménez Bosque.

¿Cómo empezó todo? ¿Por qué dedicarse a comercializar estos melones y por qué lo hacen solo en el extranjero? «Nosotros cultivamos melones con sabor. Todos estábamos antes en este sector y los productores nos habíamos olvidado del sabor, sobre todo por las exigencias de las grandes cadenas de distribución. Me di cuenta, lo propuse en mi anterior empresa y no quisieron seguirme. Me fui y empecé solo, con 200 hectáreas y tres agricultores. Un año después ya doblamos hectáreas y agricultores. Y siete años después nos congratulamos de que la facturación vaya por los 70 millones anuales», responde el dueño de Jimbo Fresh.

Mercado internacional

¿Y por qué se vende tanto y tan bien el melón jimbee fuera de España? «El 95% de nuestros clientes están en el extranjero. En el mercado nacional se consume melón verde piel de sapo. Lo nuestro es otra cosa. Hacemos melón jimbee, galia y amarillo. Y eso aquí tiene poco tirón. Estamos en Alemania, toda Escandinavia, Italia, Reino Unido, Bélgica, Holanda, Oriente Medio, Singapur... Hacemos melones que saben a lo que sabían los melones antiguamente y los llevamos a países en los que este melón gusta mucho», contesta. «Para lograr estos resultados hay que revolucionar toda la manera de trabajar que conocemos en la Región de Murcia. Y no todo el mundo está dispuesto a salir de su zona de confort», añade Jiménez.

Tras poner unos cimientos sólidos a su proyecto de fútbol sala de Roldán, lo siguiente que hizo fue patrocinar al FC Cartagena. Esta temporada ha aumentado su inyección económica en el club que preside Paco Belmonte. «Somos de Cartagena y somos del Efesé. Tropezamos por casualidad con Paco Belmonte y cuando vimos la gestión que estaba haciendo no tuvimos ni una sola duda de que era el momento de apoyar económicamente a nuestro equipo. Está trabajando muy bien y queremos estar cerca de él, apoyando en lo que podamos», indica Jiménez Bosque.

Hace unos meses se especuló incluso con la posibilidad de que Jiménez Bosque comprara acciones y entrara en el consejo de administración del club albinegro. «Somos meloneros y especialistas en melones. El fútbol nos gusta, pero sabemos lo justo de él. Yo soy del Efesé desde que era un crío y apoyo porque quiero y ahora puedo. Igual en un futuro podemos entrar en el consejo de administración. El tiempo dirá. Pero a día de hoy no hay nada de nada. Somos meros patrocinadores y queremos estar cerca de un proyecto que me apasiona. Veo a todo el mundo enchufado, jugadores, técnicos y directivos. Y creo que estamos en el momento perfecto para ascender a Segunda A», apunta.

Sinergias con los demás

De su apoyo al Efesé, asegura que le gusta «mucho» el contacto habitual con empresarios de éxito de «otros sectores muy disintos al nuestro». Indica que «tenemos sinergias con el resto de patrocinadores del club y me encanta poder vernos y hablar un rato con otros patrocinadores, como los de Centro Médico Virgen de la Caridad, SPAR o Talasur. Todos coincidimos en que el proyecto de Belmonte es serio, honesto y riguroso. Y por eso estamos echando una mano», confiesa Jiménez Bosque.

Hay más inversión en deporte de Jimbo Fresh. «También patrocinamos al ultrafondista Andrés Lledó. Nos encantan sus valores. Somos 480 personas trabajando en la empresa y él viene a darnos charlas a menudo y solo hay que ver cómo le miran nuestros empleados. Es un tío ejemplar. En todo lo que podemos, ayudamos al deporte de la zona. Hemos puesto publicidad a otros equipos de Cartagena y hemos patrocinado varias carreras populares. Intentamos abacar mucho, pero no podemos atender todas las demandas. Es imposible. No podemos abarcarlo todo y nuestra línea de actuación en materia publicitaria se divide en tres grandes estrategias muy claras: el equipo de fútbol sala de Roldán, el Efesé y nuestro ultrafondista Andrés Lledó», resume.

Volviendo a su negocio, Jiménez Bosque destaca que «hemos movido más de 55.000 toneladas de melones por todo el mundo en esta última campaña de verano. Somos una de las tres empresas líderes en la Región en volumen de melones. Tenemos a los mejores productores del Campo de Cartagena y nuestro conocimiento del mercado es profundo. Nosotros empezamos en el Campo de Cartagena y ahora también tenemos fincas en Hellín y en Cuenca. Buscamos melones de primer corte y de primera calidad. Tenemos el almacén principal en La Puebla, donde producimos el 80%, y un almacén secundario en Mazarrón, de donde sale el otro 20%. Queremos probar y comercializar nuestros melones en supermercados españoles el próximo verano», avanza.

El agua y el Mar Menor

Como agricultor de referencia en el Campo de Cartagena hay un tema que sale solo en la conversación. El agua. Cada vez hay menos. «Es un tema dramático y va a peor. Su solución pasa por una buena gestión política, algo que hasta el momento no hemos tenido. Por encima de partidos y de intereses particulares, hay que proyectar un buen Plan Hidrológico Nacional. Lo que no podemos hacer es pedir es agua a otras regiones sin tener nosotros aquí, en la Región de Murcia, una postura conjunta y seria. Y en la mesa tiene que sentarse todo el mundo, no solo los políticos», opina.

También le preocupa el daño a la imagen de los agricultores en otro asunto. «En el Mar Menor se mira al agricultor siempre como culpable. Hay mucha más gente que forma parte de ese problema. No digo que no se esté trabajando en buscar soluciones, pero no se está avanzando nada. Vamos a empezar a plantar brócoli, lechuga y coliflor y aún no sabemos qué agua vamos a tener este invierno», afirma Jiménez Bosque.

En cuanto a la culpabilidad de los agricultores en los vertidos al Mar Menor, Jiménez sostiene que «no digo que los agricultores no tengamos culpa de la mala situación del Mar Menor. Estamos involucrados, pero no es justo que se culpe solo a un sector. Agricultura y Turismo han ido siempre de la mano y así tiene seguir siendo. Son los dos sectores que sustentan a la Región y por ahí tiene que seguir yendo la cosa», remata.

Más

Fotos

Vídeos