España ya tiene sus cinco

Los cinco clasificados para Malasia, con su madrina Lola Fernández- Ochoa (agachada)./ María Jesús Peñas
Los cinco clasificados para Malasia, con su madrina Lola Fernández- Ochoa (agachada). / María Jesús Peñas

La final nacional en tierras murcianas del WACG 2017 decidió los jugadores que viajan a la cita internacional de Malasia

MARÍA JESÚS PEÑASCartagena

En la mitología romana el rojo pertenece a Marte, el dios de la guerra y la sangre. En dos de los campos de la Manga Club (LMC) -Norte y Sur-, sus 'tees' de salida relucían el pasado fin de semana vestidos de ese intenso color. No hubo sangre, pero sí una 'guerra' sin cuartel durante la gran final nacional del World Amateur Golfers Championship (WAGC) 2017. Recorridos salpicados de jugadores clasificados a lo largo del año por toda la geografía española, disputando finalmente 36 gloriosos hoyos para conseguir ser, en su categoría, uno de los cinco representantes españoles en la gran final internacional de Malasia; un encuentro que tendrá lugar a finales del mes de noviembre y en el que participarán más de 40 países.

«¡Pijo! ¿Dónde está la bola?» «Los dos recorridos están a la altura de una final de un campeonato del mundo» «Las condiciones de viento me favorecieron. Soy un jugador de hierros y de efectos»

120 finalistas

El concepto de uniformidad y colorido es uno de los aspectos representativos de este evento. «Una de nuestras señas de identidad», como destaca Javier Muñoz, el redactor jefe de comunicación del WAGC España. Él confirma también a 'La Verdad' que con respecto a la edición anterior, «este año ha aumentado el número de jugadores en el invitacional -un torneo paralelo a la final nacional y que pone en juego dos plazas más para el WAGC Invitacional Malasia- y, que se han consolidado los patrocinios del evento (...). Sin ellos, sin los patrocinadores, sería imposible una competición de estas características. Que no se nos olvide que el dinero que mueve el golf es a través de los patrocinios, no de los 'green fees'». Muñoz es uno más de las 15 personas que trabajan en la rodada organización del WAGC español. Una competición por la que han pasado cerca de 4.000 golfistas en 2017, durante las 38 pruebas disputadas. Y solo 120 de ellos llegaron a pisar la soñada hierba de La Manga Club. La alfombra verde previa, de una codiciada final internacional. Eduardo Ruiz, director de golf de LMC se hacia responsable de las condiciones del campo. «Nosotros hemos sido los encargados de colocar los dos recorridos a la altura de una final de un campeonato del mundo. 'Greenes' rápidos, 'rough' complicados y unas banderas protegidas. Todo un reto». Y lo fue.

«¡Pijo!, ¿dónde está la bola? No se ve», exclamaría Francisco Garre (10º en 2ª), uno de los cinco jugadores locales de la final, clasificados para el WAGC en la prueba que se disputó en julio en LMC. El suyo no fue un comentario aislado. Otros tantos 'amateurs' (aunque sin el 'pijo') hicieron mención a ese 'rough' alto y espeso que quebró sus resultados. Fue el talón de Aquiles de la mayoría. De ellos y de ellas. La esquiadora Lola Fernández-Ochoa también lo atestiguó. Ella jugó el invitacional de 1ª; «mientras no exista categoría de damas no tenemos nada que hacer...», confesaría sin perder la sonrisa, al preguntarle primero por su resultado final -quinta de 37-. Y añadió sobre el campo: «A pesar del difícil 'rough', ¡volveré! Sur y Norte son campos divinos». Fernández-Ochoa fue nombrada madrina del evento a la conclusión del mismo.

Para Andrés Gargallo, el sexto murciano en la final nacional -consiguió su plaza disputando la clasificatoria de Torrequebrada (Málaga)-, ha sido «una desilusión no poder mejorar el resultado que conseguí el año pasado (5º)». Esta vez tuvo que conformarse con un 11º puesto. Y hace la misma reflexión que otro de los locales , Juan Manuel Soria (25º de 3ª): «Me quedo con la experiencia». Otro de los jugadores locales, Andrés Pina, quedo 5º en 5ª categoría.

Los ganadores

El organizador y responsable máximo de la WAGC española es el jugador 'amateur' Fernando Martín que, impecablemente vestido de rojo -como no podía ser de otra manera-, recibió a los jugadores en los salones del Hotel Príncipe Felipe, donde se desveló tras la comida, la identidad de los cinco jugadores que defenderán, también uniformados de rojo, los colores del país en Malasia. El gaditano Miguel Raúl de la Cruz (1ª); el conquense Eduardo Polo (2ª); el cacereño Agustín Prieto (3ª) y los madrileños Miguel Pérez (4ª) y Francisco J. Bermejo (5ª). Se da la circunstancia de que Polo también consiguió una plaza para la final internacional de 2016, en Sudáfrica, donde allí se 'sufrió' con la espesa vegetación. «Si te salías del 'rough', perdías bola seguro». Y sobre LMC comenta: «El 'rough' ha sido la pesadilla... quizás no lo sufrí tanto porque solo caí en él en 3 hoyos y las condiciones de viento que se dieron en la 1ª jornada me favorecieron. Soy un jugador que se maneja bien con los hierros y dando efecto (...). Si te digo la verdad, no pensaba ganar». Pero lo hizo. Y hoy en lo que piensa es en Malasia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos