La mejoría de la luz artificial y la megafonía, tareas pendientes

El Ayuntamiento tendría que gastar medio millón de euros en potenciar la iluminación si la selección absoluta acaba jugando en el Cartagonova

Francisco J. Moya
FRANCISCO J. MOYACartagena

El Cartagonova pasó con nota la prueba de fuego del pasado martes. El césped es una auténtica alfombra y estuvo mucho mejor que en las anteriores visitas de la sub 21 en el último lustro, aunque entonces también se hicieron todos los esfuerzos porque el terreno de juego estuviera en unas condiciones aceptables. No obstante, lo del martes fue otra cosa. La imagen del estadio, con los vestuarios y la zona mixta recién remodelados, fue estupenda.

No obstante, siguen pendientes dos tareas que acabarán de completar una perfecta reforma integral de la instalación municipal: la mejoría de la luz artificial y de la megafonía. El choque entre los combinados sub 21 de España y Eslovaquia volvió a dejar patente que el sistema de alumbrado del Cartagonova es bastante deficiente y que necesita ser potenciado y aumentado para equipararse a los estadios del fútbol profesional. Si acaba viniendo la selección absoluta, habrá que acometer esa obra. Y no será barata. Entre 500.000 y 600.000 euros se necesitan para acabar con los endémicos problemas de visibilidad en los partidos nocturnos del Cartagonova. Lo de la megafonía se arregla con muy poco dinero, por su parte.

No obstante, estos dos asuntos no son prioritarios para el Ayuntamiento, que ahora quiere ponerse manos a la obra con el arreglo de todos los aseos del estadio. Y luego, pretende limpiar y arreglar toda la fachada principal del Cartagonova, que no se ha tocado desde su inauguración, en febrero de 1988.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos