LORCA FC

Fabri estalla tras el fiasco en la defensa de Zaragoza

Fabri, entrenador del Lorca FC, en La Romareda./LOF
Fabri, entrenador del Lorca FC, en La Romareda. / LOF

PEDRO RELORCA

La derrota del Lorca FC el pasado domingo ante el Zaragoza es la gota que colma el vaso en una temporada nefasta. El equipo se encuentra a 17 puntos de la salvación y toca la Segunda B con la punta de los dedos. Las matemáticas empiezan a abandonarle y, visto lo visto, está claro que Fabri González no logra entenderse con sus jugadores. El juego desplegado en La Romareda fue otra muestra de incomunicación y desobediencia sobre el terreno. Así que el técnico está desbordado y ya no sabe a qué jugadores poner para abortar una sangría que no cesa y, lo que es peor, no parece tener fin.

Y para muestra, la cantidad de cambios en el once de un partido a otro. El equipo de Albacete nada tiene que ver con el de Zaragoza, donde Fabri llegó a hacer hasta cinco cambios: tres en defensa, uno en el medio del campo y otro en la punta de ataque. Lo más llamativo está en la defensa, con el cambio de los tres centrales. No pudo jugar Pomares, porque estaba sancionado, y tampoco fueron alineados Fran Cruz ni Pina, que se quedaron en el banquillo. En esa posición jugaron Nasuti, Digard y Bicoro. Para más inri, ninguno terminó el encuentro. Los dos primeros fueron sustituidos y el debutante Bicoro, expulsado.

Fabri González estaba indignado con esos jugadores por lo que entiende como incapacidad o desmotivación para jugar el encuentro. Y es que los tres goles del Zaragoza llegaron gracias a los fallos estrepitosos en defensa, donde la falta de atención fue la tónica general. «Por mi cabeza no pasa lo de marcharme, sino seguir trabajando y aprovechar la oportunidad que tenemos cada domingo, ya que para mí es una grandeza pertenecer a la Liga de Fútbol Profesional. Es verdad que tenemos problemas gordos con la línea defensiva, con los centrales, en cada partido. De esta forma, si sigo, me pensaré mucho quién tiene que jugar en esa posición, y a quién daré la oportunidad en los siguientes partidos».

«Yo soy el primer sorprendido, es un suicidio jugar así», se queja el técnico gallego

Dar la cara

Está claro que el técnico señaló a sus jugadores tras el fiasco de Zaragoza (3-1), y los culpa una y otra vez de no hacerle caso. Así lo dejó ver el entrenador gallego después de las facilidades dadas atrás en La Romareda. «Yo en realidad no sé qué pinto aquí ahora hablando, cuando nada de lo que haces durante la semana se plasma sobre el campo. No sé si pinto mucho aquí, pero soy el responsable y tengo que estar y dar la cara».

Además, el entrenador del Lorca FC añadió que «es una aberración. El equipo no ha entrenado durante la semana ningún tipo de planteamiento con la defensa a diez metros del centro del campo, sino que se ha entrenado para estar por delante del área. Y es que sabíamos que el Zaragoza tenía velocidad y, si te pillaba a la contra, te podía destrozar; así que nada de lo que ha pasado durante el partido tiene que ver con lo ensayado. Yo soy el primer sorprendido, es un suicidio jugar de esta manera, no tiene sentido».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos