La 'trama de los córneres' amañó decenas de partidos

M. S. PARDOMADRID

Las apuestas no eran sobre los resultados exactos, mucho más difíciles de controlar, sino sobre otros lances del partido como el número de penaltis y, sobre todo, el de saques de esquina. Las sospechas de la Unidad de Delitos Especializados y Violentos (UDEV) de la Policía se remontan a hace casi un lustro, cuando un número «desaforado» de clientes de casas de apuestas nacionales y chinas se comenzaron a interesar sin motivo aparente por los resultados de la Segunda B española, pero sobre todo por los de la Tercera. Comenzaron a moverse decenas de miles de euros al otro lado del planeta en apuestas 'on line' de partidos que, sobre todo, se jugaban en Extremadura. Pero no solo en esa comunidad.

Tras nueve meses de investigaciones formales, la Policía desató ayer la macroperación contra esta trama. Los investigadores aseguran tener constatado que varios de los 28 detenidos participaron en el amaño de partidos, al menos, en la temporada 2016-2017 y la actual de 2017-2018, aunque están convencidos que la red comenzó a operar mucho antes.

La redada movilizó a más de 200 funcionarios de la UDEV, de la Unidad de Investigación Tecnológica y de Europol. Los agentes registraron oficinas, despachos, viviendas particulares y sedes de clubes. Según revelaron fuentes de la operación, los investigadores sospechan que dos exfubolistas, con conexiones con las casas de apuestas en China a las que apuntaban qué lances podían amañar, habrían convencido a diversos jugadores para la trama.

Temas

Fútbol

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos