Fútbol

LaLiga Santander

Jornada 30

Al Atlético le salva un error

Gameiro festeja con Koke el tanto que le dio la victoria al Atlético. /Pierre-Philippe Marcou (Afp)
Gameiro festeja con Koke el tanto que le dio la victoria al Atlético. / Pierre-Philippe Marcou (Afp)

Los rojiblancos, sin control, dan las gracias a un polémico penalti ante un buen Dépor

Amador Gómez
AMADOR GÓMEZMadrid

Sin el sancionado Griezmann y con Diego Costa en el banquillo hasta que se cumplió la hora, el Atlético de Madrid se aprovechó de un agarrón de Mosquera a Saúl resuelto por el árbitro con un polémico penalti para reencontrarse con la victoria y afianzarse en la segunda plaza de la Liga, mientras el Deportivo, pese a su buen partido, camina hacia el descenso después de 15 jornadas sin conocer el triunfo.

El Wanda Metropolitano no era un buen escenario para el Deportivo para puntuar, pese a las urgencias del equipo de Clarence Seedorf, aunque el conjunto gallego no estuvo lejos de la sorpresa, porque el Atlético mostró una extraña falta de control y continuidad y los tres puntos estuvieron en el aire hasta el pitido final. Pese a jugar un pobre encuentro ante un candidato a Segunda, el Atlético volvió a la senda de la victoria, en este caso muy sufrida, gracias a un error. Durante gran parte del encuentro el Atlético fue superado por un Deportivo que pudo golpear a la contra pero perdió su gran oportunidad cuando Lucas Pérez perdonó en el primer tiempo ante Oblak, de nuevo grandioso para evitar con el pie que se adelantase el equipo coruñés.

En el debut del canterano Carlos Isaac en el lateral derecho por las ausencias por lesión de Juanfran, Vrsaljko y Giménez, el equipo de Diego Pablo Simeone marcó precisamente cuando peor estaba frente a un Deportivo que ofreció muy buena imagen a partir del ecuador de la primera parte y salió con mucho peligro y velocidad a la contra, pero no tuvo remate. Prometió también mucho el Atlético en el inicio, en el que los colchoneros salieron ambiciosos y verticales para sentenciar cuanto antes, pero a los locales les falló entonces precisión en el último pase, no fueron capaces de generar ocasiones claras y se fueron desinflando, también físicamente. La explosividad rojiblanca duró menos de 20 minutos, y a partir de ese momento el Deportivo, intentando jugar liderado por la clase del turco Emre Çolak, comenzó a sacudirse el dominio del favorito y a llegar con peligro frente a una defensa en la que Savic ofreció demasiada fragilidad.

1 Atlético

Oblak, Carlos Isaac (Diego Costa, min. 63), Savic, Godín, Lucas, Gabi, Thomas (Toni Moya, min. 88), Correa, Koke, Saúl y Gameiro (Fernando Torres, min. 72).

0 Deportivo

Rubén, Juanfran, Albentosa, Sidnei, Luisinho, Guilherme, Mosquera, Muntari (Borja Valle, min. 63), Çolak (Bakkali, min. 77), Adrián (Andone, min. 82) y Lucas Pérez.

Árbitro:
Trujillo Suárez (Tinerfeño). Tarjetas amarillas a Luisinho, Carlos Isaac, Lucas Pérez, Diego Costa y Mosquera.
Goles:
1-0, minuto 34: Gameiro, de penalti.
Incidencias:
Partido correspondiente a la 30ª jornada de Liga, disputado en el Wanda Metropolitano. 49.351 espectadores.

Así ocurrió cuando el serbio cometió un primer fallo importante al intentar despejar un balón en largo a Lucas Pérez, pero el delantero coruñés se estrelló entonces con Oblak, que aunque tuvo poco trabajo fue también decisivo un cuarto de hora antes de que Trujillo Pérez entendiese que la ingenua e innecesaria acción de Mosquera sobre Saúl fue suficiente para señalar el punto fatídico, pese a que el centrocampista rojiblanco exagerase su caída en el área. El Deportivo tiró por tanto en las áreas lo que elaboró y destruyó en el resto del campo, pero el Atlético pasó por más de un sobresalto no sólo en el período inicial, sino también tras el descanso, porque Adrián hizo padecer mucho a Carlos Isaac, hasta que el joven defensa fue sustituido por Diego Costa para que Thomas ocupase el lateral diestro hasta que debió retirarse por precaución.

El caso es que cuando el encuentro ya se había inclinado a favor del Deportivo y cuando el Atlético se tambaleaba, llegó ese penalti que a la postre resultaría clave, porque hasta que no salió Diego Costa para dar otra energía al equipo, poco antes de que Godín evitase otra ocasión de los visitantes con Oblak ya batido, los rojiblancos no reaccionaron. Hasta entonces el Atlético estuvo durante muchísimo tiempo a merced del Deportivo, que estuvo muy vivo hasta el final y volvió a verse frustrado cuando Borja Valle se iba a plantar solo ante Oblak en el minuto 68 y Lucas llegó como un rayo para arrebatarle el balón. Pero ahí no se acabó el sufrimiento local. El Atlético, muy acostumbrado a defender con éxito sus exiguas ventajas, aunque cayó 'in extremis' en el anterior partido ante el Villarreal, terminó pidiendo la hora entre el desorden.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos