Los artilleros tienen prisa por correr

Un corredor recoge su dorsal para la prueba del domingo, ayer en El Corte Inglés./Pedro Martínez / AGM
Un corredor recoge su dorsal para la prueba del domingo, ayer en El Corte Inglés. / Pedro Martínez / AGM

La mitad de los participantes en la emblemática prueba de este domingo han recogido ya su dorsal. La carrera que organiza el RAAA 73 mantiene su tirón en tiempos convulsos, aunque ha perdido 300 inscritos con respecto al año pasado

Francisco J. Moya
FRANCISCO J. MOYACartagena

El Cross de Artillería pide paso. Este domingo vuelve la magia a las calles de Cartagena gracias a la gran fiesta del atletismo regional. Casi dos mil de los cuatro mil corredores apuntados han recogido ya su dorsal en la planta de deportes de El Corte Inglés, en lo que no deja de ser una muestra más de las ganas que tienen los participantes de que pasen los días, suene el cañonazo de salida en el Muelle y empiece la prueba.

No es una carrera más, desde luego. Y eso que este año hay 300 inscritos menos que en la edición de 2016, pero los organizadores -los responsables del Regimiento de Artillería Antiaérea N.º 73 (RAAA 73)- se felicitan porque en estos tiempos convulsos, en los que la fiebre por el 'running' empieza a bajar y la saturación de carreras cada fin de semana en multitud de sitios de la Región es absoluta, el Cross de Artillería sigue manteniendo su tirón. Entre tanta oferta, su capacidad de arrastrar a tanta gente permanece casi intacta. Y eso no es casualidad.

4.000
son los inscritos en la edición de este domingo del Cross de Artillería. De ellos, 900 son niños. Hay 300 menos que el año pasado.
16
años cumple la carrera organizada por el RAAA 73, que es una de las mejores de todas las que se organizan en la Región de Murcia.

El año pasado, sin ir más lejos, la tarde del sábado previo a la carrera de los artilleros en Cartagena se programaron tres carreras populares en Murcia y otra en San Javier. Ninguna repetirá este año porque todas chocaron contra la cruda realidad de una competencia imposible: la de un Cross de Artillería que es sagrado para la gran mayoría de los atletas populares de la Región, así como para otros de provincias limítrofes. Apenas hay eventos tan bien organizados como el que este domingo volveremos a ver por las calles de Cartagena. Y eso es adictivo. El que se engancha al Cross de Artillería lo hace para siempre.

Participarán 900 niños, 1.400 corredores harán la prueba del Faro y 1.700 el cross urbano

Los especialistas recomiendan llegar a la carrera con un buen entrenamiento previo

Las categorías en esta edición no han variado con respecto a las de pasadas ediciones. Como es habitual, el evento se divide en diferentes pruebas según la distancia a cubrir, la edad y las categorías de las personas participantes, como son: la Carrera del Faro, que cuenta con un recorrido de 14 kilómetros; el Cross Urbano, de 6 kilómetros; el Canicross, de 5 kilómetros; la Milla, para jóvenes de entre 10 y 14 años; y el Cuarto de Milla, para menores de 9 años. En total, este año se han inscrito 900 niños, 1.400 corredores para la prueba del Faro de Navidad y otros 1.700 para el cross urbano.

En la presentación se explicó que todos los corredores recibirán una camiseta oficial del evento que este año por primera vez será fluorescente. Los organizadores han creído conveniente que fuera así para que los 'runners' puedan llevar la camiseta mientras corren por la noche en sus entrenamientos habituales. De hecho, todos los especialistas recuerdan la importancia de llegar a esta carrera (especialmente a la de 14 kilómetros) con un buen entrenamiento previo.

De menos a más

La prueba que tiene más dificultad es la que llega al Faro de Navidad. Los tres primeros kilómetros, los que transcurren por el bello casco antiguo de Cartagena, deben ser para disfrutar en grupo y calentar las piernas. Una vez llegados al puente del Barrio de la Concepción, lo normal es ir subiendo el ritmo poco a poco. Los corredores más veteranos siempre recomiendan ir de menos a más en una prueba de cierta dificultad como esta, con 14 kilómetros que al final se le pueden hacer eternos a más de uno. Cuando se llega al Faro de Navidad, lo que toca es apretar y volver al mayor ritmo que se pueda aguantar hasta la meta, situada -al igual que la salida- en el paseo del Muelle. Es el mejor consejo que se puede dar a los que este domingo vayan a completar por primera vez la prueba de los 14 kilómetros del Cross de Artillería.

El recorrido invita a guardarse algo en la ida y entregarse a tope en la vuelta, a partir del kilómetro 8. Hay tres cuestas a tener muy en cuenta, la del carenero de Navantia, la de la Universidad Politécnica y la de subida a la Muralla. La del carenero es suave, pero tiene 400 metros y hay que ir con cuidado. El corredor que se cebe allí, puede pasarlo mal después. La de la muralla es una subidita que está muy al final del recorrido y los corredores, que suelen ir ya muy justos de fuerzas a esas alturas, suelen sufrir bastante en ese repecho.

No obstante, la peor cuesta es la de la Universidad. Ahí suelen llegar muy castigados todos los atletas y los que no hayan guardado nada, al final suelen rendirse. De hecho, muchos tienen que subirla andando porque está en el kilómetro 11 y se hace durísima. A esas alturas, las piernas no siempre van como uno quiere.

Recorrido conocido

El recorrido hasta el Faro de Navidad es muy conocido, ya que es el habitual de los entrenamientos de la mayoría de los corredores de la ciudad. Allí suelen preparar sus carreras de los fines de semana, en Cartagena o en otros lugares. Todos coinciden en que la llegada y vuelta al Faro de Navidad viene de maravilla para preparar medias maratones y carreras de media distancia, de entre 12 y 18 kilómetros.

En cuanto a la entrega de dorsales, hoy aún se pueden recoger en la planta de deportes de El Corte Inglés y a partir de mañana ya hay que retirarlos en el Gobierno Militar. Se entregarán 108 trofeos al final de todas las pruebas y todos los participantes optarán a un sorteo de más de 600 regalos, la mayoría de ellos culinarios, que incluirán jamones, cuñas de queso o cerveza.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos