Fútbol | Segunda B

Un punto que sabe a poco para el Jumilla

Txomin avanza con la pelota./A. Simón
Txomin avanza con la pelota. / A. Simón

Al conjunto de Pato le sigue condenando la falta de acierto después de ser superior a su rival durante todo el partido

ABDÍAS SIMÓNJumilla

El Jumilla sumó un punto ante el Écija, un punto que sabe a poco y más observando el transcurso del partido y la actitud del rival, que desde el primer minuto del encuentro intentó amarrar el empate, con constantes pérdidas de tiempo que el colegiado no penalizó.

0 Jumilla

Mandaluniz, Julian Dominguez, Neftalí, Álvaro González, Robles, Manu Miquel, Chupe, Borja García (Manolo, min. 64), Chacopino (Titi, min. 64), Caye Quintana (Campoy, min. 75), Txomin Barcina.

0 Écija

Fermín García, Bugatto, Carmona, Núñez, Domínguez, Marrufo, Ezequiel (Alex Escardo, min. 67), Manu Reina (Copete, min. 88), Canillas (Chanfreut, min. 82) Jonathan y Abraham.

Árbitro:
Bosch Domenech (valenciano), mostró amarillas a Chacopino y Manu Miquel, por parte local; y a Bugatto y Jonathan Ruiz, del bando visitante.
Incidencias:
Municipal La Hoya ante 500 espectadores. A la entrada se llevó a cabo una recogida de alimentos.

La primera mitad fue igualada, con un Jumilla algo mejor en el dominio del esférico, pero sin efectividad en ataque. A pesar de no querer el balón, las mejores ocasiones llegaron de la mano del Écija por mediación de Canillas, que la mandó alta en un mano a mano ante Mandaluniz y en una falta bien rematada por Marrufo, que desbarató el guardameta vinícola.

Ya en la segunda parte, la tónica del partido se mantuvo, con juego en la medular y pocas ocasiones. Además, casi todos los balones aéreos acababan en dominio visitante. Eso sí, rápidamente los vinícolas basculaban y recuperaban el cuero, siendo Manu Miquel y Borja García la cara y la cruz en el centro.

En el 64 llegó el punto de inflexión para el conjunto entrenado por Pato, fue gracias a un doble cambio en el que ingresaron al verde Manolo y Titi por Borja García y Chacopino. La balanza la desniveló Manolo, que dio, entonces sí, solidez a la columna vertebral del Jumilla. Chupe, que estaba maniatado hasta ese momento, comenzó a hacer diabluras por el carril derecho, siendo además protagonista de la polémica del partido ya que, en el minuto 70 y tras ser derribado dentro del área, el colegiado no señaló penalti.

Diez minutos más tarde y por esa misma banda, se produjo la mejor ocasión del partido, llegando al remate Txomin, que la mandó al palo derecho de la meta defendida por Fermín García.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos