Jornada 25

Zidane: «Bale es un jugador importante y siempre va a serlo»

Zinedine Zidane, durante la rueda de prensa en Valdebebas. / Foto: Rodrigo Jiménez (Efe) | Vídeo: Atlas

El técnico niega que haya dejado de confiar en el galés y pide perdón a Ceballos por el cambio sobre la bocina en Butarque

Óscar Bellot
ÓSCAR BELLOTMadrid

Tras dejarle en el banquillo en tres de los cuatro últimos partidos del Real Madrid, el nombre de Gareth Bale fue el gran protagonista de la rueda de prensa que ofreció este viernes Zinedine Zidane en Valdebebas, previa al choque que medirá el sábado a su escuadra con el Alavés en el Santiago Bernabéu. Negó el preparador galo que haya dejado de confiar en el galés. Al contrario. «Bale es un jugador importante de esta plantilla y siempre va a serlo», subrayó el técnico, que precisó que el '11', que acumula más de una veintena de lesiones desde que viste la elástica merengue, «está en un proceso, entrenando» y que necesita «meterse bien» en la dinámica del grupo, «como los demás».

«Hoy es Bale, cada día hay un jugador, y a mí lo que me interesa es la plantilla y no un jugador. Para mí son todos importantes», remarcó Zizou, que recordó que hay otros futbolistas «que no juegan casi nunca pero entrenan todos los días» y que a él también le importan «mucho estos jugadores».

Claro que el estatus de Bale no es el mismo que el de la mayor parte de sus compañeros, dada su condición de fichaje más caro en la historia del Real Madrid. ¿Puede estar más molesto que otros?, se le preguntó en consecuencia. «No lo sé, hay que preguntarle a él. Está bien, metido, y lo que quiero con Gareth es verle al cien por cien, no lo quiero perder otra vez», incidió el entrenador galo. «Seguro que va a tener su papel importante. No lo ha tenido porque ha tenido lesiones, pero lo va a tener como los demás», agregó. E insistió en que Bale «tene que estar bien para jugar todos los partidos. Como jugamos partidos cada tres días, tenemos que estar atentos con todos los jugadores», prosiguió Zidane que subrayó que va a contar con los todos los integrantes de su plantel «hasta el final». «El fútbol ha cambiado mucho y yo quiero a mis jugadores al cien por cien», remachó.

«Siento mucho lo de Ceballos»

Otro de los nombres propios de la comparecencia de Zidane fue el de Dani Ceballos, que se marchó abatido el pasado miércoles de Butarque tras disputar sólo 28 segundos como consecuencia de un cambio sobre la bocina que nadie entendió. No es habitual escuchar a un entrenador entonar el 'mea culpa' por el daño causado a un futbolista por una decisión suya. Zidane sí mostró su contricción por lo ocurrido. ¿Le supo mal lo de Ceballos?, se le interrogó. «Malísimo. Lo siento mucho, y además se lo he dicho», respondió serio el galo, que se mostró «encantado» con el ex del Betis, al que describió como «un tipo encantador». «Sabe que ha tenido pocos minutos pero sigue trabajando», valoró Zizou, que rememoró el gran partido que hizo el joven centrocampista en la primera vuelta contra el Alavés, marcando dos tantos que sellaron la victoria del Real Madrid en Mendizorroza. «Tiene que seguir peleando y sabiendo que va a tener minutos», agregó sobre la situación del internacional sub-21.

Tras encandenar seis partidos sin perder en Liga, con cinco victorias y un empate en las últimas jornadas que han aupado a los blancos al tercer puesto, y reconfortado sobre todo por el triunfo en la Chamopions ante el PSG, Zidane parece haber superado su etapa más delicada desde que aterrizó en el banquillo. Se le cuestionó acerca de las lecciones que había aprendido en ese periodo de turbulencias y si le había decepcionado algo o alguien. «No. La vida es así. Lo más importante para una persona, y no estoy hablando de un entrenador, es dar el máximo. Lo que intento hacer con mi pasión, con lo que me gusta, es dar el máximo cada día. Mi padre me enseñó eso. El resto, las cosas no siempre te pueden salir bien. Te tienen que salir cosas malas para apreciar las cosas buenas. Es lo que intento hacer. La gente hace su trabajo y yo hago el mío», apuntó. «Yo aprendo mucho porque escucho. Hay mucha gente que no escucha. Es una cualidad que tengo», puntualizó.

Se dijo orgulloso «de todo el equipo» por el cambio de dinámica operado en las últimas semanas. «Tenemos carácter y personalidad para hacer este tipo de cosas. Meter 26 goles en seis jornadas es muy bonito», destacó el técnico, que no se mostró demasiado preocupado porque esos resultados hayan venido acompañados por diez goles encajados. «Forma parte del fútbol. Lo que hay que saber es cómo podemos minimizar nuestros errores, pero los rivales nos pueden marcar y poner en dificultades. Eso es normal», defendió. «Si marcamos siempre un gol más que el adversario me iré contento», atajó.

Se refirió también Zidane a la muerte el jueves de un ertzaina que formaba parte del dispositivo para contener a los ultras del Spartak de Moscú antes del partido de la Liga Europa que enfrentó al equipo ruso con el Athletic en San Mamés. «La violencia no me gusta, es muy mala. Cuando pasan estas cosas es muy difícil entenderlo. Espero que estas cosas no pasen más», dijo el francés, que no quiso entrar al trapo cuando se le preguntó su opinión sobre la reunión de algunos jugadores del PSG con radicales del conjunto parisino para preparar la vuelta de octavos de la Champions, limitándose a expresar su creencia de que «los clubes quieren combatir todo eso».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos