Un pulso que no engaña

El portero del Real Murcia y ex del UCAM Biel Ribas.
El portero del Real Murcia y ex del UCAM Biel Ribas. / Guillermo Carrión / AGM

El derbi entre el Murcia y el UCAM de hoy será el mejor termómetro para saber dónde está cada uno

ALBERTO GÓMEZMURCIA

El derbi de la ciudad de Murcia se reeditará hoy en la Nueva Condomina. Los protagonistas, Real Murcia y UCAM, se vuelven a cruzar en el mismo grupo y división de la última vez y con los objetivos intactos: a los dos les vale solo la victoria para no descolgarse de los primeros puestos en su meta por alcanzar la Segunda. El Murcia constituye el gran proyecto del grupo IV y parte con la vitola de favorito para ser campeón, pero, de momento, solo ha hecho gala de su poderío contra El Ejido.

La Nueva Condomina vivirá hoy el primer gran partido del año con un derbi que, si bien se antoja desigual en la grada por los adeptos que arrastran unos y otros, parece que será igualado en el césped. Los pupilos de Manolo Sanlúcar llegan a la cita tras empatar en Melilla, donde volvieron a mostrar signos de flaqueza que parecían olvidados. Ahora llega el UCAM y la intención del vestuario murcianista es la de dar un puñetazo encima de la mesa.

Los universitarios, por su parte, alcanzan la quinta jornada de Liga después de hincar la rodilla en La Condomina frente al Cartagena, pero antes de ese tropiezo el equipo de Planagumá cuajó un gran inicio con tres victorias seguidas, a excepción de la eliminación copera en el Cartagonova. Además, la plantilla diseñada por Pedro Reverte tiene cuatro puntos de ventaja sobre el Murcia. Por tanto, de ganar el derbi, el UCAM podría asestar un golpe importante en la línea de flotación de un rival por el ascenso al que dejaría a siete puntos por debajo nada más comenzar.

El Murcia tiene dos puntos por encima al Marbella y el Extremadura; UCAM y Granada B le aventajan en otros cuatro y el trío de cabeza que forman Linense, Cartagena y Écija están a cinco puntos, por lo que no puede dejar escapar ocasiones para recortar.

Para este encuentro el técnico universitario ha convocado a toda la plantilla, mientras que los murcianistas cuentan con la baja segura por lesión de Fede Vega y durante la jornada Sanlúcar deberá realizar otros tres descartes. En las porterías parecen seguras las comparecencias de Biel Ribas y Germán Parreño, aunque ambos solo han dejado a cero su meta en una ocasión. De hecho, la defensa es la demarcación que está concentrando más comentarios en las primeras jornadas para unos y otros. En el caso del Murcia, Forniés es seguro en el lateral izquierdo. Por su parte, Juanra, David Mateos, Orfila y Álex Ortiz se disputarán las otras tres plazas. En el UCAM, los laterales estarán ocupados por Carlos Moreno y Góngora y el eje de la zaga será para los Pérez, Dani y Fran, toda vez que Rafa Páez está teniendo problemas físicos y el canterano Javi Fernández está viviendo sus primeras experiencias en la primera plantilla.

Diferencias en la medular

La mayor diferencia entre Murcia y UCAM puede estar del medio campo hacia delante. Llevar la manija del encuentro le está costando mucho al equipo de Planagumá. David López está con demasiada frecuencia desasistido y jugadores de perfil creativo como Vivi, Chevi y Víctor García están apareciendo solo a cuentagotas. En este apartado se espera el aporte de Jony Ñíguez y la polivalencia de Eizmendi. Por contra, en el Murcia se acumulan centrocampistas. Armando y David Sánchez es muy posible que lleven el timón. En los extremos Santi Jara y Xiscu tienen muchas opciones de ser titulares, sin olvidar a otros futbolistas más intermitentes hasta la fecha como Fernando Llorente, Abel Molinero, Fran Carnicer y el jovencísimo Nadjib, único que todavía no ha debutado con los granas.

En la parte de ataque nadie duda de que en el Murcia serán de la partida Pedro Martín y Víctor Curto. Este último marcó 6 goles en 3 partidos en la Nueva Condomina y el primero ya 'ha mojado' dos veces en la Liga. Para darle refresco a los integrantes de esta dupla esperará su ocasión Salva Chamorro. En las filas del UCAM su ariete es Arturo. Se espera mucho del ex del Cartagena que debutó marcando en Granada. Su conexión con Urko Arroyo es de lo mejor hasta el momento que se ha visto en el ataque universitario, junto a la revolución que supone la entrada de Isi Ros desde el banquillo y el descaro de Alberto Quiles.

El partido en la grada

En la grada también se jugará el partido. Los directivos del Murcia esperan superar los 10.000 espectadores y cerca de medio millar serán seguidores del UCAM que estarán ubicados en Tribuna Lateral. Lo que parece claro es que se registrará la mejor entrada de lo que va de competición en el feudo pimentonero. Hasta el momento, el mejor registro fue en el último partido de los murcianistas en casa en la Liga contra El Ejido. Se congregaron casi 7.000 aficionados.

Por otra parte, el árbitro del encuentro será Escudero Marín, del Comité Manchego. Ni Murcia ni UCAM han perdido con él. Los granas derrotaron al Granada B y al Villanovense de Sanlúcar en las dos últimas temporadas y los universitarios empataron hace cinco años en El Mayayo contra el Cacereño.

Sobre el derbi habló ayer el técico grana, Manolo Sanlúcar. «En afición ganamos nosotros. Por eso, los futbolistas deben jugar con la pasión que les transmita la afición». Para el técnico «es pronto para ver la mejor versión de los equipos, pero espero que sea un partido bonito». Sanlúcar explicó que «la semana de preparación está siendo similar a todas», pero matizó después: «El partido es distinto por el pique entre las aficiones y porque tenemos la obligación de ganar en nuestro estadio. No es un partido más».

El técnico grana también alabó a Planagumá, entrenador del UCAM. Dijo que «es un buen técnico que tiene una plantilla con mucha variedad y mucho margen de mejora».

Fotos

Vídeos