Fútbol | Segunda B

El Jumilla sufre la primera derrota de la temporada ante el Melilla (1-0)

LOF

El equipo de Ángel Cuellar se deja tres puntos en el Álvarez Claro después de un partido con pocas ocasiones y aún menos fútbol

LA VERDADMurcia

El FC Jumilla vuelve a la Península con un sabor agridulce después de dejarse tres puntos en el Álvarez Claro de Melilla en un partido en el que ninguno de los dos equipos hizo méritos para conseguir la victoria. Aunque fueron los locales los que finalmente se impusieron en el marcador tras un solitario gol de Yacine después de un grosero fallo en defensa de Manolo.

El partido comenzó con el conjunto de Ángel Cuéllar manejando la posesión de balón y acercándose al área melillense sin generar ocasiones claras pero sin dejar que el equipo local pudiera crear peligro. Con un fútbol anodino y muy poco entretenido, la primera parte fue llegando a sus últimos 15 minutos, que el Melilla aprovechó para, sacando partido del desgaste físico del equipo vinícola, tener sus mejores oportunidades de gol con jugadas por banda derecha.

Cuando los primero 45 minutos estaban a punto de concluir, Chacopino tuvo la ocasión más clara para el Jumilla en todo el partido. Tras zafarse de dos jugadores en el área rival, el delantero alicantino sacó un fuerte disparo a puerta que pasó a escasos centímetros del larguero de la meta de Barrio.

Ya en la segunda mitad, el encuentro siguió de la misma manera que había concluido la primera parte. El Melilla estaba más asentado en el campo, pero era incapaz de dar signos de profundidad y generar peligro en el área del Jumilla. Hasta que en el minuto 77, un fatídico error en el área por parte de Manolo puso el balón en bandeja para que Yacine batiera a Mandaluniz y aventajara al cuadro norteafricano.

En los últimos minutos, los chicos de Cuéllar intentaron empatar el partido con más corazón que fútbol, evidenciando el gran desgaste físico de los jugadores y echando en falta la altura de Chacopino, que fue sustituido anteriormente, para rematar balones de cabeza. La expulsión de Manu Miquel después de una violenta entrada para abortar una contra del Melilla terminó de lastrar las posibilidades del equipo vinícola. Así llegó a la conclusión un partido que perfectamente podría haber acabado en empate, pero que deja al Jumilla con un solo punto en la clasificación, ya pensando en el derbi de la próxima semana ante el UCAM CF.

Fotos

Vídeos