Fútbol | Segunda B

Dos mundos y la misma necesidad

Dos mundos y la misma necesidadGráfico

Al Murcia le urge ganar al Cartagena para dar vida a su proyecto y el Efesé no puede fallar hoy si quiere adelantar al Marbella

Francisco J. Moya
FRANCISCO J. MOYACartagena

Es el derbi. No lo ha parecido en los últimos siete días. Pero es. Así, incluso en la semana menos movida que se recuerda en muchos años de derbi, al final llegará la hora del partido y la adrenalina se desbordará sola, sin ayuda de nadie, cuando once camisetas granas y otras once albinegras asomen por el túnel de vestuarios de la Nueva Condomina, ese gigantesco estadio que precisamente fue construido para partidos como el de esta tarde. Suerte que quedan los periodistas (algunos) y los medios (algunos) para intentar sacar brillo al acontecimiento deportivo de mayor tirón de todos los que se celebran a lo largo del año en la Región de Murcia, porque de lo contrario algunos hubieran tenido incluso problemas para adivinar que el Murcia-Cartagena se disputa hoy.

El club local, inmerso en la mayor crisis institucional de su historia con surrealistas episodios casi diarios que perfectamente podrían tener cabida en un culebrón de serie B, no ha movido el árbol. No hemos tenido noticias de su equipo de marketing y los días se han ido consumiendo lentamente, sin pena ni gloria. Es como si a los que mandan en el Real Murcia (a los que parece que mandan aunque legalmente no mandan) les importara muy poco llenar las gradas en la visita del Cartagena, el único rival que las puede llenar en Segunda B, 'playoff' aparte.

Tal vez la poca promoción que se ha hecho del derbi por parte del Real Murcia tenga que ver con el hecho de que todo el dinero que entra en las oficinas del club no va a parar a su caja fuerte, sino al juzgado, para afrontar los numerosos embargos que pesan sobre una histórica entidad que, con sus 48 millones de deuda a cuestas, sigue viviendo en el alambre. Su única salida es el ascenso. Y en ello andan los pupilos de José María Salmerón, un entrenador que está sacando un notable alto en el reto más complicado de su carrera. Cogió al Murcia cerca del abismo, tras sumar con Sanlúcar solo 10 de los 30 primeros puntos en disputa. Y en un escenario bélico, salpicado por todo tipo de problemas extradeportivos y numerosos impagos, ha logrado colocarlo tercero, bien agarrado al 'playoff'. Así, hoy, cuando recibe a un Cartagena que quiere el liderato, gasta su última bala en esa lucha. Si ganan el derbi, los murcianistas aún podrán soñar con el primer puesto. Su proyecto depende de lo que suceda en el césped. Sin ascenso no hay futuro.

LAS CLAVES

1. Urgencias
El equipo grana llega más necesitado al derbi de esta tarde, a siete puntos de los albinegros y el Marbella, los dos líderes. Debe ganar para soñar con el primer puesto.
2. Puntería
Chrisantus y Pedro Martín no están tan enchufados de cara a gol como Aketxe y Rubén Cruz, aunque la defensa grana parece ahora más fiable.
3. Estilos opuestos.
El Murcia defiende con rigor y es letal al contragolpe; los albinegros apuestan por el balón y la proyección ofensiva de sus laterales.

Ambos conjuntos llegan al choque en un estado de forma similar, tras sumar 11 de 15 puntos posibles en las últimas cinco jornadas. Y con un estilo de juego diferente, ya que el equipo grana se siente más cómodo cediéndole el balón al contrario y esperando su fallo para salir al contragolpe. Por eso Salmerón, cuya principal arma es la fortaleza defensiva, propone un centro del campo con tres pivotes defensivos como Juanma Bravo, Armando y David Sánchez, a pesar de que alguno de ellos ocupe posiciones más adelantadas. El Murcia mira más para atrás que para adelante, mientras que en la libreta de Alberto Monteagudo, en la que el balón es fundamental, vemos un centro del campo en el que solo Cordero ejerce de pivote defensivo como tal, acompañado de Chavero, un centrocampista de claro corte ofensivo que incluso se adapta perfectamente a la media punta. Siempre que ha podido contar con los dos, el técnico del Cartagena los ha puesto, dejando en el banquillo a Sergio Jiménez, pivote puramente defensivo. Y es lo que volverá a hacer esta tarde.

Arietes en racha

Y derivados de dos estilos tan antagónicos, así son los números de uno y otro. Mientras que el Murcia ha marcado 39 goles, seis menos que el Cartagena, ha encajado 25, cinco menos que su rival de esta tarde. Los dos delanteros del Cartagena están en racha. Entre Aketxe y Rubén Cruz ya suman 21 tantos. Ambos se reparten 12 de los últimos 14 goles del Efesé. Por su parte, a los granas les cuesta ver portería y han tirado de sus centrocampistas (Jordan, Santi Jara y Elady) y defensas (Molo y David Mateos) para suplir la reciente falta de pegada de Chrisantus (la última vez que marcó fue el 11 de marzo) y Pedro Martín, que no ha visto portería desde que anotara de penalti ante El Ejido el 21 de enero.

El peor dato para el conjunto de Salmerón es su poca fiabilidad en casa. De hecho, como local el equipo grana ha sumado 27 puntos, menos que el Marbella, el propio Cartagena, el Extremadura, el Melilla y el UCAM, sus rivales en la zona de 'playoff'. El Murcia, en la Nueva Condomina, ha dejado escapar cuatro partidos y ha acabado cediendo un empate en tres encuentros, un dato que alimenta a un Cartagena que es el mejor visitante del grupo IV, con unos guarismos estupendos. De hecho, nadie ha conseguido como visitante los 28 puntos que ha logrado el conjunto blanquinegro lejos del Cartagonova, sumando 8 victorias y 4 empates en 16 partidos jugados a domicilio.

Se conocen muy bien

Ambos entrenadores conocen perfectamente qué es lo que hará esta tarde su rival. «No creo que en el 'playoff' nos encontremos a ningún equipo mejor», ha dicho sobre el Cartagena un Salmerón que cada quince días ocupa una butaca en el palco del Cartagonova. El almeriense no toca lo que funciona y su 'trivote' en el medio le da lo que quiere: control, empaque y seguridad. Por los costados vuela Santi Jara y curra Pedro Martín. Cuando Elady sale de refresco siempre pasan cosas. Y si no suena esa flauta, siempre queda el balón parado, donde Molo, Orfila y Charlie Dean son una amenaza constante para cualquier zaga.

Incluso para la del Cartagena, uno de los pocos equipos de toda la Segunda B que a estas alturas del curso aún no ha recibido ni un solo gol de córner (o de falta lateral colgada al área). Claro que en ese capítulo es un seguro de vida el sevillano Moisés, quien hoy se pierde el derbi por acumulación de amarillas. El Cartagena perderá fuerza por arriba y limpieza a la hora de sacar la pelota jugada desde atrás, ya que al venezolano Josua Mejías le cuesta mucho todavía y Michel Zabaco no tiene la claridad de Moisés.

No obstante, al jugar con dos puntas, las cosas han variado un poco últimamente en el Cartagena. Ya no es tan académica la propuesta de Monteagudo y en bastantes ocasiones, sobre todo cuando el rival tapona bien a los laterales Óscar Ramírez y Jesús Álvaro, la salida desde atrás se simplifica con un golpeo que busca la cabeza de Aketxe o el pecho de Rubén Cruz. Sin mediapunta al uso, el Cartagena pierde toque y finura. Posiblemente juega peor. Pero la pegada de Aketxe y Rubén Cruz es brutal. Y eso borra cualquier otro planteamiento y anula cualquier opción que no sea la de juntar a estos dos delanteros siempre en el 'once' inicial. Bajo palos, no hay debate. De momento. Es lo que dijo el viernes Monteagudo.

En los dos últimos derbis en tierras murcianas el Cartagena se quedó sin marcar en la Nueva Condomina. El año pasado, en el Cartagonova, el Murcia le apeó del primer puesto. Hace dos, en el mismo escenario, pasó al contrario. Al Efesé tampoco le vale de mucho el empate. Necesita tres puntos para quitarle el primer puesto al Marbella.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos