El Efesé lleva 6.000 entradas vendidas para el derbi

Aficionados del Murcia celebrando un gol de su equipo en el último derbi en el Cartagonova./Nacho García / AGM
Aficionados del Murcia celebrando un gol de su equipo en el último derbi en el Cartagonova. / Nacho García / AGM

Las peñas del Murcia mantienen su postura y no viajarán; tampoco habrá actos conjuntos entre las dos directivas

F. J. MOYA / J. OTÓNCARTAGENA / MURCIA

A ocho días del derbi ya se ha superado la barrera de las seis mil entradas vendidas. A las cerca de 4.500 localidades despachadas gracias la promoción 3x1 para el próximo Cartagena-Murcia, que se jugará el sábado 11 de noviembre en el Cartagonova (18.00 horas), se han sumado otras 1.500 entradas vendidas en los diez últimos días. De este modo, en el club albinegro son optimistas y esperan que la entrada se acerque bastante a la registrada el pasado 19 de marzo en el último clásico regional. Hubo 12.376 espectadores esa tarde en el recinto de Benipila. De ellos, 400 fueron murcianistas que disfrutaron de lo lindo con el triunfo de su equipo (1-3).

Ahora, el asalto al liderato del equipo de Alberto Monteagudo puede ayudar a que aumente el ritmo de venta. También influirá bastante lo que suceda este domingo en Almendralejo. Si el Efesé gana al Extremadura y se afianza en el primer puesto, lo normal es que la próxima semana se anime bastante al ambiente 'futbolero' en la ciudad y la actividad en las oficinas del club vaya creciendo conforme se acerque el día del partido ante el Murcia.

El club grana -por su parte- ya tiene en su poder las 300 entradas que le ha hecho llegar el Cartagena. Cada una cuesta 20 euros, un precio que las peñas del Murcia consideran muy alto: «Que los aficionados del Murcia hagan lo que consideren. Es un precio desorbitado y desproporcionado que no está negociado ni pactado por ambos clubes. Es un precio fijado para que la afición del Murcia no viaje a Cartagena», dice Miguel Martínez, presidente de los peñistas y consejero del club grana.

«No hay nada que hablar»

A pesar de todo, el Murcia entiende que el problema real para la ruptura de las negociaciones no ha sido el precio precisamente: «El problema que desencadena todo este desencuentro es la negativa del Cartagena a negociar la ubicación de los aficionados del Murcia. A partir de ese momento lo demás es innegociable. No hay nada que hablar, ya no tiene sentido. Ellos no contemplan mover a sus aficionados de sitio», afirma Martínez. Las peñas no van a recular y no organizarán desplazamientos. «Los presidentes ya votaron en una asamblea que en estas condiciones no organizaríamos viaje al Cartagonova».

Para el partido de vuelta el precio de las entradas también podría ser alto, como respuesta de la directiva grana a una decisión del Cartagena que no ha gustado en la Nueva Condomina. En el Cartagena ni se inmutan y alegan que «por motivos de seguridad» era «imposible» colocar a los aficionados del Murcia en el fondo norte alto del Cartagonova. Y han recordado a los directivos del Murcia que tienen las 998 localidades del fondo norte bajo a su disposición. La relación entre Paco Belmonte y Deseado Flores es inexistente y, por eso, no se ha programado ningún acto conjunto entre clubes para la semana próxima. Flores y Raúl Moro no estarán en el palco del Cartagonova.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos