Las peñas animarán el ambiente desde dos horas y media antes del partido

Víctor Alonso, exgerente del Murcia, cobrará parte de su deuda con las entradas vendidas en Cartagena

A. G. / M. F.MURCIA / CARTAGENA

La afición del Real Murcia tiene subrayado en rojo el partido de mañana desde que salió publicado el calendario. Por este motivo, la Federación de Peñas quiere crear un ambiente especial en los prolegómenos del encuentro. La sede los peñistas, que se ubica en el estadio murcianista, abrirá a las 16.00 horas para empezar a atender a los aficionados. Habrá un recibimiento con tracas y colorido para cuando los jugadores granas enfilen la entrada al estadio. Otro momento clave será la salida de los futbolistas al terreno de juego. Los peñistas quieren que los espectadores acudan al partido ataviados con camisetas y bufandas del Murcia.

Por otro lado, entre los acreedores del Real Murcia que han pedido el embargo de las taquillas del club grana está el exgerente Víctor Alonso. Salió del club a la llegada de Raúl Moro y Deseado Flores. Pactaron un doble pago que alcanzaría casi los 100.000 euros. El juzgado número 8 de lo social de Murcia le ha dado la razón y el Murcia debe ingresar más de 30.000 euros y las costas del proceso. El total, más de 40.000 euros. La vía elegida por el exdirectivo incluye también la recaudación de las localidades vendidas en Cartagena, por lo que el club albinegro deberá depositar la recaudación en el propio juzgado. La venta prosigue esta mañana, pero ya se han despachado más de 1.100 entradas de 20 euros y se han llenado once autobuses.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos