SEGUNDA

«Nos sentimos abandonados por la dirección del club»

Carlos Peña, capitán del Lorca FC, denuncia que el club ha dejado de pagar los sueldos

PEDRO RELORCA

Carlos Peña, uno de los capitanes y pesos pesados del vestuario del Lorca FC por veteranía y jerarquía, alzó ayer la voz. Dijo que la plantilla del equipo de fútbol se siente «abandonada por la dirección del club», encabezada por su dueño, el empresario chino Xu Genbao, que ha dejado de pagar los sueldos a los jugadores.

El lateral, uno de los jugadores con más minutos esta temporada, que llegó procedente del Getafe, pero también ha defendido la camiseta del Real Valladolid, próximo rival del Lorca, explicó que «la situación en el club no es nada sencilla desde finales de enero. Desde que no se produjo la venta, sencillamente nos sentimos abandonados por la dirección».

Añadió que «nadie ha venido a darnos explicaciones. Se han quedado solo cuatro o cinco personas en las oficinas, que son los que están tirando de este barco. Son los que están dando la cara por nosotros, los que nos ponen las cosas fáciles, y nada más. No tenemos noticias del director general que había, ni del presidente del club. Lo único bueno es que estábamos cobrando al día, pero ahora ni eso. Este mes no hemos cobrado».

Peña reconoce que no han salido las cosas. «Sé que no hemos hecho bien las cosas, pero es que no ha sido fácil. El único mensaje es que el equipo se siente abandonado. Tenemos una plantilla y un cuerpo técnico profesional. Luego hay otra gente que se subió a este barco y no ha cumplido las expectativas. Hemos tirado para adelante, pero en el campo hemos sido muy malos, ya que solo tenemos treinta puntos».

Peña, no obstante, segura que los jugadores quieren dar la cara en estas últimas jornadas en Segunda. «A pesar de la situación, queremos seguir en la competición, trabajando y jugando cada partidos. Tratamos de competir para ganar partidos, para los 7.000 aficionados que nos han apoyado este curso y para los 3.000 que ahora van al campo. Intentamos sentirnos orgullosos y darle a la afición pequeñas alegrías. No hay nada más. La verdad es que desde el club no se nos ha explicado nada, nunca. Había compañeros que sabían que se tenían que marchar, pero nadie en el club les decía nada.

«Salgo aquí y lo digo porque los compañeros están sufriendo. Salimos al campo, tenemos familias detrás y no se han cumplido las expectativas. Si te haces cargo de algo, tienes que ser responsable y dar la cara. Entiendo que la afición puede estar descontenta. Con respecto a los sueldos, estamos a día 16 y nadie nos ha dicho nada. No están cumpliendo los plazos previstos. Esperamos tener noticias pronto, nosotros y los trabajadores».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos