Gimnasia rítmica

Una década de paseo por la élite

Una década de paseo por la élite

Los equipos de Cartagena inician en Sagunto la temporada de gimnasia estética, un deporte en el que son referencia en España

Francisco J. Moya
FRANCISCO J. MOYACartagena

El pabellón José Veral de la localidad valenciana de Sagunto acoge desde ayer la primera cita de la temporada de gimnasia estética de grupo, un deporte similar a la gimnasia rítmica y cuya práctica aún no llega a todas las provincias españolas. Sí entró con fuerza hace once años en la Región de Murcia. Y lo hizo por Cartagena, donde ya existía la gimnasia rítmica desde 1985. Con el trasvase de la rítmica a la estética, en la última década los equipos locales han dado un salto de calidad y han hecho que la gimnasia cartagenera llegue a la cima nacional e incluso se haga un hueco cada año en los torneos internacionales más prestigiosos.

Ayer, en el inicio de la temporada 2017-18, los cinco conjuntos cartageneros, los tres de la Asociación Rítmica Cartagena, el Estética Cartagena y el San Antón, retomaron el camino donde lo dejaron el pasado mes de junio y volvieron a copar los primeros puestos de la clasificación en la I fase de la Copa de España. A la espera de la jornada de esta mañana, en la que se celebra el segundo y definitivo pase, lo normal es que las gimnastas cartageneras hagan este fin de semana un nuevo pleno y regresen a casa con la medalla de oro colgada al cuello en todas las categorías. Tanto el equipo senior como el junior llevan cinco años consecutivos proclamándose campeones de España. El equipo de 8-10 años y el San Antón, de categoría infantil, también lo fueron la pasada temporada. Y el Estética Cartagena de 10-12 años acabó logrando el subcampeonato de España el curso anterior. Nadie tose a Cartagena en una disciplina que ya ha llegado a todas las regiones, salvo Extremadura, Castilla León y Euskadi.

EN DATOS

33
Son los años que lleva funcionando el proyecto Gimnasia Cartagena, fundado en 1985 por Francisca Martínez.
2006
Fue el año de la llegada a Cartagena de la gimnasia estética de grupo, modalidad similar a la rítmica en la que los equipos de la ciudad porturia son una referencia a nivel nacional e internacional.
8-10 años
Nerea Torres, Rebeca Fernández, Irene Amador, Carmen Ana McDonell, Rania Angosto, María Luisa Mantecón, María Castillejo, Mar Peña y Victoria González.
10-12 años
Celia Sáez, Alba Rey, Nerea Baraza, Laura Vélez, Rocío Pérez, Lidia Oujo, Concepción Ros, Isabel Ayala, Sara Alfonseda, Alba Fuentes y Laura Morote.(Estética Cartagena)
12-14 años (San Antón)
Gema Pérez, Ainhoa Cavas, Elena García, Paola Moreno, Sabina Ros, Alba Blaya, Sol Morales, Ada Díaz, Nadia Ponce, Sofía Mimouni y Clara Pérez.
12-14 años (Estética Cartagena)
Lydia Collado, Helena Vivas, Belén Martínez, Nuria Ojaos, Cristina Cánovas, Irene Baraza, Marta Lorca, Carla Rodríguez-Bustelo, Ainhoa Ales, Clara Geraldine McDonell y Paula Solano.
Junior
Alba Rekha Blanco, Belén García-Prefasi, Luna Tobal, Carlota Pascual, Alba Sánchez, Remedios Vélez, Itziar Pascual, Andrea Montero, Candela García-Prefasi, Mari Carmen Agüera, Yolanda Pérez y María del Mar Ruiz.
Senior
Silvia Arenas, Valeriya Rafalska, Marta Mula, Noelia Esparza, Marian Lozano, Santiago Rodríguez y Alba Montoro.
8-10 años
Elena Conesa.
10-12 años
Silvia Arenas.(Estética Cartagena)
12-14 años (San Antón)
Alba Montoro.
12-14 años (Estética Cartagena)
Santiago Rodríguez.
Junior
Celia Armada y Rosa Blaya.
Senior
Aida Mula e Isabel Fernández.
Coreógrafa
Cristina Martínez.

«El objetivo para esta nueva temporada es disfrutar, con menos presión que otros años», explica Noelia Esparza, gimnasta de 19 años del conjunto senior. Es una de las que lleva varios cursos sin bajarse de lo más alto del podio. «Pasan los años y claro que te gusta seguir ganando, pero si sigues es porque te lo pasas bien y te gusta entrenar tantas horas a la semana», añade su compañera Marta Mula, también de 19 años y otra de las que está acostumbrada a colgarse la medalla de oro en cada torneo.

Gimnastas y técnicos

«Es sacrificado, por supuesto. Dejas de lado muchas cosas. Yo me paso el día aquí, en el pabellón. De lunes a sábado, mi rutina de cada tarde es entrenar», apunta Santiago Rodríguez, de 20 años y uno de los gimnastas más reconocidos del país. Aunque estamos en un deporte amateur y en las gradas de los campeonatos solo se ven padres, hermanos y familiares, Santiago Rodríguez es uno de los que a veces tiene que firmar algún autógrafo o hacerse una foto con niñas y niños que lo reconocen en cualquier pabellón del país. Gracias a su dedicación y empeño, la federación internacional ha terminado aceptando a chicos, se ha creado una categoría mixta y en breve se pondrá en marcha una categoría masculina en los torneos internacionales.

«Hay una vida social a la que renuncias. Te pierdes muchas cosas, pero lo pones en la balanza y te compensa»

Rodríguez y sus compañeras tienen ahora trabajo doble. Ya no solo le dedican a su deporte las tres horas diarias de entrenamientos. Ahora ellos se han convertido en técnicos, dirigen equipos de niñas de entre 5 y 14 años y su estancia en el pabellón se les puede ir perfectamente a casi cinco horas diarias. ¿Qué prefieren estar dentro o fuera del tapiz? «¡Dentro, dentro!», responden sin dudarlo Alba Montoro, Valeriya Rafalska, Marian Lozano y Silvia Arenas, compañeras de Rodríguez en un equipo senior que durante los últimos años se ha colado en el 'Top Ten' mundial.

Finlandia, el origen

Y eso tiene un mérito enorme, ya que en Rusia y en los países escandinavos sí existe una enorme tradición. Y es que la gimnasia estética nació a principios del siglo XX, asociada al movimiento gimnástico que se fundamentó en las teorías de Ling y en la gimnasia sueca. Así, se viene desarrollando desde hace más de 100 años en Finlandia, donde es un deporte muy practicado, y en las dos últimas décadas se ha implantado en toda Europa. Es una disciplina que se basa en movimientos naturales y fluidos que ponen especial atención en la salud de las gimnastas. No tiene la espectacularidad de la gimnasia artística ni se requiere para praticarla la técnica de la rítmica, pero reúne la belleza y la plasticidad de ambos deportes.

«En el club hacemos rítmica y estética, pero yo prefiero la estética. Da más margen de maniobra a la gimnasta y es una modalidad más creativa. La rítmica, a veces, es demasiado cuadriculada y anodina», opina Marian Lozano, de 19 años. Ella es otra de las que comparte su faceta de gimnasta con la de entrenadora. Como Silvia Arenas, de 21 años que fue capitana del equipo senior. Ella está de enhorabuena, ya que este fin de semana en Sagunto ha regresado a la competición tras un par de años de inactividad por una grave lesión.

«Hay lesiones, hay muchas horas de esfuerzo y te pierdes un montón de cosas, pero si con casi 20 años seguimos aquí es porque lo pones en la balanza y te compensa. La gimnasia es mi pasión desde muy niña y por eso no me fijo en lo negativo. Solo me quedo con lo positivo», resume Noelia Esparza.

Claro que con el paso de los años las cosas van cambiando. «Te haces mayor y hay una vida social y de ocio a la que renuncias. No sales, te cuidas y no sigues el ritmo de tus amigos», admite Marta Mula en un puente de la Constitución que ella está pasando concentrada en un hotel de Sagunto y compitiendo con las mejores gimnastas de estética del país. No todo el mundo aguanta el ritmo. Hay muchas que renuncian y con 18 años lo dejan.

«Te pierdes muchas fiestas de cumpleaños y muchos planes de fines de semana, pero tú tienes algo que los demás no van a tener nunca en su vida, que es subirte a un podio de un Campeonato de España o de un Campeonato del Mundo», alega Marian Lozano. Y luego, «son tantas horas entrenando que al final casi todas tus amigas de verdad están en la gimnasia y es como formar parte de una familia. Como lo haces con ilusión, disfrutas de los viajes en autobús, del tiempo que estás en el hotel y de la competición», añade Noelia Esparza.

¿Y qué cantera hay? «Mucha», responde Santiago Rodríguez. «Nosotros intentamos inculcar a los pequeños lo que hemos aprendido de nuestras entrenadoras durante tantos años», cuenta. Y los resultados hablan por sí solos. Los equipos de Cartagena de entre 8 y 14 años también dominan la clasificación en la mayoría de los campeonatos nacionales. Y en las escuelas municipales de gimnasia rítmica y estética hay cerca de mil niñas apuntadas.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos