Fútbol | Segunda División

Oxígeno para el Lorca y Torres

Pina puja por el balón con un jugador del Gimnàstic durante el encuentro en el Nou Estadi./Agencia LOF
Pina puja por el balón con un jugador del Gimnàstic durante el encuentro en el Nou Estadi. / Agencia LOF

El técnico respira tras una victoria que debe servir al equipo para tener más fe

PEDRO RETarragona

Al fin se rompió la mala dinámica fuera y el Lorca FC fue capaz de ganar su primer partido lejos del Artés Carrasco. Además, lo hizo con autoridad y siendo mejor que el Nástic. Manu Apeh, de cabeza, y Abel Gómez, de falta directa, fueron los que marcaron en el segundo tiempo, dando al equipo lorquino un triunfo vital, tres puntos que sirven al Lorca para quitarse la espina fuera y dan oxígeno a Curro Torres, a quien algunos empezaban a cuestionar.

0 Gimnàstic

Dimitrievski; Kakabadze, Abraham (Dongou, minuto 58), Xavi Molina, Suzuki; Gaztañaga (Juan Muñiz, minuto 75), Tejera (Zahibo, minuto 65), Delgado, Javi Jiménez; Mesa y Manu Barreiro.

2 Lorca FC

Dorronsoro; Pina, Peña, José Carlos, Holgersson; Cristian Bustos, Abel Gómez (Tropi, minuto 85), Dani Ojeda (Molo, minuto 87), Nando,Noguera; y Manu Apeh (Manu Onwu, minuto 79).

Árbitro:
Jorge Figueroa Vázquez (andaluz). Mostró tarjeta amarilla a Manu Apeh, Gaztañaga, Abel Gómez, Cristian Bustos y Kakabadze.
Goles:
0-1. M. 59. Manu Apeh; 0-2. M. 84. Abel Gómez.
Incidencias:
Nou Estadi, 5.419 espectadores.

El técnico hizo unos cambios obligados por las ausencias de Pomares y Fran Cruz, lesionados. Entraron en el centro de la defensa Holgersson y José Carlos, mientras que Peña ocupó el lateral izquierdo. Curro Torres también hizo variaciones en el centro del campo, donde Abel Gómez estrenó titularidad y Dani Ojeda volvió a jugar después de algunas jornadas sin hacerlo.

El partido empezó con un Lorca con más criterio y jugando en el campo del Gimnástic de Tarragona. No tenían muchas dificultades los jugadores blanquiazules para ser los propietarios del balón, ante un Nástic más rezagado y con algunas precauciones en defensa. Manu Apeh era el hombre más adelantado, y en más de una ocasión trataba de llegar para hacer trabajar a la defensa de los catalanes. Así, se pudo ver un duelo entre el japonés Suzuki y el nigeriano.

El Lorca defendía, pero también intentaba llegar a la portería del macedonio Dimitrievski. El juego no tenía tregua y en estas el Lorca perdonó el primer gol, cuando Manu Apeh dejó para Noguera, el madrileño disparó raso y el guardameta local puso la mano para evitar el tanto. Luego Abel Gómez sacó una falta al punto de penalti, Manu Apeh cabeceó y el balón salió fuera.

Estaba cómodo el equipo lorquino, con un mejor control en el centro del campo y sin tener que intervenir mucho en defensa una vez cumplido el minuto treinta. Y el Lorca volvió a perdonar en otra jugada de gol, cuando Nando dejó a Dani Ojeda, que remató sin parar y el portero rechazó con apuros.

Demasiado estaba perdonando el Lorca FC, que volvió a llegar en un centro de Peña, que remató Manu Apeh de cerca y el portero volvió a salvar a los de Tarragona. Todas las acciones de peligro eran lorquinas. El Nástic solo llevaba peligro a balón parado, y en un par de saques de esquina a su favor hizo trabajar al meta Dorronsoro. Se fueron consumiendo los minutos hasta llegar al final del primer tiempo sin que se moviera el marcador, pero con mejores sensaciones por parte del Lorca FC que dispuso de ocasiones para ir por delante.

Gol anulado al Nástic

Empezó el segundo tiempo y el partido no varió de color, con un Lorca FC que llevaba el mando ante un rival que tenía dificultades para crear peligro. Y el fútbol al fin hizo justicia cuando Nando centró desde la derecha y Manu Apeh metió la pelota en la portería con la cabeza. Pero el cuadro blanquiazul quería más y buscó el segundo. En esas, Mesa marcó para los locales de cabeza, pero estaba en fuera de juego y la jugada se quedó en un susto. Con el resultado en contra, era el Nástic el que trataba de intimidar al Lorca FC.

Al Lorca le quedaban diez minutos para conseguir la primera victoria de la temporada fuera de casa. Y esta vez sí llegó el triunfo, que se vio más claro tras el segundo gol del Lorca, a falta de cinco minutos para el final. Manu Onwu fue objeto de falta, la sacó Abel Gómez y el balón entró por la escuadra.

El Nástic estaba en la lona y el Lorca dedicó los últimos minutos a conservar un resultado merecido y que le hace contemplar el futuro con algo más de optimismo, aunque no se puede relajar, ya que el equipo de Curro Torres continúa en la zona de descenso. Este triunfo fuera deber servir para que los jugadores tomen confianza en sus posibilidades y pueda seguir brindando victorias. El siguiente en la lista será el Oviedo, el próximo sábado, un rival atractivo y que puede suponer para el Lorca el despegue definitivo si consigue sumar un nuevo triunfo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos