El Artés Carrasco no se lo cree

Los jugadores del Lorca celebran el triunfo contra el Granada./Paco Alonso / AGM
Los jugadores del Lorca celebran el triunfo contra el Granada. / Paco Alonso / AGM

Los de Fabri se llevan el triunfo tras 16 jornadas sin vencer y dan, al fin, una pequeña alegría a su sufrida afición

PEDRO RELORCA

Hay que frotarse los ojos. Al fin llegó la primera victoria para Fabri González desde que está en el banquillo del Lorca FC. Y llegó con justicia, jugando mejor el Lorca que un aspirante al ascenso y teniendo que marcar tres goles para sumar los tres puntos. Dani Ojeda, Antonio López y Fran Cruz lograron los goles, es decir, un centrocampista y dos centrales, y es que, eso sí, el equipo lorquino sigue sin tener remate en la punta de ataque. El resultado es un imprevisto importante para el Granada, convencido de lograr una victoria para la que no hizo méritos ante el colista. Aunque el triunfo de poco sirve ya, al menos la afición se lleva una alegría que venía mereciendo desde hace tiempo.

Lo que son las cosas, Fabri González se enfrentó ayer al equipo que más gloria le dio, ya que con el Granada logró dos ascensos y tuvo la posibilidad de saborear la Primera División. El técnico gallego repitió la alineación de hace dos jornadas, cuando empató con el Barcelona B en el Artés Carrasco. Recuperó para este partido a un jugador importante como el centrocampista Noguera, quien volvió tras cumplir un partido de sanción en Tenerife.

El partido empezó como se esperaba, con presión del Granada ante un Lorca FC más cerrado en defensa. Pero el primero en tocar madera fue el equipo de Fabri González, cuando tras un saque de esquina Fran Cruz no pudo marcar porque su remate se estrelló en el poste derecho de la puerta defendida por Javi Varas. La respuesta del Granada no se hizo esperar, en unos momentos en los que el equipo visitante seguía amenazando con ponerse por delante en el marcador, pero la llegada fue desbaratada por Dorronsoro tras un remate dentro del área de Pedro.

El equipo local jugaba demasiado cerrado en su campo, con la única intención de coger una contra y llegar al área granadina con rapidez. Era una misión un tanto imposible, porque el equipo de Morilla no dejaba espacios y se encontraba demasiado entero por los pocos minutos que se habían disputado.

Los siguientes minutos siguieron siendo granadinos. Los visitantes llegaron más y no se adelantaron en el marcador por el desacierto de sus delanteros.

Pero con el paso de los minutos dio la impresión de que ambos equipos jugaban con el freno de mano echado, como si no les importara marcar, pero las mejores ocasiones en ese momento eran ya del Lorca FC. Eso sí, al igual que en partidos anteriores, no había suerte en el remate de los blanquiazules, que se encontraron con el palo y el portero del Granada.

Faltaban solo tres minutos para el final del primer tiempo cuando Fede Vega centró desde el lado derecho y el balón llegó a Peña, que volvió a meter el balón cerca del área pequeña donde tocó Gomelt a la cabeza de Manu Apeh. El último en tocarlo antes de que entrara en la portería fue Dani Ojeda, también de cabeza. Era el 1-0. El primer tiempo terminaba con un prometedor marcador a favor de los lorquinos, pero quedaban otros 45 minutos que prometían ser muy disputados.

Partido loco

Tras el descanso no hubo cambios, con el Lorca buscando su primera victoria después de 16 jornadas sin conseguirla, pero perdía demasiados balones en la zona ancha, y eso no era nada bueno porque el Granada cogía confianza y rondaba por la portería de Dorronsoro. El partido estaba un tanto loco. A pesar de las precipitaciones el Granada, este encontró premio, cuando Pedro logró el empate.

Ese gol hizo daño al Lorca FC y volvieron los fantasmas de otros partidos, pero cuando mejor lo estaba haciendo el Granada llegó el segundo del Lorca FC, tras rematar de cabeza Antonio López un saque de esquina. No duró mucho la alegría porque poco después marcó Montoro.

Sin embargo, el Lorca FC no quería quedarse sin premio y, tras un córner de Javi Muñoz, llegó el tercer gol, en esta ocasión marcó el central Fran Cruz para enmendar el tanto granadino cuando el balón tocó en su pie antes de entrar.

Así terminó el partido con una victoria que buscaba el equipo de la Ciudad del Sol desde el mes de diciembre. Los tres puntos se quedaron en casa y el equipo de Fabri González se quitó un peso de encima, con una triunfo que no vale para nada de cara a la clasificación, pero que sirve para dar una alegría a la sufrida afición local.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos