Sanlúcar: «No temo por mi continuidad en el Murcia»

Sanlúcar, el pasado sábado, durante el choque contra el UCAM./Vicente Vicéns / AGM
Sanlúcar, el pasado sábado, durante el choque contra el UCAM. / Vicente Vicéns / AGM

La grada despide al técnico con gritos de «¡Vete ya!»; Planagumá dice que «supimos contrarrestarles»

ALBERTO GÓMEZMurcia

Manolo Sanlúcar, técnico del Real Murcia, realizó una «valoración negativa» del encuentro tras la derrota de su equipo. En su opinión, lo que aconteció en la Nueva Condomina fue «un accidente del fútbol». El preparador andaluz también afirmó que «no temo por mi continuidad. Confío en mi trabajo». El partido estuvo marcado por la expulsión de Santi Jara, pero el técnico no quiso entrar a valorar la actuación del colegiado. «Respeto a los árbitros y prefiero no valorar su actuación, porque no sé si ha acertado o no en la jugada de la expulsión». De todas formas, jugar con uno menos no fue excusa para el entrenador murcianista: «Cuando llegó la roja ya perdíamos. Hasta el primer gol del UCAM estábamos bien, pero hemos tenido demasiados factores en contra. Aun así, acabamos la primera parte bien».

Con el paso de los minutos los granas variaron su esquema táctico para tener más presencia ofensiva. Sanlúcar explicó que «nuestro segundo plan era jugar con una defensa de tres y mantener los dos puntas para tener más protagonismo en campo contrario, pero el partido se acabó con el 0-2».

El técnico grana cree en sus jugadores y por eso manifestó que «merecían el aplauso que les ha dado la afición al final del partido. Me ha dado mucha pena ver al vestuario tan jodido, pero estoy orgulloso por cómo llevan el día a día». Para el Murcia la competición no da respiro porque en tres días volverá a jugar la Copa. «Viene bien jugar seguido. Son competiciones distintas y hay que regenerarse porque estamos a un paso del premio importante», finalizó Sanlúcar, al que la grada, por cierto, despidió con gritos de «¡Vete ya!» al final del encuentro.

Por su parte, Luis Planagumá, entrenador del UCAM, aseguró que en la Nueva Condomina vivió «una experiencia buenísima» porque el partido «ha sido de otra categoría». Bajo su criterio, el mérito de su equipo estuvo «en contrarrestar muy bien al Murcia. David Sánchez ha participado poco y hemos concedido pocas segundas jugadas para que no las aprovechara Curto. Hemos superado sus líneas de presión». Aun así, el técnico universitario también vio aspectos que no le gustaron: «Los jugadores deciden. Nos hemos sentido cómodos con posesiones largas, pero podríamos haber sido más verticales», explicó.

Escudero Marín, árbitro del encuentro, tuvo su cuota de protagonismo por la expulsión de Santi Jara al impactar con su pie en la cara de Góngora. El lateral del UCAM tuvo que ser trasladado a un hospital al final del encuentro para que le pusieran puntos de sutura por el impacto que recibió. En la grada, donde todo transcurrió con normalidad, el colegiado fue centro de las críticas por parte de la afición del Real Murcia. En el bando universitario sus aficionados se colocaron en la Tribuna Lateral, próximos al córner del Fondo Norte, y celebraron con sus jugadores al final del partido la victoria lograda.

Fotos

Vídeos