Real Madrid

De dos en dos para sumar de tres en tres

Isco Alarcón, bigoleador del Real Madrid ante el Espanyol. / Afp

El Real Madrid ha visto cómo, frente a la falta de gol, varios de sus jugadores se han turnado para marcar un doblete

JULIÁN ALÍAMadrid

El Real Madrid lleva consigo un déficit de siete puntos desde el inicio de la Liga. Perdió para cuatro partidos a Cristiano Ronaldo una semana antes de debutar en el campeonato. Tras la victoria clara en Riazor, fue en el Bernabéu donde se empezó a acusar esa falta de gol ahora tan recurrente. El Madrid dominó a un Valencia que empezó a crecerse cuando éste no encontraba la portería, y, de hecho, se puso por delante. Aquel día fue Marco Asensio el adalid madridista, el único jugador que pareció capaz de evitar que su equipo no perdiese puntos aquella noche. El doblete del mallorquín sirvió más para evitar una derrota que para conseguir un empate.

Tras otras tablas frente al Levante (1-1) y la reaparición de Cristiano Ronaldo entre semana, que le endosó también dos goles nada sorprendentes al Apoel, se desplazó el cuadro de Zidane a San Sebastián. En Anoeta, fue Mayoral quien se marchó de vuelta a Madrid con gol y medio debajo del brazo. Dos jornadas pero sólo una semana después -en pos de caer ante el Betis en casa- Ceballos, un jugador nada propenso a perforar la portería hasta el momento, le brindó una victoria sufrida a su equipo. Dos tantos suyos en Vitoria fueron suficientes para neutralizar a un Alavés que consiguió su primer gol de la temporada. Tres días después, otro doblete de Cristiano; en Alemania, en el campo ‘maldito’ del Borussia de Dortmund y, por último, el domingo, Isco hizo lo propio para cortar la sangría de ‘pinchazos’ en el Bernabéu.

Asensio, Mayoral, Ceballos e Isco en Liga y Cristiano en Champions, por partida doble. Tres de ellos, goleadores en solitario. Desde la primera jornada, siempre que el Real Madrid ha conseguido más de un gol, ha sido gracias a un doblete de uno de sus jugadores. En la competición nacional, un héroe inesperado distinto cada día que, salvo contra el Valencia, bastó para hacerse con el triunfo. Por su parte, Lucas Vázquez todavía se lamenta por la tercera jornada, en la que pudo entrar a formar parte de ese selecto grupo que, cada jornada, se hace más amplio. Ahora, con vistas al partido en Getafe tras el parón de selecciones, Zidane ya ha girado su ruleta, esperando para ver quién es el elegido para entrar en estado de gracia.

Fotos

Vídeos