Deportes | Ruta de las Fortalezas

Una cuarta parte de los participantes ya son mujeres

La alcaldesa Ana Belén Castejón da los últimos detalles de la prueba, ayer./J. M. Rodríguez / AGM
La alcaldesa Ana Belén Castejón da los últimos detalles de la prueba, ayer. / J. M. Rodríguez / AGM

Suben las inscripciones en la categoría femenina para una prueba en la que casi el 70% de los corredores tienen entre 36 y 49 años de edad

Francisco J. Moya
FRANCISCO J. MOYACartagena

Números de récord para una prueba única. La novena edición de la Ruta de las Fortalezas, que se celebra este sábado en Cartagena a partir de las 08.05 horas, traerá a la ciudad portuaria a corredores no profesionales de casi todas las provincias de España y movilizará a 1.100 personas, entre militares y civiles, que velarán por el normal desarrollo de la carrera más importante de todas las que se celebran en la Región de Murcia a lo largo del año. Un total de 109 vehículos y un helicóptero formarán el dispositivo de control y seguridad de un evento organizado por la Escuela de Infantería de Marina 'General Albacete y Fuster' (EIMGAF) y el Ayuntamiento de Cartagena.

Durante la jornada se repartirán 11.000 litros de agua, 4.300 de bebida isotónica, 16.000 barritas energéticas y 5.000 raciones de comida en la zona de meta. Además, este año se ha preparado la bolsa de corredor más completa de toda la historia de una prueba que nació en el año 2010. Junto al dorsal, que se puede recoger mañana en el Puerto, los corredores se llevarán gorra, camiseta, mochila y riñonera. En cuanto a la infraestructura logística, habrá un puesto de mando con seguridad y emergencias, dos hospitales de campaña, un helicóptero, dos ambulancias sobre el terreno y otras dos más disponibles, cuatro equipos de bomberos, dos de fisioterapia y uno de podólogos.

Preinscritos
8.181 corredores.
Participantes
3.800, límite fijado por la organización.
De Cartagena
1.613 corredores.
De la Región de Murcia
2.987.
De otras provincias
813.
Organización
1.100 personas entre militares y voluntarios.
Agua
Se repartirán 11.000 litros.
Comida
Se darán 5.000 raciones en la zona de meta.

Ayer fueron presentados los últimos detalles de la prueba en el Palacio Consistorial. Ana Belén Castejón, alcaldesa de la ciudad, destacó «la gran aceptación» que tiene en toda España la carrera, de 53 kilómetros. «Es una prueba de gran dureza y su carácter mixto la hace muy atractiva. Destaca la combinación de asfalto y montaña» y «la espectacularidad a lo largo de todo su recorrido».

Por su parte, el coronel de la EIMGAF, Enrique Montero, explicó que, a pesar de que un 50% de los preinscritos se han quedado de nuevo sin dorsal, en la organización no se plantean incrementar el número de dorsales en próximas ediciones, «para no masificar la prueba y para que todos los corredores sigan disfrutando de la ruta». En cuanto a las pequeñas modificaciones en el recorrido inicial, Montero apuntó que «por razones técnicas se ha modificado el tramo de ascenso al Castillo de la Atalaya». Finalmente no se utilizará el itinerario del espolón noroeste que se empleó el año pasado, sino que en su lugar se empleará el itinerario del espolón norte, utilizado en anteriores ediciones de la prueba.

Ayer también se dieron detalles interesantes relacionados con el perfil de los corredores. Así, un total de 2.987 participantes son de la Región de Murcia, siendo 1.613 del municipio de Cartagena. El resto, 813, proceden de otras comunidades, siendo relevante la llegada de muchos atletas de Andalucía y Valencia. El grupo mayoritario es el de Veterano A, una categoría que cubre la franja de 36 a 49 años. Hasta más de 2.500 participantes tienen entre 36 y 49. Y hay 560 corredores mayores de 50 años que este sábado tomarán la salida en Héroes de Cavite.

Con todo, lo más destacado de esta edición de la Ruta de las Fortalezas es el considerable aumento de mujeres inscritas. Este año, la participación femenina llega ya a cubrir una cuarta parte del total, algo que ayer celebraron Montero y Castejón. «Hay que recordar que nos encontramos ante una prueba de extrema dureza, que no todo el mundo puede completar», resaltó Montero. Son 53 kilómetros, con un desnivel positivo de 2.100 metros. Y hay doce horas para completar todo el recorrido.

El coronel Montero también hizo hincapié en el carácter solidario de la carrera. El año pasado se donaron 50.000 euros a instituciones benéficas y «por ahí irá la cosa también en esta edición», avanzó. Y recordó que todos los corredores que participen sin dorsal o lo hagan con uno comprado o prestado «no tendrán cobertura médica ni estarán cubiertos por el seguro de la prueba».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos