Un Yeclano de acero, un Águilas de barro

Basadre./V. Vicéns / AGM
Basadre. / V. Vicéns / AGM

ANDRÉS CREMADES

La Tercera está cada día más igualada. Los diez primeros equipos tienen opciones de meterse en el 'playoff' con otro triunfo, lo que es un síntoma manifiesto de que todo está parejo. Yeclano y Mar Menor sacaron sus respectivos compromisos adelante, el Águilas se la pegó en casa en el derbi comarcal y ojo al Churra y el Pinatar, que ya no son flor de un día. Por abajo, el Bala vuelve a las andadas y pierde en casa lo que gana fuera, aunque respira por lo que hicieron sus compañeros de viaje, ya que cayeron los cinco de abajo.

El Yeclano sacó un partido complicado, tirando de Tonete cuando lo necesitó. El veterano delantero no falló. Luis Franco había concebido un choque en el que la presión en la salida del balón del rival era fundamental, pero el míster no contó con fallos puntuales que condenaron al Minerva (1-2). El Mar Menor, por su parte, está tirando de oficio cuando falta fútbol. La Minera sigue fuera del descenso, pero está condenada a otro curso de sufrimiento. 0-1 ante los de Paco García.

El Lorca B y el Estudiantes (1-0) disputaron un partido tal para cual, con dos conjuntos muy igualados y con perfiles parecidos. Albert, con un solitario tanto, mete a los lorquinos de lleno en la pomada. El filial lorquino tiene muchas joyas en bruto, pero Albert comienza a brillar con luz propia. El Estudiantes, fiel a sí mismo, firmó un partido bueno, pero básico, lo que le da solo para competir, lo que se dice ganar...

Bajan las aguas revueltas en Águilas. El equipo no termina de funcionar, le cuesta horrores sacar los partidos y, lo que es peor, el domingo sus vecinos de Pulpí le sacaron todas las vergüenzas. Los blanquiazules, que se sienten incómodos en casa, vieron a Asensio adelantar a los rojillos. Lo demás es el mismo guion de siempre: nadar y nadar para ahogarse antes de llegar a la orilla. Este juego apático se sucede en demasiadas ocasiones. El Pulpileño remonta el vuelo de la mano de Sebas López y Gaspar Campillo, entrenador del Águilas, comienza a estar en la picota.

El Pinatar se sube a la cresta de la ola tras ganar al Huércal (2-0). Los de San Pedro, que han titubeado en el inicio de la competición, comienzan a ser fiables dentro y fuera. Dieguito vuelve a ser crucial y marcó un tanto que pone al equipo en una óptima posición para meterse en 'playoff'.

El Churra lleva los mismos derroteros que los pinatarenses tras ganar al Bala (0-3). Fiables en casa y equipo honrado a domicilio, los de Adrián Hernández, un conjunto en el que los jugadores no cobran un euro, son la sensación de Tercera. Por eso ya están tocando a varios jugadores del equipo, aunque los verdes son una piña en torno a un proyecto humilde, pero ambicioso. El Bala Azul, una vez pasado el 'efecto Cantabella', vuelve a su fútbol falto de todo.

El Muleño es de esos equipos en los que el director deportivo tiene que hilar más que fino y este año ha acertado de lleno. Así, jugadores como Pedri Villa, Juan Topo y Sergio Barracus están destacando en uno de los conjuntos que practica un fútbol moderno con alternativas. Su víctima en esta ocasión fue el UCAM.

El derbi de filiales entre el Imperial y el Cartagena B cayó del lado grana cuando nadie lo esperaba (4-2). Fútbol bonito en el Campus Universitario, con alternativas, goles y, sobre todo, lección de Víctor Basadre y Renato, dos excartageneristas que consiguieron dejar al equipo blanquinegro bajo mínimos.

La Unión y Los Garres estaban en una posición tranquila antes de la jornada, pero después de su empate ambos comienzan a verle las orejas al lobo. Lo que está pasando este año es que los equipos que no son regulares lo terminan pagando, y ambos están perdiendo fogosidad y con el paso de las semanas se van metiendo en problemas clasificatorios. De no ganar la próxima jornada, comenzarán los problemas más graves.

El Cieza volvió a ganar. Lo hizo ante El Palmar, que hace un buen fútbol, pero al que no le llegan los resultados. Al aficionado ciezano, que no le gusta sufrir, tuvo que aguantar hasta el final para ver a su equipo haciéndose con los tres puntos. Tote, al final del partido, explotó: «La gente no sabe cómo trabajamos durante la semana, en qué condiciones y lo que nos cuesta cada punto», explicó el entrenador del Cieza.

Temas

Fútbol

Fotos

Vídeos