Un Olagolf Masters con sabor murciano

Un sonriente Francisco Garre abraza Javier Quintana, tras conseguir ganar la segunda categoría del Olagolf Masters 2017./Hugo Alcalde
Un sonriente Francisco Garre abraza Javier Quintana, tras conseguir ganar la segunda categoría del Olagolf Masters 2017. / Hugo Alcalde

El barcelonés Jordi Ferrero gana en primera categoría, mientras que la segunda la disputaron dos jugadores locales

MARÍA JESÚS PEÑASMurcia

Mauricio Marín, el máximo responsable de la maquinaria que hizo posible la segunda edición del Olagolf Masters (OM) en suelo murciano, cayó rendido en su cama a las ocho de la tarde del pasado domingo, tras dos intensísimas jornadas de juego de una competición -como es el OM-, muy compleja en cuanto a organización y formato. No despertaría ya hasta el día siguiente.

En esa misma jornada dominical, pero a primera hora de mañana, no solo la organización del evento transpiraba adrenalina. El jugador murciano Javier Quintana no pudo dormir bien. «Tenía un gusanillo; cierta ansiedad. La verdad es no concilié bien el sueño (...). Tuve sensaciones nuevas que no se dan durante el año en otras pruebas». Quintana disputaba esa mañana, por segundo año consecutivo, la antesala de la final de este evento diseñado expresamente para golfistas de hándicap bajo, competitivos y que sean capaces de afrontar un 'match play'; una competición que emula el ambiente y la intensidad de una prueba dirigida a profesionales. Quintana se dijo: «Y si, y si...» al ver como iba pasando el cuadro de 'match' hasta posicionarse en la semifinal, como sucediera en 2016. El año pasado Javier conseguiría disputar la final de 1ª categoría, que ganó finalmente el jugador alicantino, Alfonso Buendía. Pues el «y si..» se cumplió; y Quintana se hizo con una de las dos plazas para la final de la 2ª categoría (este año el corte de la 1ª estaba en hcp. 6), que tendría lugar por la tarde. Frente a él otro jugador local, Francisco Garre, con el que también el destino 'jugaba'. El año pasado Paco conseguiría llegar a la final de la 2ª categoría, que terminó en manos del jugador Jesús Belmonte. Dos finalistas de la 'casa', de nuevo, ante un último reto.

«Me gustaría poner en valor la atención del personal de restauración de Golf Altorreal. Su trato fue espectacular» Jordi Ferrero. Ganador de 1ª

«Un trato espectacular»

A las 7.15 horas de ese domingo, Jordi Ferrero (hcp 3) estaba tomándose un zumo de naranja, 15 minutos antes de salir al campo. Este tarrasense, que se clasificó en una de las tres previas nacionales que esta nueva edición del OM estrenaba en 2017, solo había pisado la Región para jugar «alguno de sus campos», con motivo del Circuito Audi Movistar+ Tour. «Llegué el jueves y tuve la oportunidad de hacer algo de turismo junto a otros clasificados y cenar con ellos». El barcelonés se sorprendió muy gratamente «porque Murcia es una ciudad más grande de lo que me esperaba; me llamó mucho la atención su tranvía y, además disfruté de su cocina. Cené un estupendo plato de tomates (con salazones) y una dorada en lomos con su raspa frita, que estaba ¡espectacular!». Este competitivo jugador de El Prat, para quien «el golf cobra mucha importancia en mi vida», vino muy concienciado con la idea de ganar.

«El año pasado el 16 y 17 me crucificaron; este año me he resarcido en esos mismo hoyos. La organización ha sido excelente» Francisco Garre. Ganador de 2ª

Jugadores del club le recuerdan dando mil y una bolas en la cancha de prácticas con un sol de justicia. Ferrero pasó la semifinal y se enfrentó en el último duelo a otro catalán, Ángel Feijoó (hcp 1), en un «campo técnico, no muy largo y en un muy buen estado de conservación», destacaría al preguntarle por Golf Altorreal días después de su triunfo. «Sigo en lo alto de una nube. Y si, me ha hecho mucha ilusión ganar». Más allá de este triunfo Ferrero quiere destacar el gran ambiente que vivió y «me gustaría poner en valor la atención del personal de restauración del campo. Su trato fue espectacular, al igual que el del gerente del recorrido. No suele ser lo habitual. En campos como el Real Club Sevilla Golf o el mío propio no abren para servirte un café a primera hora a pesar de que salgas a jugar» y asegura: «Si. Lo puedes publicar. Es la verdad». El jugador volverá al año que viene, pero antes disfrutará de su premio. Un viaje a Las Vegas, en diciembre, al igual que el ganador de 2ª categoría.

Este año, sí

Paco Garre es una almeriense «y murciano de adopción desde 1992», que en el 96 se hace socio de Golf Altorreal. Un campo que conoce bien. Un recorrido que él juega habitualmente en formato 'match play'. «La gente no suele jugar esta modalidad, por lo que es más normal ponerse nervioso en competiciones de este tipo, o que te afecten los golpes». Garre salió este año «sin presión», pero centrado. «El año pasado sí me dio coraje perder la final», pero este iba a ser distinto. En 2016 sendos errores en los hoyos 16 y 17 le impidieron luchar por la primera plaza. Los recuerda perfectamente. «Dos hoyos que me crucificaron, si, pero este año, me resarcí», dice mientras repasa mentalmente sus golpes. Quintana recuerda perfectamente el magnífico 'approach' que Garre realizó en el 16 para dejarse dado el 'putt', y el par del 17 que sentenciaría el encuentro «con los dos de ventaja que me sacaba».

La manifestación de alegría de Paco fue una amplia sonrisa y un abrazo a Javier al que le dijo: «Lo siento mucho, has jugado estupendamente». Garre no conoció a Quintana hasta ese día. «Me hablaron muy bien de él. Un jugador seguro y que iba recto». Tras la prueba Garre opina que «es un jugador fantástico». Y poco dado como es él a las alabanzas gratuitas, destaca también la labor «de Mauri y su equipo. Este año han hecho un trabajo excelente.». Quintana pone en valor la celebración respetuosa de Garre y concluye: «Merecidísimo el triunfo de Paco; jugó fenomenal», quedándose para él con todas las buenas sensaciones acumuladas. Como las de otros muchos jugadores que, mientras Mauricio dormía, quedaron reflejadas en los numerosos mensajes que acumuló su móvil en las horas posteriores a una edición que como Marín deja claro: «Hubiera sido imposible llevar a cabo sin la generosa y desinteresada colaboración de Golf Altorreal».

Temas

Golf

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos