El Lorca Deportiva ya huele a Tercera

Lulu se queja al árbitro, ayer, en Las Palmas./LOF
Lulu se queja al árbitro, ayer, en Las Palmas. / LOF

La derrota en Las Palmas lo deja hundido y casi sin tiempo de reacción

PEDRO RE

Tercera derrota consecutiva de un Lorca Deportiva que se queda con pie y medio en Tercera. La victoria de Las Palmas Atlético por goleada deja a los de Mario Simón a siete puntos de la salvación, con cuatro partidos por delante. Toca ganar todo y que fallen los demás, un imposible casi. Y es que el Lorca volvió a fallar cuando más falta le hacían los tres puntos para acercarse a la zona de salvación.

Mario Simón tuvo que hacer encajes de bolillo para confeccionar una alineación con garantías de éxito en un equipo mermado por las bajas. No pudo contar con Chirri, Luismi ni Pedro Montero (este último dejó el club durante la semana por motivos personales). Además, Andrés Carrasco estaba en el banquillo, pero su estado físico no le permitía jugar todo el encuentro. Con estos malos precedentes afrontaba el Lorca uno de los partidos más importantes de la temporada.

4 Las Palmas At.

Josep; Diego Parras (Carlos González, minuto 83), Yeremi Valerón (Álex Suárez, minuto 60), Eric Curbelo, Álvaro, Josemi; Pablo, Fabio (Gopar, minuto 78), Kirian; Benito y Edu Espiau.

1 Lorca Deportiva

Simón; Juanjo, Adrián Agarcha (Guirao, minuto 60), Lulu, Urzaiz; David Álvarez, Cristeto (Carrasco, minuto 69), Britos, Javi Saura, Sergio Rodríguez (Miguelito, minuto 14); y Juan Arcas.

Árbitro
Ávalos Barrera (C. Catalán). Amarilla a Pablo, Urzaiz, David Álvarez y Argachá. Roja a Lulu, expulsado en el 88.
Goles
1-0, min. 14, Kirian; 2-0, min. 48, Eric Curbelo. 3-0, min. 55, Edu. 3-1, min. 64, Britos. 4-1, min. 78, Edu.
Incidencias
Anexo Estadio Gran canaria, 400 espectadores.

Además, pronto hubo que añadir otros dos contratiempos para el Lorca Deportiva: en el minuto 13 se lesionó Sergio Rodríguez y un minuto después el equipo encajó el primer gol de la mañana. Un fallo en la defensa permitió que Kirian marcara de cabeza. El delantero estaba libre de marca y solo tuvo que empujar el balón para batir a Simón.

No se encontraba cómodo el equipo lorquino y el tiempo corría en su contra ante un rival que tenía controlado el partido.

La dinámica no varió en la segunda parte, porque los de casa no tenían la intención de bajar en intensidad. A los cuatro minutos volvió a fallar la defensa y el choque quedó casi sentenciado a falta de cuarenta minutos por jugar. El partido se terminó de perder después de otro desbarajuste en el centro del campo. A pesar del resultado tan negativo, nunca bajaron los brazos los lorquinistas, y diez minutos después acortaron la distancias, pero el tiempo fue pasando sin que hubiera posibilidad de marcar el segundo para meter presión al conjunto amarillo, que cerró filas para que eso no ocurriera.

Temas

Fútbol

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos