Confesó su dopaje hace nueve años en 'Salvados'

Muehlegg, con sus dos primeros oros en 2002./AP / I. Gil
Muehlegg, con sus dos primeros oros en 2002. / AP / I. Gil

Francisco J. Moya
FRANCISCO J. MOYACartagena

En una de las pocas entrevistas que Johan Muehlegg ha concedido desde que se retiró, ofrecida en 2009 en Andorra al programa 'Salvados' de Jordi Évole, el exesquiador alemán reconoció haberse dopado en los Juegos Olímpicos de Salt Lake City de 2002, aunque solo admitió haber hecho trampas en la prueba de 50 kilómetros clásico, en la que logró su tercer oro en aquellas Olimpiadas de invierno.

Muehlegg se negó siempre a hablar con los periodistas de muchos países que iban a buscarlo al hotel que su familia regenta en Grainau, a 105 kilómetros de Munich y al pie de los Alpes bávaros. Cada año recibían miles de amenazas telefónicas y su madre llegó a cambiarse el apellido. Juanito huyó a Brasil y entonces las cosas mejoraron algo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos