CRÓNICA

Una remontada balsámica

Kuki Zalazar es agarrado por Diego Ruiz, en el primer tiempo./Paco Alonso / AGM
Kuki Zalazar es agarrado por Diego Ruiz, en el primer tiempo. / Paco Alonso / AGM

Aketxe y Chavero le dan la vuelta a un partido que se puso feísimo tras el tanto de Carrasco. Dani Abalo y Moussa, saliendo desde el banco, fabricaron la jugada de los dos goles que permiten al Cartagena mantener el liderato

FRANCISCO J. MOYACARTAGENA

Había que ganar en el Artés Carrasco. El rival era el penúltimo clasificado y el Cartagena venía de una derrota dramática en su estadio ante un Betis Deportivo que luchará por no bajar a Tercera. Ante el Lorca Deportiva no servía otra cosa que no fuera la victoria. Los tres puntos eran una obligación. Y los albinegros, en la línea de lo que ha sucedido con el cuestionado Alberto Monteagudo en el banquillo, no fallaron a domicilio. Casi nunca lo hacen. El Efesé ha sumado los mismos puntos en casa que a domicilio (15) en esta primera vuelta a la que solo le restan dos jornadas. Y ese excelente botín lejos del Cartagonova es lo que le da para ser líder.

1 Lorca Deportiva

Simón; Luismi, Lulu, Urzaiz (Loco Alonso, minuto 90+), Argachá; Diego Ruiz (Momprevil, minuto 71), David Álvarez; Pedro, Javi Saura, Mawi; y Carrasco (Juan Arcas, minuto 75).

2 FC Cartagena

Pau Torres; Óscar Ramírez, Aguilar, Míchel Zabaco, Jesús Álvaro; Sergio Jiménez, Chavero; Hugo (Farisato, minuto 87), Kuki Zalazar (Moussa, minuto 58), Cristo (Dani Abalo, minuto 46); y Aketxe.

El detalle
Hubo momentos de tensión en la casi desierta tribuna del Artés Carrasco en los últimos minutos. Adama Fofana, jugador del Efesé que está lesionado y veía el partido en el palco junto a Mauro, Poley, Cordero y Moisés, gritó pidiendo un penalti a Jesús Álvaro que el árbitro no señaló. Y fue increpado por un grupo de aficionados locales. Hubo un cruce de insultos, pero finalmente la sangre no llegó al río.
Goles
1-0 Carrasco (minuto 10). 1-1, Aketxe (minuto 70). 1-2, Chavero, de penalti (minuto 90+).
Árbitro
Escriche Guzmán (valenciano). Amarillas a los visitantes Luismi, Mawi, Argachá, Simón, Urzaiz y Javi Saura; y a los visitantes Míchel Zabaco, Óscar Ramírez y Pau Torres.
El estadio
Artés Carrasco. 800 espectadores, 300 de ellos llegados desde Cartagena.

Ayer, ante un rival con muchísimas limitaciones y que va a tenerlo crudo para quedarse en Segunda B, los albinegros ganaron de penalti y en el último minuto. Eso lo dice todo. No fue un paseo. Ni mucho menos. Fue un triunfo muy de Segunda B, con mucha pala y poco pincel. Los tres puntos no deben tapar el mal momento de forma de un Efesé que necesita recuperar sensaciones. Porque ayer sumó una victoria básica en el Artés Carrasco, sí. Pero perfectamente pudo no conseguirla. Faltó poco para ello, de hecho. En cualquier caso, siempre es más sencillo mejorar y dar pasos hacia adelante desde lo más alto de la tabla, que ahí es donde sigue instalado el equipo que entrena Alberto Monteagudo.

El Cartagena sufrió de lo lindo en el Artés Carrasco para sumar tres puntos que deben darle tranquilidad. Le puso las cosas muy complicadas el Lorca Deportiva, definitivamente mejorado con Mario Simón en el banquillo, aunque todavía con algunas carencias que le impiden sumar de tres en tres en el exigente grupo IV de Segunda B. Si no llegan varios refuerzos de buen nivel en enero, será imposible que el conjunto lorquino se mantenga. Se adelantó el equipo local muy pronto e incluso pudo hacer el segundo en dos claras oportunidades de Mawi en los primeros compases del segundo tiempo. Pero en el tramo final del encuentro, a base de empuje y determinación, fue capaz de remontar el Efesé, con goles de Aketxe y Chavero, de penalti.

El Lorca Deportiva esperó atrás un arreón inicial del Efesé que no llegó y tuvo el acierto de marcar en su primera llegada. David Álvarez encontró metros a la espalda de Jesús Álvaro, peligrosamente desentendido de las labores defensivas durante toda la tarde en su regreso al 'once', y tuvo tiempo de sobra para levantar la cabeza y encontrar a Carrasco totalmente solo en el primer palo. El eterno 'pichichi' del grupo XIII de Tercera División hizo lo de siempre. Remató de primeras y metió la pelota en la jaula. El goleador lo es siempre, más allá de la categoría en la que milite su equipo. Fue la única vez que el equipo blanquiazul pisó el área de Pau Torres en todo el primer tiempo, pero le valió para ponerse por delante y ahondar en las dudas de un Cartagena timorato, lento, espeso y alicaído. Era el momento de empezar a remar.

El dominio en todo el primer periodo fue para los de Monteagudo. Se jugó en el campo de los locales y la pelota la tuvo el Efesé. Pero prácticamente para nada. Porque solo hubo peligro en la meta defendida por Simón en los dos últimos minutos del primer acto. Argachá casi marca en su propia portería al cortar un avance de Hugo dentro del área. Y Lulu evitó bajo palos que Sergio Jiménez remachara a la red una pelota, tras un córner bien sacado por Hugo y que se envenenó tras tocarlo Urzaiz en el primer palo.

Salió mejor el Lorca Deportiva tras la reanudación y Pau Torres evitó el segundo de los locales al ganar un mano a mano a Mawi, quien después lo intentó con una peligrosa volea. Entró Moussa por Kuki Zalazar y mejoró mucho el Cartagena. En esta ocasión, Monteagudo sí juntó al guineano y a Aketxe y el equipo lo notó, para bien. Con una luna hermosa y redonda asomada a la grada donde animaban y sufrían los aficionados albinegros, los visitantes empezaron a generar ocasiones. Aketxe falló una oportunidad clamorosa, chutando fuera cuando estaba solo delante del meta Simón, después de un fallo grotesco de Luismi. Pero se redimió unos minutos más tarde, marcando un bonito gol que fabricaron entre Moussa y Dani Abalo, los dos jugadores que habían entrado desde el banquillo. Ambos repetirían luego en la acción decisiva del partido, la del penalti.

Escriche Guzmán no quiso pitar un claro derribo a Aketxe en el primer tiempo. Ni otro -aún más claro- que le hicieron a Jesús Álvaro en el segundo. El partido se volvió loco y el local Pedro generó varias oportunidades desde el costado derecho, donde encontró una magnífica autopista. Aguilar evitó in extremis el gol de Juan Arcas. Y Míchel Zabaco sacó bajo palos un balón que entraba tras un remate de Momprevil en barullo en el área visitante. Cuando todo hacía indicar que el partido acabaría en empate, Moussa realizó una brillante acción y fue derribado dentro del área. Penalti, gol de Chavero y tres puntos de oro para el Efesé.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos