Fútbol | Segunda B

La falta de gol alarma a la afición del Jumilla (1-1)

Chupe con el balón controlado en el encuentro ante el Mérida. / A. S.

Gritos contra el técnico Cuéllar tras otro partido sin acierto de los del Altiplano

ABDÍAS SIMÓNJumilla

Una vez más no pudo ser y ya van cinco jornadas sin ganar desde que comenzó la temporada. La situación del Jumilla es preocupante, sobre todo por su alarmante falta de efectividad, y es que el conjunto de Ángel Cuellar solo ha sido capaz de marcar dos goles en estos cinco partidos.

1 Jumilla

Mandaluniz, Julián Domínguez, Catalá, Neftalí, Robles, Manu Miquel, Chupe (Álvaro González, min. 68), Manolo (Borja García, min. 84), Chacopino, Fran Moreno, Caye Quintana (Txomin Barcina, min. 72).

1 Mérida

Felipe Ramos, Pérez, Pina (Javi Gómez, min. 45), Paco Aguza, Javi Chino, Chema Mato, Jokin Esparza, Álex Bernal (Mustapha, min. 63), Hugo Díaz (Kiu Younggyu, min. 88), Julio de Dios, Santi Villa.

Goles:
1-0, Caye Quintana (m.33), 1-1, Mustafa (m.65).
Árbitro:
Hernández Carbonell (Valencia). Amarilla a los locales Manu Miquel (55), Chacopino (81), Álvaro González (88) y Fran Moreno (89) y a los visitantes Álex Bernal (42) y Hugo Díaz (79).
Incidencias:
Encuentro correspondiente a la quinta jornada de 2ª B, grupo IV, disputado en el polideportivo municipal La Hoya ante 350 aficionados. Al final del partido la afición local abucheó al entrenador del Jumilla, Ángel Cuéllar.

El conjunto vinícola dio muestras este domingo una vez más y frente al Mérida de que quiere jugar, quiere proponer y quiere agradar, sobre todo tras los cambios en la segunda mitad, pero sigue negado de cara al gol, con Chacopino arriba perdido en una isla desierta a la que apenas llegan balones y atacando desde las bandas, pero sin profundidad.

La primera parte fue bastante soporífera. El juego discurrió en el centro del campo y el Jumilla tuvo la posesión y buscó el ataque, cargando sobre todo el juego por la banda derecha, donde Chupe y Julián Domínguez, muy activos, intentaban internadas y centros, pero sin éxito. Los extremeños se encontraban a gusto con la situación, bien plantados y esperando una ocasión para marcar.

Fue en una jugada a balón parado en el minuto 33 en la que el FC Jumilla, al fin, consiguió abrir la lata. Manolo centró un balón escorado a la derecha y en zona de tres cuartos. Tras un remate de Miquel y el despeje de la defensa del Mérida, atrapó la pelota Caye Quintana para batir por bajo a Felipe Ramos.

Espoleados por el gol, los emeritenses intentaron buscar el empate, pero no consiguieron ver puerta y con el 1-0 y la ilusión intacta para la grada jumillana el encuentro se fue al descanso.

Ya en la segunda parte llegaron los cambios, Nefti dio entrada a Javi Gómez nada más empezar y a Mustafa en el 63. El argelino, apenas dos minutos después de su ingreso y antes de que Cuéllar tuviera tiempo para la reacción, se inventó un gol maradoniano, conduciendo el balón desde su campo y zafándose de hasta tres rivales que intentaron derribarlo sin éxito. El centrocampista se plantó solo ante Mandaluniz y no tuvo problemas para batirlo, poniendo la igualada en el marcador.

Entonces sí llegó la reacción de Cuéllar desde la banda. El técnico puso en el campo a Álvaro González para realizar un marcaje férreo a Mustafa y a Txomin Barcina, que dio otro aire al equipo vinícola, ofreciéndose, buscando el ataque con frenesí y no arrugándose a pesar de las duras entradas de la defensa rival.

La moral de Barcina catapultó al Jumilla, que en el último cuarto de hora se volcó arriba y dispuso de tres ocasiones muy claras. Julián Domínguez y Manu Miquel probaron con disparos potentes desde fuera del área. El primero se fue por poco y el segundo obtuvo la gran respuesta del meta visitante Felipe Ramos. Finalmente, ya rozando el 45, fue Fran Moreno el que, de cabeza, enganchó un buen balón aéreo, pero Ramos volvió a blocar y con el 1-1 el colegiado decretó el final del encuentro.

Fotos

Vídeos