Quique Pina podría fijar su residencia en Marbella, junto a su actual pareja

Quique Pina, en una imagen de archivo ./Fran Manzanera / AGM
Quique Pina, en una imagen de archivo . / Fran Manzanera / AGM

El exdueño del Ciudad llegó a Murcia en la madrugada de ayer, tras salir de la cárcel de Soto del Real a las 20 horas

R. L.MURCIA / GRANADA

Quique Pina, en libertad condicional desde el lunes, llegó a Murcia ayer de madrugada. Salió de la prisión de Soto del Real sin fianza pero con medidas cautelares. También mantiene los cargos por los delitos investigados dentro de la 'Operación Líbero', que son: blanqueo de capitales, contra la Hacienda Pública e insolvencia punible. Asimismo, tiene prohibida la salida del territorio nacional sin autorización y se le ha retirado el pasaporte.

El exdueño del Ciudad de Murcia llegó ayer a Murcia, donde reside parte de su familia y tiene su residencia, aunque es posible que termine fijando Marbella como lugar habitual de estancia. En la ciudad malagueña comparte vivienda con su pareja, Teresa Martín, y sus dos hijas pequeñas. Su compañera se desplazó el lunes hasta la cárcel madrileña para recogerlo. Abandonó el centro en torno a las 20 horas.

Aunque en la investigación se considera el líder de un entramado de negocios en el mundo del fútbol que podrían ser fraudulentos, Pina explicó al juez haber «actuado de buena fe en todo momento. He firmado lo que me han dicho porque al rededor, he tenido gente que nunca en la vida hubiera imaginado el que no se pudieran hacer esas cosas como para entrar en delito fiscal». Así lo explicó ante el magistrado el pasado 2 de febrero, cuando finalmente se decidió su ingreso en prisión por «riesgo cierto e inminente de contaminación de futuras diligencias de prueba (...) como las declaraciones de otros investigados y de testigos». Pina se va a encontrar dañada su imagen pública por la instrucción abierta. En el ámbito laboral, sus poderes como consejero delegado del Cádiz están revocados, aunque de momento sigue manteniendo el cargo pues no se ha celebrado una junta que le deponga.

La 'Operación Líbero' investiga las presuntas irregularidades cometidas por Pina y Pozzo, así como por las empresas y clubes a ellos vinculados (Granada, Udinese y Watford), en un triángulo ante el que la policía trata de esclarecer si se distraía dinero de Hacienda. El hombre en España de esta red sería Pina según la policía, quien por intermediar en operaciones habría percibido pagos a través de una serie de sociedades. Todo con un alto nivel de vida, que incluyó la adquisición de un barco, inmuebles y coches caros bajo estas instrumentales, pese a que no consta como titular de nada ni presenta declaración de IRPF desde 2011, según el auto que le envió a prisión.

Una indemnización de siete millones

El Cádiz tendrá que indemnizar a Pina con 7 millones de euros si es destituido como consejero delegado, informó ayer el Diario de Cádiz. El presidente cadista, Manuel Vizcaíno, ha retirado los poderes de gestión deportiva del empresario murciano, pero, a su pesar, lo mantiene como miembro del Consejo de Administración en el referido cargo que ya tenía antes del 31 de enero, cuando fue arrestado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos