Fútbol | Segunda B

Varapalo en lugar de reacción

Javi Saura es desplazado por un rival./Sonia M. Lario / AGM
Javi Saura es desplazado por un rival. / Sonia M. Lario / AGM

El Lorca Deportiva, que esperaba remontar, encaja una goleada sonrojante

PEDRO RELorca

El Lorca Deportiva, que esperaba remontar el vuelo tras el triunfo en Mérida, hizo este domingo el mayor ridículo. La victoria de la anterior jornada se convierte en un espejismo en un equipo que volvió a defraudar a una afición que se dio cita en el Artés Carrasco en un número mayor que en partidos anteriores.

0 Lorca Deportiva

Alberto Hortal; Luismi, Adrián Argachá, Lulu, Lincoln (Mawi, minuto 46), Urzaiz (Carrasco, minuto 46); Loco Alonso, Dani Momprevil, Javi Saura, Cristhian Britos; y Gleyson (Juan Arcas, minuto 71).

6 Córdoba B

Marcos Lavín; Eric Cruz, Alberto García (Arnau, minuto 80), Rubén García, Soler; Jordi Ortega, Waldo Rubio, Álvaro Aguado (Hornero, minuto 75), Laro Setién; Sebas Moyano (Kevin, minuto 58) y Ebu.

Árbitro:
Daniel Yuste Querol (valenciano). Mostró tarjeta amarilla a Soler, Luismi, Dani Momprevil, Argachá, Eric Cruz y Lulu. Expulsó a Crhisthian Britos con doble amarilla en el minuto 64.
Goles:
0-1. M. 19. Laro Setién; 0-2. M. 29. Waldo Rubio; 0-3. M. 70. Ebu; 0-4. M. 78. Ebu; 0-5. M. Luismi, en propia meta; 0-6. M. 89. Waldo Rubio.
Incidencias:
Artés Carrasco, 400 espectadores.

Lo que le ocurrió este domingo al Lorca es digno de revisión, con unos jugadores que se salen de los partidos y que no dan la talla sobre el rectángulo de juego. El filial del Córdoba es un equipo que está diseñado para salvar la categoría, pero en Lorca encontró el escenario perfecto para sacar los colores a un equipo sin alma. De los jugadores que saltaron al terreno de juego se salvaron pocos, tal vez el guardameta Hortal, el lateral Luismi y el centrocampista Dani Momprevil.

Manuel Palomeque, que cambió el sistema de juego, empezó jugado con cinco defensas y no arrancó mal el partido para los lorquinos, que en los primeros minutos se acercaron al portal del guardameta Marcos Lavín. La afición local trataba de animar a un conjunto que controlaba el choque cuando estaban intactas las fuerzas, pero el paso de los minutos cambió la decoración, y es que los jugadores de Jorge Romero empezaron a tomar el mando del partido.

Waldo Rubio, que ya demostró sus cualidades en los minutos anteriores, penetró por la banda derecha y centró al punto de penalti, donde se encontraba Laro Setién para marcar el primer gol de la mañana, en un remate raso y junto al poste. El Lorca rompía una racha de dos encuentros sin que su portería fuera perforada, pero la reacción de los blanquiazules fue inmediata, con un remate de Luismi que salió fuera junto al palo y otra acción ofensiva desde la frontal de Britos que tampoco encontró puerta.

Cuando Waldo Rubio logró el segundo gol para su equipo, con un gran remate por la escuadra, empezó a terminarse el partido para los de casa. Con los dos goles en contra se llegó al descanso.

Tras el mismo llegaron los cambios y saltaron al terreno de juego Mawi y Carrasco, jugadores que no están en su mejor momento. El sistema de los lorquinos cambió, ya que había que arriesgar para buscar al menos el empate. El Lorca llegó más entonces, pero Gleyson primero y el Loco Alonso después desperdiciaron ocasiones claras. Y cuando el Lorca más buscaba el gol se acabó el choque ya que el local Cristhian Britos hizo una falta merecedora de tarjeta roja, el colegiado le enseñó la amarilla y, como ya tenía una, le mostró el camino de los vestuarios.

Desde ese instante se acabó el partido para el equipo local, que en los siguientes minutos fue encajando goles hasta llegar a la media docena. El tercero lo anotó Edu a los setenta minutos y ocho después repitió el mismo jugador. Luismi marcó en propia meta el quinto y cuando se iba a cumplir el minuto noventa llegó el sexto. El Lorca Deportiva jugará el próximo partido en casa del Marbella bajo la depresión ocasionada por este resultado.

Fotos

Vídeos