«El 50% de los gastos son asumidos por los padres y tenemos pocas ayudas»

Santiago Rodríguez, gimnasta sénior del club cartagenero./P. Sánchez
Santiago Rodríguez, gimnasta sénior del club cartagenero. / P. Sánchez

El club tuvo que renunciar a ir al Mundial de Chicago porque no podía pagar el viaje

F. J. M.CARTAGENA

Hablar de gimnasia en Cartagena es hacerlo de Francisca Martínez, fundadora del club Rítmica Cartagena hace 33 años y directiva de diferentes federaciones regionales, nacionales e internacionales durante las tres últimas décadas. A ella le parece que el proyecto que ideó en 1985 «está más vivo que nunca, gracias a que las que en su día fueron niñas que pasaron por nuestra escuela o nuestro club son ahora mujeres que se han formado académicamente y han captado los valores que en su día les enseñamos. Así, mi mayor satisfacción es ver cómo las generaciones pasan y las gimnastas que antes competían son ahora las que entrenan y forman a las pequeñas que van entrando al club», explica Martínez.

Si todo esto avanza es también gracias al decidido apoyo de los padres, que son los que asumen la mitad de los gastos en viajes, licencias, material, ropa y fisios. Un dineral cuando uno echa cuentas a final de año. Estamos hablando de un club cuyos equipos junior y senior, por ejemplo, tienen que viajar cinco o seis veces por temporada fuera de España y que no tiene patrocinadores. «Contamos con el apoyo inestimable del Ayuntamiento de Cartagena, que nos da una subvención y nos permite usar las instalaciones municipales para los entrenamientos diarios. Y ya está. Buscamos patrocinios privados, pero no los encontramos. El 50% de los gastos son asumidos por los padres, que hacen un esfuerzo grandísimo», explica Francisca Martínez.

Aún así, este mismo año el equipo senior tuvo que renunciar a participar en el Campeonato del Mundo. «Fue en Chigago (USA) y era imposible pagar los billetes de avión», confiesa Martínez, quien está haciendo gestiones para que el Campeonato de España del próximo mes de abril se celebre en el Palacio de los Deportes de Cartagena. «Si puede jugarse un partido de fútbol sala, también se puede practicar gimnasia», opina.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos