Fútbol | 'Caso Soule'

Monje Carrillo, al borde del precipicio

José Miguel Monje Carrillo, en una imagen de archivo de un acto celebrado en la federación murciana./Fran Manzanera / AGM
José Miguel Monje Carrillo, en una imagen de archivo de un acto celebrado en la federación murciana. / Fran Manzanera / AGM

El CSD pide al TAD que lo suspenda y, de momento, se agarra a su puesto en la FFRM

Francisco J. Moya
FRANCISCO J. MOYACartagena

No hubo sorpresa. Estaba cantado que el Consejo Superior de Deportes (CSD) pondría ayer en marcha toda su maquinaria jurídica y administrativa para apartar de su cargo al presidente de la Federación de Fútbol de la Región de Murcia (FFRM), José Miguel Monje Carrillo, investigado por el juez Pedraz junto a otras personas vinculadas a la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) que presuntamente apoyaron a Ángel María Villar a cambio de determinados favores en sus respectivas regiones. Así, como adelantó este periódico en su edición del jueves, el CSD trasladó en la mañana de ayer al Tribunal Administrativo del Deporte (TAD) la solicitud de apertura de expediente a Monje Carrillo y a otros cuatro miembros de la Junta Directiva de la RFEF que están siendo investigados por el 'caso Soule', informó dicho organismo en un comunicado.

Un portavoz del CSD añadió que, «después de estudiar el informe solicitado a la Abogacía General del Estado, ha trasladado con fecha de hoy [por ayer], al Tribunal Administrativo del Deporte (TAD) la solicitud de apertura de expediente disciplinario» para cinco directivos de la RFEF. Se trata de cinco presidentes de federaciones territoriales afines a Villar: José Miguel Monje (Región de Murcia), Jacinto Andrés Alonso (La Rioja), Antonio García Gaona (Ceuta), Diego Martínez (Melilla) y Vicente Muñoz (Valencia), investigados en el 'caso Soule', según recordó el citado portavo del CSD.

Dimisión previa

Se da la circunstancia de que el quinteto de dirigentes investigado sabía que el proceso para pedir su inhabilitación era imparable y desde hace días estaba esperando a que el CSD enviara al TAD la petición de apertura de expediente, como sucedió a media mañana de ayer. Y ellos, con el objetivo de agarrarse al puesto de presidente en sus respectivas federaciones, lo que hicieron fue dimitir de sus cargos en la directiva de la RFEF.

Con esta maniobra dilatan ser suspendidos cautelarmente por el CSD, tal y como ocurrió en los casos de Ángel María Villar y Juan Padrón. Entienden que, si no están en sus cargos en la Española, no se les puede suspender. No obstante, fuentes del CSD aseguraron a 'La Verdad' que el proceso para inhabilitar de manera cautelar a Monje y a los otros cuatro presidentes de territoriales sigue su curso y que el hecho de no tener un cargo federativo en Madrid no impide que puedan ser suspendidos en sus respectivas federaciones territoriales. Ayer, tras el anuncio del CSD, otros ocho presidentes de territoriales presentaron su dimisión en la directiva de la RFEF, en lo que se entiende como un gesto de solidaridad con ellos. La crisis se agiganta un poco más en la institución que preside de manera interina Juan Luis Larrea.

Conocida la noticia, desde la FFRM optaron por seguir guardando silencio y nadie hizo declaraciones públicas. De hecho, Monje Carrillo, que lleva 13 años en el cargo, no habla desde que estalló el 'caso Soule', que investiga el presunto mal uso y apropiación indebida de fondos de la RFEF por parte de miembros de dicho organismo y que provocó la detención del expresidente Ángel María Villar, de su hijo Gorka y del exvicepresidente Juan Padrón.

Más

Fotos

Vídeos