SEGUNDA B

La competitividad del grupo IV obliga al Jumilla a sumar seis puntos más y cruzar los dedos

JOSÉ ORTEGAJUMILLA

Tres jornadas después de la salida de Pato y la llegada de Fernández Romo al banquillo vinícola, el Jumilla ha sumado siete puntos que le mantienen muy vivo en la lucha por la permanencia. Una meritoria trayectoria que tiene que seguir alargando irremediablemente si quiere permanecer en Segunda B. Debido a la alta competitividad del grupo IV, los 41 puntos que ostentan los vinícolas les condenarían a la Tercera si todo acabara hoy, pero les mantendrían fuera del descenso en cualquiera de los otros tres grupos. Ni siquiera ganando los dos duelos que le quedan contra el Écija y el Recreativo, tendría la salvación asegurada.

En las últimas cinco jornadas equipos como Las Palmas Atlético, que ha ganado cuatro partidos y ha empatado el otro, han puesto la salvación más cara. El Jumilla se juega la vida ante el Écija, otro implicado, en el Municipal de San Pablo. Será el domingo, a partir de las seis.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos